historia.jpg

EL ABRAZO DE ACATEMPAN

 

El Abrazo de Acatempan es un suceso de la Historia de México ocurrido el 10 de febrero de 1821,en el que participaron Agustín de Iturbide, comandante en jefe del ejército del Virreinato de Nueva España (gobernado entonces por Juan Ruiz de Apodaca) y Vicente Guerrero, jefe de las fuerzas que peleaban por la Independencia de México. Este abrazo marcó la reconciliación entre las fuerzas virreinales (integradas mayoritariamente por criollos) y el ejército insurgente.

Al ser relevado Felix María Calleja como virrey en septiembre de 1816, tomó el cargo el capitán general de Cuba, un marino: Juan Ruiz de Apodaca.

Apodaca implementó una política distinta a la de sus predecesores: Francisco Javier Venegas de Saavedra y Félix María Calleja del Rey. Creó el indulto, que le fue concedido a la mayoría de los líderes insurgentes, como Nicolás Bravo e Ignacio López Rayón. Sólo se negaron a acogerse a esta política: Pedro Moreno, Guerrero, Victoria, Andrés Quintana Roo y Leona Vicario. Gracias a esta política, la Nueva España vivió casi tranquilamente hasta finales de 1819.

El 1 de enero de 1820 en Las Cabezas de San Juan (Andalucía, España) el coronel Rafael de Riego se levantó en armas, proclamando que el rey Fernando VII debía jurar la Constitución de Cádiz, que las Cortes Generales proclamaron en 1812. El 26 de mayo el intendente de la provincia de Veracruz, José Dávila proclamó la Constitución de Cádiz.

Juan Ruiz de Apodaca hizo lo mismo en la capital el 31 de mayo, provocando con ello protestas y motines.

En México esta noticia tomó por sorpresa a los novohispanos. Se temía que se suprimieran los privilegios del clero y del ejército, y que una nueva época liberal llegara al país. Los criollos, acaudillados por el inquisidor general Matías de Monteagudo y por Apodaca, se reunieron en la Iglesia de la Profesa, y ahí conspiraron y resolvieron separarse de España.

Cuando Vicente Guerrero se enteró de la situación, intentó convencer al coronel José Gabriel de Armijo, comandante realista en el sur, de unirse a su movimiento. Armijo permaneció leal al gobierno español. Guerrero intentó nuevamente persuadirlo a través de una carta fechada el 17 de agosto, que le fue enviada a Armijo con el coronel Carlos Moya.

El 9 de noviembre renunció José Gabriel de Armijo, comandante de las operaciones en el sur del país, por diferencias habidas con el virrey Apodaca, quien lo transfirió a Sevilla de inmediato.

Guadalupe Victoria, por otra parte, se ocultaba en las cuevas de la sierra de Veracruz. De este modo, el frente permanecía tranquilo, pero la captura del líder guerrillero se antojaba casi imposible.

El virrey Apodaca, por consejo de Matías de Monteagudo, nombró a Agustín de Iturbide como reemplazo de Armijo, y el 16 de noviembre Iturbide salió de la Ciudad de México y estableció su cuartel general en Teloloapan. Llevaba consigo doce mil pesos oro.

 Iturbide empezó a planificar sus acciones militares, con la intención de destruir a las fuerzas insurgentes. Sus primeros combates resultaron desastrosos, pues fue derrotado en prácticamente todas las batallas. Se dio cuenta que Vicente Guerrero y sus hombres conocían como nadie las montañas del Sur, y que en ese terreno sería casi imposible derrotarlos.

Comprendió entonces que la Independencia "sólo se lograría si los militares insurgentes se aliaran con las fuerzas que militamos bajo las órdenes del Rey", como había dicho a un subordinado tras sufrir su única derrota, en el fuerte del Cóporo

Agustín de Iturbide empleó pues, una nueva estratagema: escribió a Guerrero el 10 de enero, pidiéndole que se retirara de la lucha, que el gobierno respetaría su cargo militar y le concedería el indulto. Guerrero se negó terminantemente. Entonces Juan Ruiz de Apodaca envió al padre de Guerrero al campo de batalla para suplicarle que aceptara el indulto. Ante esta situación, Guerrero pronunció su frase más conocida: "La Patria es primero"´.

Los hombres al mando del teniente coronel Francisco Antonio Berdejo fueron derrotados nuevamente el 27 de enero de 1821, por las fuerzas insurgentes. Iturbide había enviado una carta fechada el 25 de enero en Teloloapan, en la que le solicitaba una entrevista y le exponía los puntos de su programa político, posteriormente recogido en el Plan de Iguala.

El encuentro se realizó en la población de Acatempan, el 10 de febrero, ante las tropas de Iturbide y de Guerrero. Según el relato de Lorenzo de Zavala, se entabló un breve diálogo entre ambos caudillos, tras el cual se produjo el abrazo.

Lucas Alamán desmiente esta versión. Según él, Iturbide no logró inspirar suficiente confianza en Guerrero, y éste envió en su lugar al teniente José Figueroa, quien estaba facultado por Guerrero para arreglar todas las las condiciones.

Una vez que obtuvo la anuencia de Vicente Guerrero, Iturbide sabía que los distintos grupos insurgentes que aún quedaban en el país, se irían agregando poco a poco a su plan.

El proyecto consideraba una "monarquía moderada" encabezada por Fernando VII y daba otras opciones en caso de que este no pudiese venir. En ningún párrafo se menciona la palabra república.

Por si fuera poco, los criollos y los peninsulares que habían conspirado en La Profesa para proteger sus derechos, sus propiedades y sus prebendas, también quedaban incluidos en el plan y hasta el virrey Apodaca quedaba nombrado como Presidente de la junta gubernativa provisional.

El plan consideraba la creación de un ejército para sustentarlo y que llevaría el nombre Ejército de las Tres Garantías, por las razones descritas.

Inicialmente el ejército estuvo formado por apenas 2,500 hombres, al mando de Guerrero, más los que estaban al mando de Iturbide, bastante pocos, comparados con  los del Ejército Realista. Sin embargo, all difundirse el plan por toda la Nueva España, muchos grupos militares, tanto realistas como insurgentes se fueron acogiendo al Plan de Iguala y el poder del nuevo ejército se hizo patente.

El 24 de febrero de 1821 (14 días después de la reunión Guerrero-Iturbide), finalmente pudo suscribirse dicho proyecto, denominado Plan de Iguala, por el sitio en que se concretó y se firmó. Fue proclamado  pública y solemnemente el día 2 de marzo del mismo año.

 

El mismo 24 de febrero Agustín de Iturbide proclamó su Plan de las Tres Garantías en Iguala, donde surgió el Ejército Trigarante, que se encargó de marchar por todo el país difundiendo el Plan de Iguala. También, en esa fecha, el sastre José Magdaleno Ocampo, entregó a Iturbide el pendón trigarante, que había sido confeccionado por encargo del coronel. Ahora se celebra ese día como el Día de la Bandera, y a la Bandera Trigarante se le considera el primer pendón de la época independiente.

Los tres principios fundamentales del Plan de Iguala fueron: Religión Católica, Unión e Independencia. Por tal motivo la bandera que ondeó por primera vez y que fue origen de la actual, era tricolor y por lo mismo trigarante, o de las tres garantías, como también se le llamó. El color blanco garantizó la Religión Católica, el color rojo la Unión y el color verde la Independencia.

Poco después, Apodaca fue relevado como virrey y en su lugar llegó Juan O'Donojú, quien sería el último virrey. Iturbide se entrevistó con él en Córdoba, el 24 de agosto, y le hizo ver que la causa hispánica ya estaba perdida y que tenían pocos (menos de la décima parte del ejército) de su lado. O'Donojú comprendió y se suscribieron los Tratados de Córdoba, que dieron fin a la Guerra de Independencia y que reconocían la soberanía de México.

Tras de la firma de los Tratados de Córdoba, Don Juan O'donojú se dirige a la ciudad de México, con el objeto de cumplir con la última de sus cláusulas, que consistía en emplear su autoridad, para que las tropas al mando del general Francisco Novella efectuaran su salida "sin efusión de sangre y después de una capitulación honrosa".

El día 7 de septiembre en la Hacienda de los Morales, en las cercanías de la ciudad, se acepta la firma de un armisticio mediante el cual Novella reconoce la autoridad de O'Donojú como capitán general entregándole el mando de la guarnición de la Ciudad de México.

El día 13 de septiembre Iturbide al mando de 4000 hombres se apostó en las afueras de la hacienda de La Patera. En su interior y tras larga reunión entre el general Novella y O'Donojú, el primero acepta entregar la plaza sin pelear y en virtud de la enérgica presión ejercida por el jefe político superior.  Posteriormente ingresa Iturbide y se decide prolongar el armisticio hasta el día 16 de septiembre.

El 22 y el 23 de septiembre de 1821 las fuerzas expedicionarias españolas al mando de Novella emprendieron la evacuación de la ciudad capital y dejaron libre el acceso al ejército trigarante encabezado por Iturbide.

El 25 de septiembre salió del país con destino a España el ex-virrey Juan Ruiz de Apodaca, conde del Venadito y el 26 de septiembre entró por la garita de Belén, al que se consideró último virrey de la Nueva España, Don Juan de O'Donojú y O'Rian, aunque su cargo oficial fue de jefe político superior.

 

El 27 de septiembre de 1821 entró a México el Ejército Trigarante encabezado por Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, que incorporaba a la mayor fuerza armada que jamás hubiera desfilado en la Ciudad de México: el Ejército Trigarante que estaba formado por un poco más de 16,000 hombres de distintas regiones del país.

La primera puerta de entrada del orgulloso ejército mexicano fue una de las diversas garitas que rodeaban la ciudad, en este caso la historia nos narra que fue la Garita de Belén.

Finalmente, el 27 de septiembre el Ejército Trigarante, con Iturbide a la cabeza, hizo su entrada triunfal a la Ciudad de México.

Fuentes: creativecommons.org

Historia de la Consumación de la Independencia

México a través de los siglos 1889

Historia de México, Ediciones Castillo

Carta de renuncia del coronel Armijo, 9 de noviembre de 1820

Historia Ilustrada de México Vol.1

México a través de los siglos, 1889; pp.671-672

México a través de los siglos, 1889; p.674

México a través de los siglos, 1889; pp.675-676

Ilustración: Pintura “Abrazo de Acatempan”  pintor Jesús Helguera.

                Entrada del Ejército Trigarante (pintura anónima)

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia