historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
LA LABOR DE LOS PRIMEROS MISIONEROS EN LA NUEVA VIZCAYA Y SU PASO POR EL ESTADO DE CHIHUAHUA

Los primeros misioneros en llegar al estado de Chihuahua fueron los franciscanos, habían llegado a la Nueva España desde el inicio de la conquista en 1524.

Desde el Valle de San Bartolomé en 1574, iniciaron la evangelización de la población indígena. Siendo los primeros parecen haberse especializado en los conchos y chinarras. Siguiendo principalmente las zonas comunicadas por las primeras rutas (Camino Real de Tierra Adentro) entre Nuevo México y Durango.

En 1604 fundaron la Misión de San Francisco de Conchos (con Atotonilco como pueblo de visita), en 1607 la Misión del Tizonazo, cercana a la Misión de Indé, (ésta últimas en Durango). no es clara la razón por la cual, a pesar de tener contacto por décadas con los tarahumaras, no tuvieron mucho éxito evangelizándoles.

Los misioneros jesuitas se repartieron por el centro y suroeste del territorio actual. A partir de 1591 desde Sinaloa, procedieron a fundar misiones entre los tepehuanes: Misión de Santiago Papasquiaro en 1599, Misión de Santa Catalina, Misión de El Zape, Misión de Guanaceví, todas en el actual Durango, para de ahí avanzar entre los tarahumaras.

Pronto la competencia entre ambas órdenes se inició un reparto de-facto. Este se reafirmó con conflictos como el de 1677 en Yepómera, donde habitaban conchos y tarahumaras en ambas riberas del río.

Los líderes de ambas órdenes en la región (provinciales), que asignaron a los jesuitas la Sierra Madre hasta Yepómera, y al este hasta la junta del Río San Pedro y el Río San Lorenzo. Quedando la parte llana a los franciscanos.

Los jesuitas se dedicaron primero a establecer una relación de confianza con los habitantes, aprendiendo sus lenguas, y formando la jerarquía social entre los tarahumaras: siriame-gobernador, kapitani-capitán, jenerari-generales, biskari-fiscales. Dicha estructura subsiste aún (2007).

El primer misionero jesuita entre los tarahumaras fue el padre Joan Font, en 1604. Fundando la Misión de San Pablo de Tepehuanes, (Balleza). La intención era la de eliminar el conflicto entre tepehuanes y tarahumaras. Sin embargo, está se abandonó con el inicio de la Primera Rebelión Tepehuana en 1616.

Al final de ésta, se funda San Miguel de las Bocas en 1630, primera entre los tarahumaras. Luego la de Misión de San Felipe en 1639 y la Misión de San Ignacio. Toda la expansión se detuvo con la Rebelión Tarahumara de 1646, la Rebelión de Guazapares de 1632 y al Rebelión de la Confederación de Siete Naciones en 1644.

Muy posteriormente, hacia 1748 se establecen los pueblos de misión de Santa Inés de Chínipas, Santa Teresa de Guazapares, San Javier Cerocahui, y Purísima Concepción de Tubares.

Todas estas fundaciones se vieron interrumpidas por las diversas rebeliones. No es clara la razón de las continuas rebeliones, pero una causal posible es el inicio del proceso de reducción. El final del cual daba lugar al establecimiento de pueblos, a partir de ese momento, la autoridad civil virreinal ejercía de inmediato un poder mucho mayor sobre los indígenas.

Fuente: Wikipedia. Chronology of Southwestern Archaeology. Guillermo Burle Rodríguez. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia