historia.jpg

LA GUERRA DE LOS PASTELES

 

PRIMERA INTERVENCIÓN FRANCESA

La Intervención Francesa de 1838 conocida también bajo el nombre de Guerra de los Pasteles, tuvo como antecedentes las reclamaciones de Francia al gobierno mexicano por las Declaraciones Provisionales de 1827, así como por los saqueos y destrucciones de propiedades de ciudadanos franceses radicados en México, durante los disturbios ocurridos entre aquellos años (Motín del Parián); por los prestamos forzosos a súbditos franceses que eran contrariosal “derecho de gentes”; denegación de justicia, actos, decisiones y juicios ilegales de autoridades administrativas, militares y judiciales de México.

Entre los daños a franceses se destacó la de un pastelero de Tacubaya por $60,000. Francia reclamó a México la suma total de $600.000 mil pesos por indemnización a ciudadanos franceses; la destitución y castigo de funcionarios mexicanos; además de que exigió que Francia fuera la nación más favorecida en materia de comercio y navegación, entre otros.

El barón Deffaudis mandó un informe mal intencionado a la cámara de representantes en París sobre la situación de los súbditos franceses que vivían en México. En respuesta a este documento el gobierno de Francia envío al Contralmirante Botherel de la Bretoniere, comandante de la escuadra francesa en Las Antillas para investigar sobre las supuestas agresiones a los súbditos franceses.  

El 8 de abril de 1837 arriba al Puerto de Veracruz, Botherel para efectuar las investigaciones. Manifestando que los informes sobre México eran falsos. No obstante, el barón Deffaudis, había salido hacia Veracruz el 29 de diciembre de 1837, a su llegada, recibió diversos comunicados de Francia en los que se aprobaba su conducta y resultó aún más claro, cuando en marzo de 1838 fondeo ante Veracruz una escuadra de la Marina Real Francesa al mando del Comandante Bazoche.

A pesar de las demandas del gobierno mexicano pidiendo explicaciones a la legación francesa en México, sobre la llegada y presencia en nuestras costas de dicha fuerza naval. No fue hasta el 18 de marzo de 1838 cuando llegó el ultimátum de Francia entregado por Deffaudis con las reclamaciones de esa potencia, como no hubo arreglo por ambas naciones, el 16 de abril Francia rompe relaciones con México e impone el bloqueo de la costa del Golfo de México. Mientras tanto, Deffaudis es reemplazado por el Contralmirante Baudin, quien llega a Veracruz a fines de octubre para reforzar el bloqueo impuesto y exigiendo una respuesta al ultimátum.

Ante aquellas circunstancias, se comisionaron para entablar pláticas con Baudin, al ministro de Relaciones Luis G. Cuevas en Jalapa; más tarde, al no llegar a un arreglo, se comisiono a los oficiales de Marina Luis Valle y Pedro Díaz Mirón para entregar a Baudin la respuesta a su pliego: no exención a los franceses de la prohibición del comercio al menudeo, los préstamos forzosos, únicamente concedía el pago de 600 pesos por reclamaciones e intereses.

La guerra fue inevitable, el contralmirante Baudin cumplió su amenaza, a las dos y media de la tarde del día 27 de noviembre de 1838, los franceses rompieron fuego sobre San Juan de Ulúa. Los modernos proyectiles de los barcos franceses cayeron sobre el castillo con un efecto devastador. El General Gaona, advirtió que no podría continuar su resistencia más allá de la noche, pues casi todos sus artilleros habían muerto y se habían agotado las municiones. El General Gaona pidió instrucciones al General Rincón y este decidió comisionar al General Santa Anna para inspeccionar el Castillo.

Santa Anna al advertir la penosa situación de la fortaleza, dejó que el Consejo de Oficiales determinase la rendición de Ulúa. El baluarte de San Miguel fue destruido y los muertos y heridos fueron en su mayor parte de la Marina Mexicana, entre los heridos, el Capitán de Fragata Blas Godínez Brito. Los defensores de Ulúa no tuvieron otro camino que capitular el 28 de noviembre de 1838.

Los franceses tomaron posesión de Ulúa el 28 de noviembre a las 12:00 horas, momento en que la guarnición mexicana abandonaba el Castillo con todos los honores de la guerra. A consecuencia de lo ocurrido, en noviembre de 1838 se publicó por bando solemne el Decreto declarando la guerra a Francia, el pueblo de Veracruz acudió al Ayuntamiento, pidiendo armas y jefes que organizaran los cuerpos de voluntarios para marchar a Veracruz. El 5 de diciembre, una espesa niebla envolvía el puerto, circunstancia favorable que aprovechó Baudin para un desembarco sorpresivo sobre Veracruz.

Después de este bombardeo y de los desórdenes que siguieron a éste, que fueron muy perjudiciales a los intereses del comercio inglés en México, el Ministro Richard Pakenhan, se ofreció de mediador para que ambas naciones llegasen a un acuerdo, la reunión fue llevada a cabo en la Fragata inglesa “Madagascar”. Los plenipotenciarios formularon el convenio respectivo que fue firmado el 9 de marzo de 1839 y el tratado de paz se firmó el 21 de marzo de ese mismo año por el presidente interino General Antonio López de Santa Anna y el 6 de julio por el monarca francés.

Fuente: Centro de Estudios Superiores Navales

www.cesnav.edu.mx

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia