historia.jpg

CAPSULA CULTURAL...CUSIHUIRIÁCHIC

Por: Marcelino Martínez Sánchez

Sociedad de Estudios Históricos de Cuauhtémoc "Victoriano Díaz" A.C.

Aquí donde los sabios rarámuris vieron en el cerro alto la forma del palo parado o “cusi”, que es el bastón sagrado heredado al indio que conserva toda la sabiduría tarahumara.

Estas tierras fueron vistas por los españoles hacia el 1649, cuando el gobernador de la Nueva Vizcaya, don Diego Guajardo Fajardo, reprimía a los tarahumaras sublevados del rebelde Teporaca.

La primera vista que tuvieron los españoles de estas tierras fue la abundancia de corrientes de agua, de lagunas y abundancia de bosques.

El avance evangelizador de los frailes jesuitas llevó a que los indígenas de aquí acudieran a la atención de Barrio Nuevo y Gamboa en la misión de San Bernabé que fundaron hacia 1674.

Buscando protección al castigo paterno de María Quiroga, Antonio Rodríguez encontró en esta sagrada serranía las vetas de plata que desde aquel 4 de agosto de 1687 convirtió a Cusihuiriáchic en el Real de Minas que la religión española puso bajo el amparo de Santa Rosa de Lima.

Con mas de 3 siglos de existencia, Cusihuiriáchic recuerda las inmensas riquezas extraídas de sus minas como San Bernabé, San Miguel, Promontorio y La Reina, que su filón de plata provocó muchos comentarios, mitos y leyendas en 1897.

Es importante momento para hacer desfilar en la memoria de este pueblo minero nombres y apellidos que aparecen en la muy rica historia de Cusihiriáchic y que están relacionados con la plata, empezando con Antonio Rodríguez y María Quiroga, Cortez de Monroy, Trasviña y Retes y muchos más.

Que se sepa que a la plata de Cusihuiriáchic están asociados también los apellidos Nevárez, Ramírez, Barbier y Salas, en la bonanza de La Reina y la jugada tracalera de Mc Curdy.

En la suerte de este mineral está Mr. Fink, quien en 1937 provocó la inundación de las más importantes minas, trasladando sus intereses mineros a la ruidosa y novedosa mina de oro de Maguaríchic.

Del viejo mineral de Cusihuiriáchic a más de la la leyenda de su fundación, son bonitas la leyenda de “La Reina” y el mito de “El Nazareno Milagroso”.

Cusihuriáchic ha sido en dos ocasiones capital del gran estado de Chihuahua, en 1876 y en 1928.

El patriota republicano, vencedor de la batalla del Mortero, asesinado y quemado en Los Álamos de Cerro Prieto en 1866, era originario de Cusihuiriáchic.

A partir de 1911, Cusihuiriáchic estuvo comunicado por un ferrocarril que corría a San Antonio de Arenales, hoy Cuauhtémoc.

Otros destacados hijos de Cusihuiriáchic lo fueron el director de cine Graciano “Chano” Urueta y el ilustre nutriólogo Doctor Salvador Zubirán.

La decadencia minera de Cusihuriáchic en 1937 lo llevó a convertirse en un pueblo fantasma y que al rescatarse su inmensa riqueza histórica se ha convertido en un pueblo mágico al que la antropología pronto lo convertiría en un lugar sagrado por el origen de su nombre.

Cusihuriáchic fue de los municipios con que nace el Estado Libre y Soberano de Chihuahua, con la República Mexicana en 1824.

Fuente: 321 Años de Historia del Mineral de Cusihuiriachi.

Creative Commons.
 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia