chihuahuense.jpg

FRANCISCO "EL CHARRO" AVITIA

Nació en Pilar de Conchos, (Hoy Valle de Zaragoza), Chihuahua, el 13 de mayo de 1915. Llegó a Ciudad Juárez cuando tenía 6 años y vivió por el rumbo del Arroyo Colorado.

De pequeño, cuidaba borregos y con lo poco que ganaba ayudaba a mantener a su numerosa familia. Durante su adolescencia recorrió guitarra en mano cantinas y centros nocturnos de la avenida Juárez y la calle Mariscal. En 1930 fundó el Sindicato de Cancioneros de Chihuahua.

Cuando fue un poco mayor se mudó a la capital y tuvo la suerte de conocer a José Eduardo Pierson que tenía una academia de música, a la que acudieron Dolores del Río, Pedro Vargas, Jorge Negrete, José Mojica y el Doctor Ortiz Tirado. Su padrino artístico fue el gran Joaquín Pardavé, pero fue Pedro de Lille quien lo bautizara con ése nombre y quien le ayudó a entrar a la XEW en 1934, dónde se convirtió en una estrella junto con Pedro Infante y Jorge Negrete.

En 1948 se presentó en la campaña política del candidato a presidente de la república Miguel Alemán, y éste lo recomendó a Emilio Azcárraga para que lo promoviera artísticamente.

En 1953 se casó con María Teresa Sáenz, quién fungía como su representante y secretaria, al ser la persona más cercana al cantante y quién más lo conocía.

Participó en más de 20 películas, su carrera cinematográfica inició con la cinta "Si fuera una cualquiera". Sus interpretaciones a base de corridos tuvieron un gran éxito entre el público de los Estados Unidos, por lo que grabó un total de 28 LP e incontables sencillos.

A lo largo de su carrera artística obtuvo muchos reconocimientos tanto nacionales como internacionales, entre los que destacan el premio “Hollywood” recibido en la ciudad de Los Ángeles, California. Fue galardonado con las medallas "Virginia Fábregas" y "Eduardo Arozamena", brindadas por la Asociación Nacional de Actores por sus 25 y 50 años de carrera artística, respectivamente.

Francisco “Charro Avitia” Tapia, murió a la edad de 80 años el 29 de junio de 1995, su imagen se recuerda como un hombre de pueblo que usaba un lenguaje florido y espontáneo y una voz poderosa, aguardentosa que emanaba sentimiento en cada nota, en cada canto que le entregaba a su tierra y a su realidad, con la que conquistó a su público.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia