turismo.jpg

Chihuahua en Imagenes

FPSS slide image

Desierto Chihuahuense

Muy cerca del poblado de Coyame, a solo 2 ...

Más...
FPSS slide image

Plan de Viaje

El Chepe recorre 650 kilómetros atravesando las Barrancas del Cobre, ...

Más...
FPSS slide image

Casas Grandes-Madera

Zonas arqueológicas como Paquimé y las 40 Casas

Más...
FPSS slide image

Chihuahua Capital

Museo Casa Chihuahua frente a las Fuentes Danzarinas y al ...

Más...
FPSS slide image

Región Barrancas del Cobre

La Cascada de Basaseachi es un salto de agua con ...

Más...
FPSS slide image

Ciudad Juárez

La Catedral dedicada a la Virgen de Guadalupe anexa a ...

Más...
FPSS slide image

Perlas del Conchos

Ojo de Talamantes, creado por la naturaleza hace ...

Más...
FPSS slide image

Parral Ruta de Villa

El Museo Francisco Villa ocupa el edificio desde ...

Más...
SAMALAYUCA, ECOS EN LA PIEDRA DEL DESIERTO

En la época en la que se tallaron los petroglifos de Samalayuca alrededor del 1300 d. C. las fronteras entre México y Estados Unidos no existían, esa cicatriz vino después, sólo existían las montañas y un río en medio del desierto. En términos geológicos la geografía no ha cambiado casi nada, tan sólo es un pestañeo. Por otro lado, tampoco había materiales de dibujo, ni herramientas de escultura que hicieran el trabajo más fácil. Sólo contaban con sus manos y la naturaleza para hacer lo que hicieron.

LA CULTURA MOGOLLÓN

A través del desierto de Chihuahua, el suroeste de Texas y el sureste de Nuevo México existió y desapareció una cultura misteriosa y nómada llamada Jornada Mogollón[1], la cual se sitúa en el tiempo entre los años 600 a. C. al 1300 d. C. y es probablemente la responsable de haber tallado los petroglifos de Samalayuca.

Le gente del Mogollón en Samalayuca es increíblemente sorprendente, primero porque el lugar en el que decidieron vivir es uno de los espacios más inhóspitos del planeta con temperaturas que van desde los 44º C. en verano hasta los -16º C en invierno y que de manera misteriosa estuvieron habitados.

Cualquiera que se de una vuelta por el norte de Chihuahua puede constatar que la vida no es fácil para la gente en estos días aun cuando tenemos climas artificiales en las casas y pocos se bajan del coche para dar una caminadita por ahí, mucho menos para aquellos que no tienen esas comodidades y mucho menos para la gente Mogollón. Segundo, porque a pesar del clima sufren la escasez de animales, vegetación desértica no muy comestible y probablemente la falta de agua para el cultivo, el ganado o la supervivencia diaria. Aun bajo condiciones extremas a los antiguos pobladores les dio tiempo para crear arte, y no un arte fácil en términos físicos, sino un arte que implica partirse el cráneo debajo del sol tallando piedra.

No se sabe a ciencia cierta mucho sobre está gente y según el arqueólogo Francisco Mendiola la información que se tiene sobre sitios arqueológicos en el estado de Chihuahua se está empezando a catalogar contra viento y marea; principalmente por falta de apoyo y en lugares privados que sufren continuamente de abandono, vandalismo y robos. No así en los Estados Unidos que las zonas están perfectamente resguardadas y los visitantes pueden visitar las zonas en andadores de concreto, con cadenas para que no te pases y guías que se saben de memoria los datos más básicos. El primer y tercer mundo.

 

La gente Mogollón regó por toda la zona galerías de arte en piedra con imágenes impresionantes cuyos significados nos eluden y son libres de interpretación, lo cual las hace aun más interesantes.

Sí la arqueología va en función del espacio, la cultura y el tiempo como dice Mendiola entonces un asentamiento en Samalayuca es peculiarmente raro. ¿Por qué específicamente ahí y no un poquito más al norte? Unos pasitos más y se pudieron haber instalado cómodamente en las orillas del Río Grande. Probablemente la existencia de un ojo de agua a las faldas de la sierra sea un factor, pero no es determinante, la vida es mucho más fácil a las orillas de un río. Luego un elemento más al misterio son otros petroglifos en la zona hacia el noreste y curiosamente también alejados del río en un lugar llamado Hueco Tanks, en el Paso, Texas. Lo que me hace pensar que estos espacios eran para rituales y no asentamientos humanos hechos y derechos.

Hacia el sur los estudios señalan que el lugar más importante a cerca de 300 Km. en esa época era Paquimé situado en lo que hoy es la ciudad de Casas Grandes y era el centro comercial más importante del norte de México que se desarrolla entre el 700 y el 1500 d. C. y el cual tubo su apogeo entre el 1300 al 1450 d. C. más o menos cuando los Mogollón estaban tallando la piedra en el norte.

[1] El estilo jornada ( aprox. 1000-1400 d.C) procede y en parte es contemporáneo del arte temprano de los pueblo IV de Río Grande (aprox. 1325-1680 d.C).

Bibliografía: Campell, Joseph, Transformations of Myth Through Time, Harper & Row Publishers, 1990.; Gombrich, E. H.; Gombrich Esencial; Phaidon; 1996.; Mendiola, Francisco; El arte rupestre en Chihuahua, Colección Científica, 2002.; Westheim, Paul; El arte antiguo de México; Ed. ERA.; Sharp, Jay W; THE MOGOLLON, THEIR MAGIC;link: http://www.desertusa.com/ind1/ind_new/ind7.html; 2002.

Fuente: Fausto Gómez Tuena.; Samalayuca, Ecos en la piedra del Desierto (documento bajado de internet).

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia