historia.jpg

FÉLIX MARIA ZULOAGA

GENERAL FÉLIX MARÍA ZULOAGA TRILLO (1814-1876)

Nació el 31 de marzo de 1813 en el entonces opulento mineral del Real de los Álamos, hoy Álamos, Sonora. Hijo de don Manuel José de Zuloaga y de doña Mariana Trillo. Muy niño le llevaron a Chihuahua, ciudad en la que hizo sus primarios. Continuó sus estudios en la Ciudad de México, pero los abandonó en 1832. Dos años después inició su carrera militar en la Milicia Cívica de Chihuahua; combatió a los comanches y apaches.

En 1838 presentó examen de ingeniero en México, ingresó al Ejército Permanente como Subteniente de Ingenieros. En 1840 estuvo al lado del Presidente Anastasio Bustamante; secundó a Santa Anna en 1841 contra la misma administración. Combatió en Yucatán a los separatistas y estuvo comisionado en Campeche. Ya teniente coronel, en 1846 dirigió las fortificaciones de Monterrey; combatió en el sur de la capital a los invasores en 1847 y se retiró  Chihuahua.

En Chihuahua fue regidor y alcalde Constitucional. Volvió al ejército en 1851; en diciembre de 1853 se le nombró presidente del Consejo de Guerra de la Plaza de México; en 1854 combatió la Revolución de Ayutla. Alcanzó el grado de General de Brigada y cayó preso en la Hacienda del Cuzco. Comonfort le incorporó a sus fuerzas.

En la Junta de Representantes de los Estados, reunida en Cuernavaca en octubre de 1855, representó a Chihuahua. Sirvió en el gobierno de Santa Anna y después en las fuerzas liberales del Plan de Ayutla. Era ya general y comandante de una brigada de infantería destacada en Tacubaya, después de haber tomado parte en la última campaña contra los reaccionarios en Zacapoaxtla.

Zuloaga era amigo de confianza del presidente Ignacio Comonfort, liberal moderado que escuchó la opinión de muchos reaccionarios al grado de que lo convencieron y declaró que con la Constitución de 1857 no se podía gobernar a país, por considerarla muy radical.

Haciendo eco a la opinión de Comonfort, el general Zuloaga, con otros militares y civiles, se pronunció el 17 de diciembre de 1857 en contra de la Constitución apenas proclamada el 5 de febrero de ese año. El día 18 el presidente Comonfort publicó un manifiesto adhiriéndose a los rebeldes de Tacubaya y así consumó el golpe de Estado con el desconocimiento de la Constitución que era la base legal de su gobierno.

Algunos liberales protestaron pero fueron encarcelados, entre ellos el licenciado Benito Juárez, presidente de la Suprema Corte de Justicia. Los pronunciados de Tacubaya desconocieron después a Comonfort como presidente de la República y en su lugar nombraron al general Zuloaga, quien asumió el día 21. Comonfort con alguna tropa trató de defenderse, pero abandonado por todos puso en libertad a los liberales que estaban detenidos y marchó al extranjero. Zuloaga estuvo en el poder por el partido reaccionario, del 21 de enero al 24 de diciembre de ese año, cuando el general José María Echegaray proclamó en Ayotla, México, el Plan de Navidad por el cual se desconocía como presidente a Zuloaga y se nombraba para sustituirlo al general don Miguel Miramón, quien se encontraba en campaña, y mientras éste llegaba recibió interinamente el gobierno el general Manuel Robles Pezuela.

El 9 de mayo de 1860 el general Zuloaga publicó un manifiesto para reasumir la presidencia; pero al día siguiente Miramón lo puso preso y se lo llevó con la tropa a la campaña del interior. El 3 de agosto, estando el ejército conservador en León, Guanajuato, Zuloaga logró escapar porque había cierta indiferencia hacia él y no lo tenían vigilado. Llegó a la ciudad de México y se presentó ante el Consejo de Gobierno, que lo rechazó en sus pretenciones presidenciales.

Decepcionado se retiró a la vida privada, aunque derrotado finalmente Miramón en Calpulalpan, los jefes conservadores Leonardo Márquez, Marcelino Cobos, Juan Vicario y otros, nombraron a Zuloaga presidente de la República el 23 de mayo de 1861, cargo muy impreciso en el que estuvo hasta el 28 de diciembre de 1862 en que los reaccionarios reconocieron a la Junta de Gobierno o de regencia arreglada por los intervencionistas. Zuloaga trató de aliarse con los franceses, que no lo aceptaron y en 1865 se desterró a Cuba durante la Intervención Francesa. Regresó al país en 1873 y se dedicó al comercio del tabaco.

Félix María Zuloaga murió en México, D.F., el 11 de febrero de 1898.

Fuente: Wikipedia. Galindo y Galindo, Miguel (1987). Historia de México, La gran década nacional. Fondo de Cultura Económica (pag. 224). ISBN 1-4175-0429-3.; García Puron, Manuel, México y sus gobernantes, v. 2. México City: Joaquín Porrúa, 1984.; Trueba Lara, José Luis (2010). La derrota de Dios. Suma de Letras.; Orozco Linares, Fernando, Gobernantes de México. México City: Panorama Editorial, 1985, ISBN 968-38-0260-5.; Zoraida Vázquez, Josefina (2006). Juárez, el Republicano. México: Secretaria de Educación Pública. ISBN 970-9765-02-07.; "Zuloaga, Félix María," Enciclopedia de México, v. 14. México City, 1996, ISBN 1-56409-016-7. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia