historia.jpg

RODOLFO FIERRO

GENERAL RODOLFO FIERRO (1880- 1915)

Nació en El Fuerte, Sinaloa, en 1880. De joven fue garrotero[1] y después ferrocarrilero (maquinista). De joven ingreso al ejercito, participo en la campaña contra los indios Yaquis.

Su entrada a la Revolución Mexicana data del año de 1913 al lado del General Tomás Urbina, en las filas de la División del Norte que comandaba Francisco Villa.

En un principio fungió como pagador, pero en noviembre participó en su primer hecho de armas, al lado del General Martín López. Poco después fue nombrado Comandante del Cuerpo Rural de Guías, y pronto sobresalió por su intrepidez y su lealtad.

A su gente se le asignaban las comisiones más arriesgadas, por lo que pronto llegó a General. Participó en la Batalla de Tierra Blanca, que le dio a Francisco Villa el mando de Ciudad Juárez. Su destacada actuación en dicho combate lo convirtió en el segundo de Francisco Villa, durante la parte más difícil de la campaña contra Victoriano Huerta.

Participó en las tomas de Torreón, San Pedro de las Colonias y Paredón en Coahuila, además en Zacatecas. Acompañó a Francisco Villa a la Convención de Aguascalientes y permaneció fiel a él.

Tenía una innata disposición de verdugo, por lo que era el encargado de dar muerte a los prisioneros; así asesinó al empresario ganadero William S. Benton, ciudadano inglés, cuya desaparición provocaría más tarde un conflicto internacional con Estados Unidos e Inglaterra. (Algunos testigos dicen que Villa le disparó, mientras que otros dicen que Fierro lo hizo).

Martín Luis Guzmán, en el relato La fiesta de las balas,[2] presenta a Fierro forzando a 300 prisioneros a intentar fugarse, para dividirse cazándolos a tiros de revolver en su huida, sin más ayuda que la del encargado de cargarle las pistolas, amenazado a su vez de muerte si por su torpeza alguno conseguía escapar.

El propio Guzmán indica que la historia, que circulaba entre la tropa, seguramente es total o parcialmente fantasiosa; pero refleja con fidelidad la reputación que tenía Fierro entre los revolucionarios, que lo apodaban “El Carnicero”.

Rodolfo Fierro tenía muchos vicios que desagradaban a Francisco Villa, principalmente el alcohol, pero fue una de sus gentes de mayor lealtad; no se le conoció infidencia alguna. Villa se apoyo en Fierro para el trabajo sucio.

La actuación de Fierro junto a Villa en la campaña contra Venustiano Carranza ya no fue tan brillante: en enero de 1915 fue derrotado en Guadalajara junto con Calixto Contreras y Julián Medina; en la Batalla de León intentó sin consultar a su superior, tomar el Cerro de la Cruz; el resultado fue que sacrificó a muchos de los “Dorados”. Pancho Villa, furioso, mandó aprehenderlo y fusilarlo; se salvó de la muerte por que estando herido de bala fue enviado a Chihuahua, en calidad de prisionero. Cuando se recuperó, la División del Norte estaba en decadencia y en sus filas se encontraba poca gente de calidad, por lo que fue perdonado y readmitido.

En la Batalla de Celaya demostró una vez más sus aptitudes de gran guerrillero para acciones estratégicas; logró interceptar gran parte de las líneas de comunicación del General Álvaro Obregón. Después fue herido en Trinidad y derrotado en Lagos por el General Manuel M. Diéguez. Por un exitoso ardid, ocupó León, de donde se dirigió a Pachuca y luego a la Ciudad de México, que tomó por pocos días a mediados de 1915. Regresó al norte, fortalecido por las fuerzas de Juan M. Banderas, situándose a la retaguardia del General Álvaro Obregón, pero fue derrotado por el General Joaquín Amaro Domínguez en Salvatierra y en el Valle de Santiago.

Rodolfo Fierro se encuentra con su propia muerte el 14 octubre de 1915, en los pantanos de la laguna de Casas Grandes, Chihuahua; se dice que al querer ahorrarse el rodeo a la laguna, trató de cruzar el agua fangosa creyendo que su nivel era bajo, ahogándose junto con su caballo que no resistió por el peso de las bolsas llenas de monedas de oro que transportaba.

Notas: [1] En México se llama garroteros a los guardafrenos (también palanqueros y freneros en otros países). Eran los encargados de activar con una palanca los frenos de los distintos vagones, antes de que se inventara el freno neumático que permitió hacerlo centralizadamente. El término sigue utilizándose para designar al miembro de la tripulación de un ferrocarril encargado de labores técnicas auxiliares como asegurar los cambios de vías, el buen funcionamiento de elementos de los vagones, etc. [2] El relato forma parte de El águila y la serpiente (primera parte; libro séptimo, Iniciación de villista; capítulo 2). Seymour Menton lo publicó como cuento en su antología del cuento hispanoamericano.Fuente: Wikipedia. Insurgent México. John Reed. 1914. Villa y Zapata. La Revolución Mexicana. Margarita de Orellana. Editorial Anaya.1988. "El Triunfo Revolucionario". Secretaría de Educación Pública. 1989. "The Friends Of Pancho Villa" James Carlos Blake (Berkley, New York) 1996. NARANJO, Francisco (1935). Diccionario biográfico Revolucionario, Imprenta Editorial "Cosmos" edición, México. Creative Commons. 

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia