historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
ADOLFO BASSÓ BERTOLIAT

CAPITÁN DE FRAGATA ADOLFO BASSÓ BERTOLIAT (¿?-1913)

Adolfo Bassó nació en la ciudad de Campeche e hizo sus estudios en las escuelas navales de Campeche y Veracruz, llegando a obtener el grado de Capitán de Fragata. Figuró en las filas antireeleccionistas.

Durante la Decena Trágica el Capitán de Navío Adolfo Bassó Bertoliat, desempeñaba el puesto de intendente de Palacio Nacional siendo uno de los primeros en entrar en acción contra la embestida de los alzados contra el gobierno.

Una de las primeras maniobras de los sublevados, al mando de los generales porfiristas Gregorio Ruiz y Manuel Mondragón, fue liberar de sus prisiones a Félix Díaz y Bernardo Reyes. Los rebeldes se dirigieron al Palacio Nacional, defendido por el general Lauro Villar.

A su llegada, Bernardo Reyes y Lauro Villar se acercaron a escasos metros uno del otro, Villar le ordenó a Reyes “deponer las armas”, en eso Reyes intenta echarle el caballo encima a lo que Villar respondió con la orden de fuego y fue la ametralladora de Bassó la que fulminó a Bernardo Reyes, en esos momentos se desataba una balacera, que duró si acaso 10 minutos, después, los rebeldes huyeron a la Ciudadela.

El Capitán Bassó se mantuvo en comunicación con el Ministro de Guerra, el General Ángel García Peña y con el Comandante Militar del lugar, el General Lauro Villar y Ángel Ortiz Monasterio, para organizar la defensa de la residencia del Palacio Nacional.

Bassó fue un marino mexicano que murió durante los terribles sucesos que posteriormente se desencadenaron, es decir, los diez días que duró el golpe de Estado que acabó, en febrero de 1913, con el primer gobierno democrático en México, encabezado por Francisco I. Madero.

Cercana ya la medianoche del martes 18 de febrero de 1913, un emisario de “La Ciudadela” llegó a Palacio Nacional para informar a Victoriano Huerta que el general Manuel Mondragón exigía la entrega de los presos que tenía en Palacio.

Huerta se negó a ello, pues aunque se había declarado presidente, todavía no tenía las renuncias de Madero y Pino Suárez, por lo que no quería arriesgarse a que éstos se salieran de sus manos; pero para complacer a Mondragón, ordenó que fueran entregados Gustavo A. Madero y el intendente de palacio, Don Adolfo Basso Bertoliat, a quien también había hecho prisionero.

Don Adolfo Basso Bertoliat murió fusilado por la soldadesca de Félix Díaz en la Ciudadela el miércoles 19 de Febrero de 1913, gritando: Viva Mexico!!.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia