historia.jpg

PANCHO VILLA Y SU INCURSIÓN A COLUMBUS, NM.

 

¿CONOCÍAN LOS ESTADOS UNIDOS  DEL ATAQUE DE VILLA ANTES DE QUE PASARA? 

Para el pueblo fronterizo de Columbus, Nuevo México, la fecha del 9 de marzo de 1916 se recordará para siempre,  en este día,  Pancho Villa realizó su  famoso ataque fronterizo.

Fue un evento que casi llevaría a la guerra a los Estados Unidos y México. Fue un evento que tomó a los habitantes de Columbus, Nuevo Mexico y del resto del país por absoluta sorpresa. Hay evidencia sin embargo, que sugiere que el gobierno de los Estados Unidos que  estaba bajo la conducción del  Presidente Woodrow Wilson,  conocía de las intenciones de Francisco Villa y le dieron su complacencia. Lo que sigue ilustra las razones de por qué el gobierno de esa época permitió que tal  evento ocurriera. 

Los eventos que sucedieron el 9 de marzo de 1916 tenían sus razones de ser, Francisco "Pancho" Villa era hombre que estaba deseoso de venganza. Este sentimiento que parecía como un cuchillo que se tuerce en su intestino tuvo su inicio  muy al principio de la Revolución Mexicana. Era entonces el tiempo cuando  Villa era un buen  amigo de los americanos. Era una amistad, sin embargo, que  no se dio por todos los lados. Como  amigos a menudo tuvieron desacuerdos. Villa quería  asegurarse de ser él quién  dijera la última palabra  y tener la mano arriba. 

En cierto grado, Francisco Villa y los Estados Unidos parecían llevarse bastante bien desde el principio.  Villa haría a menudo visitas a lo largo de los pueblos fronterizos después de haber completado algunas de sus campañas. Fue recibido con frecuencia como una celebridad. Los americanos se reunían para ver al famoso luchador mexicano  que estaba abanderando la libertad de su pueblo. A Villa se le vio comiendo helados en las neverías de la frontera.  Fransico Villa y Pascual Orozco fueron retratados juntos  en una tienda local que alguna vez existió en el pueblo fronterizo de El Paso. Irónicamente, Villa  también fue fotografiado de pie al lado de su amigo John Pershing. El mismo Pershing que un día estaría tratando de cazarlo.  

 

Pancho Villa ataca Columbus, Nuevo México.

En la oscuridad del principio de la mañana del 9 de marzo de 1916, guerrillas de la Revolución mexicana bajo el mando del general Francisco "Pancho" Villa atacaron en Nuevo México un pequeño  pueblo fronterizo y campamento del ejército denominado Columbus, el mismo sitio que es ahora el  Parque Estatal Pancho Villa.

Cuando el sol subió en la mañana del 9 de marzo de 1916, el centro de Columbus,  Nuevo México era una verdadera ruina entre humo y llamas. La noticia del ataque de Pancho Villa en el pueblo se difundió por el telégrafo, sirviendo de encabezado de todos los periódicos a lo largo de la nación. El  campamento Furlong,  el fortín militar de Columbus, pronto hirvió con la actividad como las tropas frescas que llegaron por  tren y el ejército americano se  preparó para seguir a Villa en México.    

 

Las razones de Pancho Villa para atacar el poblado de Columbus.

El 8 de marzo de 1916 Pancho Villa y cerca de 400 de sus hombres llegaron aproximadamente a cuatro millas  de Columbus, Nuevo México. Se estaban preparando para atacar este pequeño pueblo americano. ¿Por qué Villa escogió este pueblo pequeño?, todavía es un tema para el debate entre historiadores. El pueblo tenía una guarnición de aproximadamente 600 soldados. Estaba allí la casa de Sam Ravel, un hombre a quien Villa le había dado el dinero para comprar armas. Ravel nunca le  entregó las armas, ni le devolvió el dinero. 

Antes del ataque Villa  les dijo a sus hombres las razones del ataque y porqué había decidido atacar este pueblo americano,  Él les dijo que el gobierno de Carranza había vendido prácticamente México a los americanos. También mencionó cómo los EE.UU. se habían atribuido el poder para nombrar a tres miembros ministeriales mexicanos. Sin embargo, todos esto significó muy poco para los soldados analfabetos del ejército de  Villa.  

Uno de los oficiales de alto rango de Villa, Pablo López,  puso todo en términos claros. “Queremos la venganza en contra de los americanos,”  gritó. Luego López dijo que los EE.UU. eran culpables de su derrota en Agua Prieta y en Celaya. Acusó a los americanos de permitir a los  Carrancistas viajar en tren por el lado americano para reforzar su guarnición. Villa agregó otra imputación seria, diciendo que los EE.UU. les habían vendido  armas y municiones defectuosas. 

El remate sin embargo, fue el acto terrible que había ocurrido sólo dos días antes en El Paso. Según los reportes de la época, lo que sigue era práctica normal. Unos 20 mexicanos  habían sido arrestados por la policía local y habrían sido empapados con querosén para despiojarlos. Alguien puso fuego muy cerca de los hombres. Nunca será probado si el fuego fue un accidente o no. Sin embargo, los 20 mexicanos se quemaron vivos. Después de oír esta historia, los soldados de Villa estaban ahora sí, listos para luchar en contra del ejército americano entero. 

 

A las 4:45 de la mañana del 9 de marzo  los hombres de Villa montaron rumbo a Columbus, disparando dentro de las barracas del ejército acuartelado y tomando por sorpresa a  los soldados americanos. Otro grupo montó rumbo al pueblo  disparando contra  las casas y a cualquier civil que saliera. Los Villistas atacaron entonces  un hotel y allí mataron a cuatro de los huéspedes.

Villa se había quedado del lado mexicano de la frontera con un grupo pequeño de sus hombres. Entretanto sus invasores estaban buscando a Sam Ravel, pero nunca fue encontrado. Ya había dejado el pueblo mucho antes, pues tenía una cita concertada con su dentista en El Paso.

Las tropas americanas regresando de su sorpresa  ya estaban disparando en  persecución de los Villistas todavía en la oscuridad previa del amanecer. Muy pronto los cielos se iluminaron con el resplandor del fuego iniciado por los invasores en el hotel. Esto les dio mejor visibilidad a los americanos pudiendo distinguir mejor sus blancos. Cerca de las 7:30 de la mañana y después de tres horas de ataque, un clarín villista tocó la retirada. Los mexicanos recogieron sus heridos y retornaron a México.

Las tropas americanas perseguían y disparaban a los mexicanos en su retirada y penetraron hasta aproximadamente cinco millas dentro de México. Allí, los soldados americanos encontraron fuerte resistencia de las luchadoras fuerzas de Villa. Los americanos se retiraron rápidamente y retornaron a Columbus.

Más de 100 Villistas habían muerto en el ataque. Se calcula que murieron aproximadamente 17 americanos, principalmente civiles.  

Después de su derrota en Celaya, Pancho Villa tenía ahora una victoria, de la cual podría sentirse orgulloso. Lo que vendría después habría de  sorprender a todos... la Expedición Punitiva

Autor: Ing. Manuel Aguirre Botello

Fuente: Katz, Freidrich, Katz. The Life and Times of Pancho Villa. Stanford University Press, 1998. Photos: Coleccion de fotos de Pancho Villa de Ojinaga. Commons.wikimedia.org

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia