historia.jpg

MANUEL ROBLES PEZUELA

MANUEL ROBLES PEZUELA (1817-1862)

Nació en la ciudad de Guanajuato, Guanajuato, el 23 de mayo de 1817. Hijo de don Francisco Robles, Ing. y Coronel y de su esposa doña Josefina Pezuela.

Estudió su primaria en Guanajuato y posteriormente pasó a la Ciudad de México donde ingresó al colegio de Minería.

El 24 de noviembre de 1835 ese año obtuvo los premios de Química, Cosmografía e Inglés. Terminó la carrera de ingenieros en Minas en 1840, obteniendo el título respectivo con honores por haber sido uno de los mejores y brillantes estudiantes. Su padre fue director del colegio de Minería y su hermano Luis también fue ingeniero, así que era una familia de ingenieros.

Se enlista en el ejercito con el propósito de hacer carrera militar. El 30 de enero de 1844, fue ascendido a Teniente Coronel de Ingenieros del Ejército Mexicano y fue enviado a Veracruz con el cuerpo de ingenieros del que muy pronto fue su comandante.

Participó en la Guerra de Intervención Norteamericana. El Ejército Norteamericano desembarcó en la ciudad de Veracruz en mayo de 1847 no obstante los esfuerzos del Ejército Mexicano por detenerlos, celebrándose la capitulación del puerto el 28 de marzo.

El Teniente Coronel de ingenieros don Manuel Robles Pezuela, al retirarse de Veracruz, fue enviado por el General Canalizo a Cerro Gordo para hacer un reconocimiento, donde estaba acampado el General Antonio López de Santa Anna. Se trataba de realizar urgentemente algunos trabajos de fortificación para detener al Ejército Norteamericano que tenía las miras en la capital de la República.

Robles Pezuela como jefe de ingenieros, aconsejó a Santa Anna en contra de presentar batalla al invasor en Cerro Gordo, sin éxito. Cerro Gordo se perdió ante el potente ataque de las fuerzas invasoras que traían mejor armamento y parque suficiente y la capital del país cayó en manos de los norteamericanos, dando lugar al Tratado de Guadalupe Hidalgo firmado el dos de febrero de 1848.

El 16 de enero de 1851, al subir a la Presidencia el General don Mariano Arista, nombró al ingeniero y general don Manuel Robles Pezuela como Ministro de la Guerra, durando en el cargo hasta el 18 de junio de 1852 y terminada su gestión fue enviado a Veracruz como Comandante Militar.

Después del golpe de estado de Félix María Zuloaga contra Ignacio Comonfort, nombro a Robles Pezuela en enero de 1858, ministro de Guerra y de Marina por el gobierno establecido por el Partido Conservador al cual apoyó.

El 20 de diciembre, después de casi un año de constantes batallas, el general Miguel María de Echegaray proclamó el Plan de Navidad, cuya finalidad era conciliar a las fuerzas conservadoras y a las fuerzas liberales para dar término a la Guerra de Reforma. También se buscaba reconocer a Miguel Miramón como presidente. Zuloaga consideró la acción de Echegaray como una traición, sin embargo Robles Pezuela respaldó la idea de Echegaray.

En comunicación con él se modificó el plan original, el nuevo documento fue llamado Plan de Ayotla.

Este fue proclamado en la capital el 23 de diciembre y constaba de cinco artículos:

1. Se desconoce al gobierno emanado a consecuencia del Plan de Tacubaya (el gobierno conservador).

2. Una junta popular compuesta de personas de todas partes de la República deben establecer una administración provisional y nombrar a una persona para ejercer el poder supremo.

3. La junta sería convocada por una comisión compuesta por los generales en jefe de los diversos ejércitos.

4. La persona nombrada para ejercer el poder supremo juraría ante la junta, estableciendo así un gobierno provisional.

5. El general Robles sería el jefe de las fuerzas militares hasta establecer el gobierno provisional.[1]

Varios comandantes conservadores se adhirieron al plan, entre ellos: el general Pérez en Puebla, el general Domínguez en Cuernavaca, el comandante Lagarde en Ixmiquilpan, el comandante Felipe Blanco en Tulancingo, el general Oronoz en Jalapa, el prefecto Fernández en Texcoco, el comandante Ramírez en Santa Fe, el general Haro en Toluca, el general Vicario en Iguala, el general Negrete en Perote y el comandante Vélez en San Luis Potosí. Sin otra alternativa el presidente conservador Félix Zuloaga dimitió al cargo.

El 23 de diciembre de 1858 Robles Pezuela recibió provisionalmente la Presidencia de la República por entrega que le hizo el General Félix Ma. Zuloaga y duró en el cargo hasta el 21 de enero de 1859.

Cuando Miguel Miramón regresó a la capital del país, rechazó las proclamas de Echegaray y de Robles Pezuela. Miramón asumió la presidencia de los conservadores el 2 de febrero de 1859 restableció el Plan de Tacubaya y destituyó a Paredes.[1] Con Miramón en la presidencia, Robles Pezuela fue nuevamente nombrado ministro de Guerra y de Marina y posteriormente incluido en la comisión enviada a Europa con el propósito de negociar la venida de un Príncipe europeo para gobernar el país.

Las cosas estaban muy divididas y se luchaba entre los liberales que sostenían el Gobierno de Juárez por el centro y norte del país, y los conservadores que tenían la capital de la República con su Gobierno.

A su regreso a México, el Gobierno de Juárez concedió amnistía al General Robles Pezuela, fijándole residencia en Sombrerete, Zacatecas, bajo palabra de no intervenir en ayuda de los europeos desembarcados en Veracruz en enero de 1862; pero Robles Pezuela resolvió unirse a los intervencionistas y acompañado por el general reaccionario Taboada y algunos de sus hombres, se puso en camino a Veracruz, siendo perseguido y aprehendido el 21 de marzo de 1862 .

El 22 de marzo de 1862 el general Ignacio Zaragoza ordena el fusilamiento de Manuel Robles Pezuela. Acusado de alta traición al buscar alianzas con los invasores franceses, Pezuela se niega a creer que la sentencia será ejecutada, ya que piensa que al general José María Arteaga Magallanes no le convendría darle un mártir a los conservadores. Sin embargo, palidece y su esperanza desaparece cuando se entera que la orden no es de Arteaga, sino de Zaragoza.

El general Robles Pezuela es fusilado el 23 de marzo de 1862 a un costado de la iglesia de San Andrés Chalchicomula, Puebla.

Referencias: [1]. a b Riva Palacio, Vicente; et al (1880). Tomo V La Reforma, capitulo XX-XXI. México a través de los siglos. México: Cumbre. pp. 338-342.

Fuente: Wikipedia. Vicente Riva Palacio; et al (1880). Tomo V La Reforma, capitulo XX-XXI. México a través de los siglos. México: Cumbre. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia