historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
SUCINTA DESCRIPCION DE LAS PROVINCIAS INTERNAS DEL REINO DE NUEVA ESPAÑA

El 28 de noviembre de 1797, el ingeniero Juan de Pagazaurtundúa, un ingenieros militares, si no el único, originario de la ciudad de México. enviaba un escrito al teniente general Luis Huet, intitulado Sucinta Descripción de las Provincias Internas, como respuesta a una solicitud expresa de apenas 10 días antes.[1]

El mismo Pagazaurtundúa señala en su texto que había estado destinado en las Provincias Internas de la Nueva España, un largo tiempo. De acuerdo con la información que disponemos, este ingeniero estuvo destinado en América 14 largos años, de 1782 a 1796, la mayor parte de los cuales estuvo en los territorios septentrionales.[2]

Esta breve descripción se reduce a señalar generalidades acerca de estos territorios: los que la componían en ese momento, sus condiciones naturales, que permiten el desarrollar cultivos de cereales así como la minería; otorga unas líneas a la población indígena. Recuerda el hecho de haber levantado varios mapas sobre estos territorios y señala que acompaña el texto con un Estado del pie de las tropas de Sonora, Nueva Vizcaya y Nuevo México, que desgraciadamente no se encontró.

El texto se localiza en el Servicio Histórico Militar de Madrid, con la clave 5-2-1-7.

Exmo. Sor.

Consecuente al oficio de V. E. de el que sigue, en que me pide una prolixa descripcion de las Provincias Internas de el Reyno de Nueva España, en virtud de el largo tiempo, qe en ellas é estado destinado; debo decir a V. E. que dhas. provincias son cinco; á saber Sonora, Nueva-Vizcaya, Nuevo-Mexico, Coaguila, y Tejas; compreendidas entre los 26.º 30' y 39.º de latitud Norte, y los 257.º y 282.º de longitud Oriental de Tenerife, todas en el dia bajo las ordenes de un Comandante Gral. con sueldo de 15000. duros anuales, quien tiene dos Ayudantes Inspectores con el de 3000. cada uno; independientes del Virreinato de Mexico: media el Golfo californico entre la Sonora, y California, y esta está á las ordenes de el Virrey de México.

Considerada la extension de aquellos bastos dominios esta casi inhabitada, y sus pocos moradores (que son Europeos, e Yndios nacidos, y criados en aquellos terrenos) profesan la Religion Catholica Apostólica Romana, para cuia instruccion, y perseverancia ay (quando menos) un sacerdote en cada Pueblo.

El temperamento es muy benigno: abundan en todo genero de ganado, siendo el principal consumo de carneros, que se hace en Mexico, y sus immediaciones, producto de Nuevo Mexico, y Nueva-Vizcaya: las cosechas de trigo, cebada, y maiz son de la mayor consideración en quanto á los dos primeros granos; pero la del 3.º es abundantisima, con cuia arina y masa hacen tortillas para suplemento de pan (que también se hace mui esquisito) y atole, en lugar de chocolate.

En frutas ay alguna escazes, y a pesar de ésta hacen en el Paso de el Norte (Nueva-Vizcaya) vino, y aguardiente: y es uno de los principales ramos de su comercio. En la Sonora hacen una especie de aguardiente, que llaman Mescál, de varias calidades: este lo extraen de los magueyes, llamados pitas en España, y su consumo es basto, así como el de el tasajo, que es una cecina; pero la inclinación universal de aquellas gentes es el trabajar las minas: entre las de la Sonora ay muchas de oro superior; y aunque la Nueva-Vizcaya carece de este metal, tiene mui ricas de plata, con las que se han engruesado los principales caudales de Mexico.

El terror que aquellos Yndios salvages, llamados Apaches, (cuio número de naciones aún esta por averiguarse) há infundido justamente en aquellos vecinos con sus continuos, é inhumanos destrozos en sus vidas, y haciendas, es causa de que no vea el mundo los immensos tesoros que están sepultados en aquellos Montes: Estos Barbaros son Yndios errantes, abitan las cañadas, o intermedios entre montes y montes: no profesan Religión alguna: son mui corpulentos especialmente los Comanches (que estan de paz) y aunque usan mil estratagemas en su guerra, tienen acreditado su espiritu: su principal alimento es caballo, ó mula a medio asár, y sustituien el sebo en lugar de pan; quando carecen de los expresados animales, se sustentan con la carne de toro, venado, cibolo, ú otros montarazes, y con el seso de estos curten sus mugeres las pieles, con las que cubren sus carnes; los que carecen de esta proporción, no visten mas que un genero qualquiera para tapar sus partes: sus principales armas son arco, flecha, y lanza, y muchos fusil: á caballo son diestrisimos, y mui agiles a pie. Si no fuera por la persecucion incesante de aquellas valerosas tropas, hubieran ya acabado con las haciendas, y gentes de aquellos terrenos, y estarian mucho mas próximos de Mexico.

En el Nuevo-Mexico, y Nueva Vizcaya ay fabricas de mantas, y zarapes, con los que y con medias de lana, pieles de cibolo, y saleas comercian entresi.

Las pieles de Nutria se cogen con abundancia en la California.

De Coaguila y Texas nada puedo decir con evidencia, respecto a no haver pisado aquellas tierras, pero soi de sentir, que discreparán en poco las circunstancias de estas a las que acabo de exponer, por lo que continuamente oia.

Aunque el Nuevo Santander, y Nuevo Reyno de León colindan con Coaguila y Texas, no se consideran como Provincias internas. Para entrar en estas en menester caminar quando menos 300. leguas desde Mexico, cuya distancia libre de Apaches contiene ricos minerales, y haciendas poderosas.

He trabajado varios Mapas Generales de todo el Reyno, asi para los S.S. Virreyes Florez y Revillagigedo, como para aquella Comandancia General; y como era el único Yngeniero que alli havia, y tenia otros obgetos a que atender, no tube lugar para sacar una copia, la que aplaudiria infinito tener para hacer a V. E. una descripción mas clara, mas prolija, y con mayor satisfacción mia, no ocultandoseme, que la que llebo hecha carece de aquellos requisistos que un papel como este merece, a que se agrega no disfrutar en el dia la mas cabal salud, pero para que pueda V. E. formar más cabal idea le acompaño un Estado del Pie de las Tropas de Sonora, Nueva Vizcaya y Nuevo Mexico.

Nro. Sor. Gue. á V. E. m.s a.s. Cadiz 28. de marzo de 1797

Exmo. Señor

Juan de Pagazaurtúndua

(rúbrica)

Ex.mo Sor. D. Luis Huet

Notas: 1 Esta investigación ha sido posible gracias al apoyo de la Secretaría de Estado de Educación y Universidades de España, SAB2000-0287., 2 Para información sobre Pagazaurtundúa véase: Fireman, 1977; Capel, H. et al. 1983; Moncada Maya, 1993., 3 Moncada, 1999.

Fuente: CAPEL, H. et al. Los ingenieros militares en España Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial. Barcelona: Universitat de Barcelona, 1983., FIREMAN, J. The Spanish Royal Corps of Engineers in the Western Borderland. Instrument of the Bourbon Reform. Glendale: The Arthur H. Clark Co, 1977.MONCADA MAYA, J:O: Ingenieros Militares en Nueva España. Inventario de su labor científica y espacial, siglos XVI a XVIII. México: Instituto de Geografía, 1993., MONCADA MAYA, J. O. Cartografía y descripción de los territorios septentrionales novohispanos en la obra de los ingenieros militares, In MONCADA, J. O. (coord..) Fronteras en movimiento. Expansión en territorios septentrionales de la Nueva España, México: Instituto de Geografía, UNAM, 1999, p. 91-126.

Ficha bibliográfica: MONCADA MAYA, J. O. Una descripción de las provincias internas de la Nueva España a finales del siglo XVIII. Biblio 3W, Revista  Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, Universidad  de Barcelona, Vol. VIII, nº 436, 25 de marzo de 2003. <http://www.ub.es/geocrit/b3w-436.htm> [ISSN 1138-9796].

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia