historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
CAPTURA DE LOS CAUDILLOS INSURGENTES EN ACATITA DE BAJÁN

Reunidos en Saltillo los Insurgentes, el 15 de marzo, decidieron emprender la marcha hacia Estados Unidos. Ignacio Aldama que se había adelantado en el viaje, fue hecho prisionero en Béjar el 1 de marzo de 1811.

Dos mil quinientos hombres del ejército insurgente, a su paso por Saltillo, fueron puestos al mando de Ignacio López Rayón, quien junto con José María Liceaga, partió rumbo al sur para refugiarse en las montañas de Michoacán.

El resto de los jefes con mil hombres se dirigieron a Monclova, aunque no sabían que esta población era el núcleo de un movimiento contrainsurgente. Ignacio Elizondo que había participado en el movimiento revolucionario, cambió de bando aliándose con el capitán español José Rábago y con el presbítero Zambrano. El 17 de marzo aprehendió al mariscal insurgente Pedro de Aranda.

Finalmente, en Acatita de Baján los insurgentes fueron capturados por Ignacio Elizondo el 21 de marzo de 1811. Fueron hechos prisioneros, Miguel Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Mariano Hidalgo, Mariano Balleza, José Santos Villa, José Mariano Jiménez, Mariano Abasolo, Ignacio Camargo, Nicolás Zapata, Francisco Lanzagorta, fray Gregorio de la Concepción, Manuel Santa María, Vicente Valencia, José María Chico y Manuel Ignacio Solís, entre muchos otros. Joaquín Arias fue herido mortalmente cuando intentó resistirse al arresto.

Fueron trasladados a Chihuahua, donde después de ser juzgados se ordenaron los fusilamientos de Ignacio Camargo, Juan Bautista Carrasco y Agustín Marroquín el 10 de mayo; Francisco Lanzagorta y Luis Gonzaga Mireles el 11 de mayo; José Ignacio Ramón, Nicolás Zapata, José Santos Villa, Mariano Hidalgo y Pedro León el 6 de junio; Ignacio Allende, José Mariano Jiménez, Manuel Santa María y Juan Aldama el 26 de junio; José María Chico, José Solís, Vicente Valencia, y Onofre Gómez Portugal el 27 de junio. Mariano Abasolo fue condenado a cadena perpetua, se le envió a Cádiz, murió en El Puerto de Santa María en abril de 1816.

Ignacio Aldama y Juan Salazar fueron fusilados el 20 de junio en Moncolova; los religiosos Mariano Hidalgo, Mariano Balleza, Bernardo Conde, Pedro Bustamante, Carlos Medina, Ignacio Jiménez, Gregorio Melero y Piña, fueron fusilados en Durango el 15 de julio; fray Gregorio de la Concepción fue desterrado a España.

El cura Hidalgo fue conducido a Chihuaha, donde fue juzgado, degradado eclesiásticamente y fusilado el 30 de julio, su cabeza junto con las de Aldama, Allende y Jiménez fueron colgadas en las cuatro esquinas de la alhóndiga de Granaditas, permanecieron a la vista de los habitantes hasta 1821.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia