historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
CARTA DE VICTORIANO HUERTA A FRANCISCO I. MADERO

México, octubre 28 de 1911.

Señor don Francisco I. Madero,

San Pedro de las Colonias.  

Muy señor mío:

He visto un mensaje suscrito por la respetable firma de usted, en el cual, entre otras cosas, dice lo siguiente: "Si las fuerzas federales no han podido obrar contra Zapata es en primer lugar, porque es muy difícil que tropas de línea persigan a partidas como las de Zapata, y en segundo, porque el jefe que estuvo al frente de las fuerzas federales, lo era el general Huerta, que observó una conducta verdaderamente inexplicable, por cuyo motivo desde un principio propuse yo que fueran dichas fuerzas dirigidas por otro jefe; pero tampoco se tuvo en cuenta mi indicación. Después el señor Presidente de la República hubo de convencerse y separó al general Huerta del mando de la columna."

Hasta aquí lo dicho por usted. Ahora debo manifestar a usted, con el fin de facilitarle los medios para justificar sus cargos contra mí que yo, como General en Jefe de las tropas que tuve la honra de mandar durante once semanas que PERMANECI EN AQUEL ESTADO, CON LA APROBACIÓN INCONDICIONAL DEL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPUBLICA Y SIN OBSERVACION ALGUNA DE LA SECRETARIA DE GUERRA, no hice más que batir victoriosamente a los rebeldes siempre que los encontré; abrir las escuelas, procurar establecer los servicios de policía que no existían y establecer las seguridades en las líneas férreas y en todos los caminos, hasta conseguir la completa pacificación del Estado, como tuve el honor de darle cuenta al señor Presidente, en carta que le dirigí al salir del territorio del Estado de Morelos por orden expresa de la Secretaría de Guerra.

Como quiera que yo estoy inquieto por los cargos que se sirve hacerme una persona tan respetable como usted, y cuyos cargos rechazo con toda la energía de que soy capaz, me permito, con todo respeto exhortarlo a que diga en qué consiste lo inexplicable de mi conducta.

Nada particular tiene mi petición, pues debe usted saber que yo, hijo del pueblo, SOY SOLDADO Y PADRE DE FAMILIA SIN MAS CAPITAL QUE LEGARLES A MIS HIJOS, QUE MI HONRA Y MI LEALTAD.

Así pues, reitero a usted mis súplicas de que usted se sirva hacer luz en los cargos que me hace; en la inteligencia de que ya suplico en carta al señor Presidente, se sirva darme permiso para declinar la honra que se sirvió otorgarme nombrándome vocal de la Junta Superior de Guerra, así como pido al señor Subsecretario de Guerra, mi licencia absoluta del Ejército de la República.

Y en estas condiciones dejaré de ser sospechoso y quedaré solamente como ciudadano para servir, como siempre lo he hecho, incondicionalmente al país y siempre en actitud de responder a los cargos que se me hagan como General en Jefe de las tropas que ayer mandé en Morelos.

Muy respetuosamente.

El General de Brigada,

VICTORIANO HUERTA.

Fuente: Gildardo Magaña. Emiliano Zapata y el Agrarismo en México. Tomos I a V. Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana. México, 1a ed. 1937. Edición facsimilar 1985. Tomo II. p. 55-56. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia