historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
JOSÉ MARÍA IGLESIAS

 

JOSÉ MARÍA IGLESIAS INZÁURRAGA (1823-1891)

Nació el 5 de enero de 1823 en la Ciudad de México, hijo del señor Juan N. Iglesias y Castro, coronel ad-honorem y notario público, y de la señora Mariana Inzáurraga y Carrillo, quien al quedar huérfano de padres a temprana edad pasó a estar bajo la tutela de su tío materno Manuel Inzáurraga.

Hechos sus estudios primarios como se acostumbraba en la época, ingresó al prestigiado Colegio de San Gregorio en el año de 1835, donde convivió como condiscípulo con personajes como Sebastián Lerdo de Tejada, Vicente Riva Palacio e Ignacio Ramírez.

Desde muy joven demostró talento en el aprendizaje de los idiomas, llegando a dominar el Inglés, el Francés y el Alemán. En el año de 1844 recibió el nombramiento de catedrático de artes y posteriormente fue maestro de física, lógica y matemáticas.

Recibió su título de abogado en 1845 y en 1846 obtiene su primer empleo formal como Regidor Quinto del Ayuntamiento de la ciudad de México. Durante la intervención estadounidense en 1847 el presidente Pedro María Anaya lo nombra Ministro Letrado del Tribunal de Guerra y posteriormente se desempeña como su secretario particular y auditor del Ejército de Oriente.

Al finalizar la guerra publica, de manera conjunta con Manuel Payno y Guillermo Prieto, un texto denominado Apuntes para la Historia de la Guerra entre México y los Estados Unidos, que lo comienza a posicionar como un acucioso historiador pero que le genera problemas de persecución política en la dictadura de Santa Anna.

Su labor como maestro, investigador, ensayista, notable escritor y periodista, cristaliza al ser designado por Ignacio Cumplido como jefe de redacción del prestigiado diario El Siglo Diéz y Nueve, publicando además artículos de fondo y de interés nacional también en El Monitor Republicano, Don Simplicio y La Chinaca.

Entre el 23 de junio y el 30 de diciembre de 1856 escribió veintiocho artículos en El Siglo Díez y Nueve sobre importantes temas relacionados con el constituyente y la situación del país. Expedida la Ley Lerdo, se le encomendó la implementación de ésta y siendo él Ministro de Justicia, Negocios Eclesiásticos e Instrucción Pública, el 11 de abril de 1857 publica El “Decreto sobre Aranceles Parroquiales y el Cobro de Derechos y Obvenciones”, en el que establece que los pobres estaban incapacitados para pagar los servicios religiosos y que se conoce como la Ley Iglesias, que junto con la Ley Juárez y la Ley Lerdo conforma la columna vertebral y antecedente inmediato de las Leyes de Reforma expedidas posteriormente en el puerto de Veracruz en 1859.

Durante la intervención francesa escribe las Revistas Históricas sobre la Intervención Francesa en México, a petición de Manuel Doblado, de 1862 a 1866.

Excelente y disciplinado administrador, Iglesias se destacó en el desempeño de los innumerables cargos públicos que tuvo como un individuo honrado, de vida austera, además de ser un gran operador político y financiero en una época considerada de desastre nacional ante el estado de guerra constante a que había estado sometido el país.

El 15 de mayo de 1873 es electo presidente constitucional de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, cargo que desempeña hasta octubre de 1876, en que se inconforma con la reelección de Lerdo de Tejada.

Jose Maria Iglesias lanzó un manifiesto en el cual se declaraba, en calidad de presidente de la Suprema Corte, presidente interino de la República. Estableció su gobierno en Salamanca, bajo la protección del gobernador del estado de Guanajuato, general Florencio Antillón.

El general Porfirio Díaz entró en México, mientras que Lerdo salía a los Estados Unidos. Supo Díaz que Iglesias no reconocía el Plan de Tuxtepec reformado en Palo Blanco y que estaba en El Bajio, reconocido por algunos estados.

Díaz encargó el gobierno al general Juan N. Méndez y se puso en marcha para combatir a los iglesistas. Iglesias asistió a una entrevista con el general Díaz en Querétaro, pero no se arregló la cuestión. Iglesias, con muy pocos seguidores, fue retrocediendo hacia Guadalajara.

Hubo un simulacro de combate en un lugar llamado Unión de los Adobes, e Iglesias huyó con rumbo a Manzanillo, donde embarcó hacia los Estados Unidos el día 17 de enero de 1877 viviendo en San Francisco, California, algunos meses.

En octubre del mismo año regresó al país sin ser molestado, dedicándose únicamente a escribir y a leer, totalmente apartado de la escena pública y la política a la que había dedicado gran parte de su vida.

El gobierno le ofreció algunos puestos de importancia en la administración, los que José María pundonorosamente no aceptó.

José María Iglesias Inzáurraga fallece en la ciudad de México, el 17 de diciembre de 1891.

Fuente: Wikipedia. fernandodelaluz.com. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia