historia.jpg

JUAN ANDREU ALMAZÁN

GENERAL JUAN ANDREW ALMAZÁN (1891-1965)

Nació el 12 de mayo de 1891 en la localidad de Olinalá, Estado de Guerrero. Su padre, Juan Andreu Pareja, era un modesto agricultor de ascendencia catalana; su madre se llamaba María Almazán Nava. Según el General Almazán, su madre era descendiente de Moctezuma (el Emperador azteca).

Cuando Almazán tenía cinco años de edad su familia se mudó a Chiautla; y en 1905 la familia se trasladó a Puebla.

En 1907 Almazán ingresó a la Escuela de Medicina de Puebla donde empezó su militancia política contra la dictadura de Porfirio Díaz. Trabajó activamente por la candidatura presidencial de Francisco I. Madero que pretendía impedir la reelección de Porfirio Díaz.

Al comenzar la Revolución mexicana se unió al bando revolucionario con Rafael M Pedrajo, abandonando sus estudios de Medicina (que no terminaría nunca). Entabló amistad con Emiliano Zapata, y por eso paso de ser maderista a ser enemigo del Gobierno de Madero.

Posteriormente se unió a las fuerzas del Presidente Victoriano Huerta (por lo que lo consideraron un traidor a la Revolución). Caído Huerta, luchó contra el Presidente Venustiano Carranza al lado de Zapata (con quien se había reconciliado), y después bajo las órdenes de Pancho Villa.

Terminada la Revolución trabajó para diversos Gobiernos revolucionarios. Entre otros cargos, fue Secretario de Comunicaciones y Transportes entre 1930 y 1931 en el gobierno de Pascual Ortiz Rubio.

Paralelamente hacía fortuna como un próspero empresario de la construcción y del turismo, aprovechándose de muchos contratos de obras públicas con el Gobierno.

A finales de 1938 grupos de amigos y simpatizantes de Almazán empezaron a organizarse para convencerlo de postular su candidatura presidencial (según el testimonio del propio Almazán) aprovechando su gran popularidad; para aquel entonces Almazán era el Jefe de Operaciones de la Zona Militar de Nuevo León, una de las más importantes del país ya que tenía bajo su mando a algunas de las unidades más poderosas del Ejército.

A comienzos de 1939 Almazán autorizó la formación de un Comité de Auscultación Pública para sondear las posibilidades reales de su candidatura, mientras crecía la inquietud en las filas de las fuerzas políticas oficialistas.

En mayo de 1939 Almazán pidió su retiro del servicio activo del Ejército y el 30 de junio de 1939 se hizo efectivo ese pase a retiro. El 25 de julio de 1939 Almazán presentó ante la opinión pública un documento postulándose como candidato a la Presidencia de la República en las elecciones del año siguiente. Para ello sus partidarios fundaron un partido llamado Partido Revolucionario de Unificación Nacional (PRUN); también recibió el apoyo de sectores del Partido Laborista y del Partido Acción Nacional (PAN).

Él era considerado el candidato de la derecha política moderada contra el candidato del gobierno de Lázaro Cárdenas, el General Manuel Ávila Camacho; aunque Almazán decía en su campaña electoral que él representaba el ala progresista y liberal de la Revolución mexicana, enfrentada a lo que él llamaba la degeneración "comunazi" (por ser supuestamente una mezcla de nazismo y comunismo) de la misma por culpa de Cárdenas. Almazán prometía mantener las conquistas sociales de la Revolución, pero corrigiendo los excesos y evitando los extremismos.

La campaña fue muy violenta y polarizante. El día de las elecciones, el 7 de julio de 1940, pandillas de matones al servicio del gobierno de Cárdenas, armados con ametralladoras Thompson, recorrieron las casillas de votación disparando contra las filas de votantes entre los que predominaban las personas con distintivos de la campaña almazanista; luego procedían a robar las urnas electorales y a destruir las papeletas con los votos a favor de Almazán, reemplazándolas con votos por Ávila Camacho.

Esto ocurrió especialmente en la Ciudad de México, que era un feudo electoral de Almazán y donde actuó una gavilla de 300 matones dirigida por Gonzalo N. Santos. Más de 150 personas murieron ese día en el país, la mayoría almazanistas. Cuando el robo y la violencia no eran suficientes, se alteraban los escrutinios a favor de Ávila Camacho.

El 15 de agosto de 1940 el colegio electoral (controlado totalmente por el partido de Cárdenas y Ávila Camacho) calificó las elecciones y declaró ganador a Ávila Camacho con 93,89% de los votos contra tan solo 5,72% para Almazán; inexplicablemente a Almazán sólo se le reconocían poco más de 150.000 sufragios populares, cuando en algunos mítines de su campaña electoral había logrado reunir a más de 200.000 personas.

Pero Almazán y sus partidarios rechazaron el fraude electoral, y comenzaron a prepararse para un levantamiento armado. Almazán mismo viajo a Cuba y después a Estados Unidos para entrevistarse con funcionarios de la administración del Presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt y sondear su posición frente a una eventual Revolución almazanista.

Aunque el Gobierno norteamericano no veía con buenos ojos las posiciones socialistas radicales de Cárdenas, también estaban molestos por la presunta amistad de Almazán con un General norteamericano retirado de apellido Mosley que lideraba un grupo neonazi estadounidense. Temiendo que Almazán se convirtiera en aliado de Hitler y de Japón, y confiando en que Ávila Camacho sería un aliado contra las potencias del Eje, los funcionarios americanos le dejarón claro que apoyarían decididamente a Cárdenas y su sucesor designado.

Almazán pensó que no tendría oportunidad de triunfo contra Roosevelt y Cárdenas aliados, y que una guerra civil no sería conveniente; por eso finalmente desistió de la idea de sublevarse, para decepción de su gente, y esto permitió al futuro PRI consolidar su poder.

Almazán es un personaje contradictorio y controversial de la historia, al que sus críticos le reprochan especialmente su inconsistencia política, que lo llevó a cambiar de lealtades varias veces en la Revolución Mexicana; y que también lo llevó de ser seguidor de la extrema izquierda zapatista a ser abanderado de la derecha moderada y sospechoso de tener simpatías neonazis. Para otros fue el líder que pudo adelantar en varias décadas la llegada de la democracia pluripartidista a México.

Juan Andreu Almazán fallece en la Ciudad de México, Distrito Federal en 1965.

Fuente: Wikipedia., "Las Aventuras y Desventuras de Juan Andreu Almazán, Último Gran General de la Revolución Mexicana", por Marie Musgrave., Prensa y poder político: la elección presidencial de 1940 en la prensa mexicana, por Silvia González Marín., "La Mercadotecnia Política", por Javier Illescas Sandoval., "Zedillo; El Artista de la Mentira", por Gerardo Reyes Gómez., "Apuntes de Historia de México".

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia