historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
LOS IDEALES DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA

1°.  Restaurar el Imperio de la Constitución de 1857 con sus adiciones y reformas, tal caso regía el 19 de febrero de 1813, en la que no se apega a los principios contenidos en este programa, y realizar sus principios, que son los Ideales de la Revolución Mexicana, claramente consignados enseguida. Al efecto, se organizará el gobierno civil en todo el país, y en su oportunidad se gestionará la reforma de aquella Constitución; en el sentido de las reivindicaciones revolucionarias.

2°. Tan luego como sea posible, los jefes revolucionarios designarán por mayoría de votos un Presidente provisional que sea civil y de convicciones revolucionarias y quien después de tomar posesión de su cargo, procederá a organizar el gobierno, así como la administración civil de los Municipios, Distritos y Estados, según lo permitan las circunstancias y lo exijan las necesidades públicas. Además, el gobierno provisional procederá desde luego a poner en práctica el programa de la Revolución según consta en el artículo sexto, en caminos que satisfagan las justas aspiraciones de todos los mexicanos.

3°. Los miembros del ejército revolucionario reconocerán, apoyarán y obedecerán al gobierno que se designe y no entorpecerán la acción de las autoridades civiles, pues reconocen que este es el mejor medio de asegurar la reconstrucción y la salvación de la Patria.

4°. El gobierno provisional otorgará completas garantías de vida, de libertad y de propiedad a todos los habitantes de México.

5°. Una vez organizado el gobierno provisional, este publicará un manifiesto dirigido a todos los mexicanos que están fuera del país, invitándolos a que vuelvan a su patria con toda libertad y sin requisito alguno, cualquiera que haya sido o sea su filiación política, declarando que en el terreno libertado por la revolución, gozarán de toda clase de garantías.

6°. Que las reformas exigidas hoy por la revolución iniciada en 1910, y que el gobierno provisional debe poner en práctica desde luego, para satisfacer los anhelos nacionales y hacer la paz, consisten en lo siguiente.

A.      Facilitar la formación de la pequeña propiedad rural o agrícola, haciéndola extensiva a todos los mexicanos que lo desean. Al efecto, el gobierno provisional podrá disponer de las tierras de la propiedad federal o de las que adquiera de particulares por compra o por expropiación, indemnizando a sus dueños.

B.       Restituir desde luego a los pueblos, conforme a los títulos respectivos, los terrenos, montes y aguas de que han sido despojados. Los particulares que se crean con derecho de esas propiedades lo deducirán ante los tribunales competentes, sin perjuicio de que los pueblos entren en inmediata posesión de aquellos.

C.       Como consecuencia del contenido de los incisos anteriores, iniciar y llevar a la práctica, hasta donde lo permiten las circunstancias, la construcción de caminos, de obras de irrigación y el establecimiento de escuelas elementales de agricultura en todo el país. Para obtener mejor éxito, se estimará por todos los medios lícitos, la iniciativa individual o privada, para que preste su concurso en esta obra humanitaria y patriótica.

D.      Establecer bases justas y equitativas para evitar o solucionar los conflictos entre el capital y el trabajo, reconociendo las Uniones y el día de ocho horas para los adultos como el medio de evitar el agotamiento y la degeneración de la raza. Dictar las medidas necesarias para evitar los accidentes del trabajo, y asegurar un compensación racional a las víctimas o a sus familiares; establecer reglas a proveer pensiones para los envejecidos en el trabajo, como justa y merecida compensación a quienes han contribuido con su labor de la prosperidad del país, siendo objeto de una atención especial todo lo relativo a la higiene y ala reglamentación del trabajo de la mujer y de los hombres de edad, teniendo siempre en cuenta que de su salud y prosperidad dependen la salud y la felicidad de la patria. Siempre que sea posible se establecerán escuelas técnicas elementales o departamentos anexos a las escuelas comunes.

E.       Fomentar y difundir la educación pública en todos sus grados y en todo el país, sobre la base de la libertad de enseñanza consagrada por la Constitución de 1857, reservándose el derecho que tiene todos gobierno de velar por la higiene física, moral e intelectual de los educandos.

F.       Favorecer el desarrollo del comercio, de la agricultura, de la minería, de la industria petrolera y de todas las que sean posibles y necesarias para el bienestar y prosperidad del país, eliminando las trabas y los obstáculos que hasta hoy han impedido su desarrollo y procediendo siempre de manera que resulten justa y equitativamente beneficiados así, el interés nacional como el de los particulares, sea cual fuera si nacionalidad.

G.       Reformar nuestro sistema de Impuestos, estableciéndolo sobre bases justas y equitativas y favorecer el desarrollo económico nacional, tomando como base la libertad bancaria reglamentada y vigilada por el gobierno.

7°.   Los soldados revolucionarios y las viudas y huérfanos de los muertos en campaña, recibirán un lote de tierras sin costo alguno, según se establezca en la reglamentación respectiva.

8°. Una vez hecha la paz en todo el país, el gobierno provisional convocará a lecciones generales para la elección de funcionarios federales según la Constitución, sin perjuicio de dirigir las elecciones de Estados y Municipios, a medida que lo vayan permitiendo las circunstancias. Por medio del voto secreto será garantizada la libertad electoral de todos los ciudadanos.

9°. Es deber ineludible de las fuerzas revolucionarias tratar a los prisioneros de guerra conforme se acostumbra en las guerras civilizadas. Igual tratamiento se otorgará a los miembros de las instituciones humanitarias que tengan por misión especial atender a los enfermos y heridos del enemigo a aliviar las calamidades que ocasiona toda guerra a los habitantes pacíficos.

10. Entre tanto se organizan las finanzas del gobierno provisional, los jefes revolucionarios pueden obtener de los civiles lo estrictamente necesario para el gasto y aprovisionamiento de sus fuerzas, otorgando siempre el recibo correspondiente con el fin de que todo sea pagado en su oportunidad.

Fuente: Wikipedia. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicas. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia