historia.jpg

JOSÉ MARÍA PINO SUÁREZ

VICEPRESIDENTE JOSÉ MARÍA PINO SUÁREZ (1869-1913)

Nació en Tenosique, Tabasco, México, el 8 de septiembre de 1869. Hijo de Alfredo Pino Cámara y Baltazara Suárez, nieto de don Pedro Sáinz de Baranda, sobrino del General Pedro Baranda y de Joaquín Casasús. Casado con María del Carmen Vales.

Hizo sus primeros estudios en Tenosique para después trasladarse a Yucatán en donde, en el colegio de San Ildefonso, terminó sus estudios de primaria y secundaria. Posteriormente estudió la carrera de derecho en la Escuela de Jurisprudencia, recibiéndose de abogado en 1894.

En Mérida ejerció su profesión junto con el periodismo que abrazó por vocación, llegando a dirigir el periódico "El Peninsular" que proclamaba los derechos, en ese entonces conculcados, de la clase campesina.[1]

Pino Suárez destacó en el campo de las letras, fue autor de Melancolías 1896 y de Procelarias 1903. Escribió el prólogo de Memorias de un alférez, obra de Eligio Ancona, en 1904.

Como miembro del Partido Nacional Antirreeleccionista, se unió al Presidente don Francisco I. Madero cuando éste pasó por Yucatán haciendo su primera gira. Pino Suárez organizó grupos leales en Tabasco y Yucatán. Además cuando Madero estuvo preso en San Luis Potosí, Pino Suárez le escribía regularmente informándole de los progresos revolucionarios en Yucatán y Tabasco.

Cuando Madero se liberó de la prisión, asumió la presidencia provisional y conforme al Plan de San Luis, nombró a Pino Suárez gobernador de Yucatán, desempeñándose como tal del 5 de junio al 8 de agosto de 1911. Después al constituirse el gabinete en Ciudad Juárez, Madero nombró a Pino Suárez secretario de justicia, cargo que desempeñó hasta el día 13 de noviembre de 1911.

Fue en las elecciones ganadas de noviembre de 1911 cuando José María Pino Suárez llegó a vicepresidente de la república. El Partido Nacional Antirreleccionista lo había designado candidato para este cargo y como candidato a la presidencia a don Francisco I. Madero.

Al ganar la elección e instalarse el nuevo gobierno, los enemigos políticos hicieron imposible el gobierno y forzaron mediante diversas maniobras a los recién electos a renunciar a sus respectivos cargos el día 19 de febrero de 1913 durante la revuelta conocida como la decena trágica.

José María Pino Suárez fue asesinado siendo vicepresidente de la república, en compañía del presidente Francisco I. Madero, en la Ciudad de México, durante la llamada decena trágica el 22 de febrero de 1913.[1]

Francisco I. Madero y Jose Maria Pino Suárez murieron junto y por la misma causa. Fueron asesinados arteramente cerca de la penitenciaría del Distrito Federal, adonde se les trasladaba con ese propósito premeditado. Los acontecimientos de la decena trágica fueron encabezados por Bernardo Reyes, Félix Díaz y Victoriano Huerta.

Sus restos mortales fueron inhumados y trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres en noviembre de 1986.[2]

Referencias: 1. a b Yucatán en el tiempo, Enciclopedia alfabética, Mérida, Yucatán, 1998, ISBN 970 9071 00 9., 2. Rotonda de las Personas Ilustres. «José María Pino Suárez». Segob. Consultado el 21 de diciembre de 2009.

Fuente: Wikipedia. Elecciones de 1911 (nacionales)., Elecciones de 1911 (Yucatán). Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia