chihuahuense.jpg

EL CRISTO QUE SE SALÍA DEL TEMPLO

HACE MÁS DE 250 AÑOS

Fue en el siglo XVIII, la época gloriosa de Cusihuiriachic, se habían descubierto nuevos yacimientos de plata y el pueblo crecía a pasos agigantados, llegando a contar con mas de 25 000 habitantes.

Entre las minas recién denunciadas estaba la Santa Marina, que cobró gran relevancia cuando frente a ella se levantó un Santuario dedicado a la Virgen de Guadalupe. De inmediato un minero estableció su tienda comercial enseguida de dicho Santuario e incrementó su negocio con la renta de aposentos a los viajeros que visitaban "Cusi".

Entre los pobladores se cuenta que un día llegó a dicha tienda un viajero, éste traía una mula la cual cargaba sobre su lomo una extraño cajón de madera, el hombre le pidió al tendero que le cuidara la mula con todo y la carga, mientras el buscaba una fonda para comer algo.

El minero dueño de la tienda acepto y  pacientemente esperó a que regresara el viajero, pero después de varias horas tomó la determinación de quitarle la carga a la mula, porque ésta se veía cansada. La espera continuó hasta que tuvo que cerrar la tienda ese día, guardado la misteriosa carga dentro de la tienda por si alguien llegaba el forastero al día siguiente a reclamarla.

La mula desapareció inexplicablemente del lugar, con el pasar de los días crecía la incertidumbre entre los mesoneros por saber en dónde se encontraba el viajero, de quien a final de cuentas pensaron que se había embriagado y por tanto, olvidó lo que llevaba.

Después de quince días, el dueño de la tienda sintió la necesidad de destapar el cajón y tal fue su sorpresa cuando vieron que dentro se encontraba una impresionante imagen tallada de un cristo ensangrentado; era la figura del Cristo Nazareno.

La gente pensó en primera instancia que se trataba de un ser vivo, que sólo le faltaba hablar, fue entonces que catalogaron el hecho como un milagro que había llegado al mineral.

La población en general pensó que el lugar ideal para que la figura permaneciera por siempre era el Santuario de Guadalupe, por encontrarse éste justo frente a la mina y por ser el lugar donde había sido abandonado por aquel hombre del que no se supo más.

Pero cuando lo dejaron ahí la primera noche, quienes fueron a visitarlo al día siguiente lo encontraron afuera del Santuario, lo intentaron regresar varias veces más y ocurrió lo mismo, de manera inexplicable el Cristo se salía durante las noches, incluso hubo quienes se quedaron a velarlo para ver la forma en que avanzaba hacia afuera, pero sus ojos nunca pudieron verlo, porque siempre los venció el sueño.

Posteriormente pensaron que ése no era el lugar que el Nazareno quería. Llegando a esta conclusión los habitantes de Cusi decidieron colocar la imagen en la iglesia más antigua, el viejo templo de Santa Rosa de Lima, que se encuentra en la parte baja del pueblo y que fue el punto donde tuvo su origen el mineral logró su esplendor, cuando su población llegó a los 25 mil habitantes, algo poco común en aquellos tiempos.

Desde la entronización del Nazareno en Santa Rosa de Lima, hace mas de 250 años, inició una nueva veneración, porque es un recuerdo de lo que el Cristo sufrió en su calvario, la gente le debe infinidad de favores por los actos milagrosos que ha hecho y le agradecen con obsequios de todo tipo, principalmente figuras hechas de plata.

Hasta la fecha, el Cristo Nazareno es visitado diariamente por personas provenientes de diferentes partes del mundo y/o de los alrededores de Cusihuiriachic, para solicitarle algún milagro o simplemente para contemplar tan enigmática imagen, la cual algunos de los visitantes afirman que ésta se mueve inexplicablemente.

Fuente: Wikipedia. El Heraldo de Chihuahua.

Imagen: Eugenio Sotelo/El Heraldo de Chihuahua.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia