historia.jpg

DEFENSORES DEL CASTILLO DE CHAPULTEPEC

En el Cerro de Chapultepec, el 13 de Septiembre 1847, alumnos del Colegio Militar, murieron heroicamente en defensa de la Patria durante el asalto por el ejercito  norteamericano.

En este sitio ocurrieron los hechos que han recogido la tradición y la leyenda, no del todo coincidentes con los datos que aportan los poquísimos documentos que de estos jóvenes se conserva en el Archivo Histórico del Colegio Militar y en el Ramo de Cancelados del Archivo Histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional y que son los que en seguida se anotan por orden alfabético:

La historia oficial mexicana recuerda en particular a seis de esos jóvenes cadetes, niños y adolescentes casi todos, que formaban el batallón a cargo de Nicolás Bravo que perdieron la vida en el combate del 13 de Septiembre de 1847, ya que lo hicieron con un alto grado de heroísmo y honor, peleando inclusive cuerpo a cuerpo. A estos jóvenes cadetes se les llama Niños Héroes de Chapultepec. 

Sus nombres: Juan de la Barrera, originario de la Ciudad de México, nacido en 1828; Juan Escutia, nacido en Tepic, Nayarit, alrededor de 1830; Francisco Márquez, nacido en Guadalajara, Jalisco, en 1834; Agustín Melgar, oriundo de Chihuahua, nacido entre 1828 y 1832; Fernando Montes de Oca, originario de Azcapotzalco, y Vicente Suárez, quien nació en Puebla en 1833.

Pero, no solo ellos murieron heroicamente en la defensa del castillo de Chapultepec durante la invasión estadounidense hubo muchos más efectivos combatiendo al enemigo, como lo fueron los integrantes del batallón de San Blas y el batallón de San Patricio.

El 11 de noviembre de 1847 se instauró una medalla de honor a los defensores de Chapultepec.

Estos efectivos fueron los siguientes: general graduado coronel Mariano Monteberde, director; coronel graduado, teniente coronel Mariano Azpicueta, segundo jefe; teniente coronel graduado, comandante del escuadrón Fortunato Soto, bibliotecario; capitanes Francisco Jiménez, profesor de mecánica y Domingo Alvarado.

Tenientes Manuel Alemán, Agustín Díaz, Fernando Poucel, Joaquín Argáiz, José Espinosa, Agustín Peza y Juan de la Barrera, este último muerto el 13 de septiembre; subteniente alumnos Miguel Poucel, Amado Camacho y Pablo Carrasco, capellán; cirujano Rafael Lucio; paisano Rafael Landero, mayordomo; sargento segundo Teófilo Novis; cabo José T. Cuéllar; tambor Simón Álvarez; corneta Antonio Rodríguez.

Alumnos Francisco Molina, Mariano Cobarrubias, Bartolomé Díaz de León, Ignacio Molina, Andrés Mellado (herido el día 13), Agustín Camarena, Ignacio Ortiz, Esteban Zamora, Fernando Montes de Oca (muerto el día 13), Manuel Ramírez de Arellano, Ramón Rodríguez, Carlos Bejarano, Agustín Romero (herido el día 13), Isidoro Hernández, Santiago Hernández, Ignacio Burgoa, Agustín Melgar (muerto el día 13), N. Escontría, Joaquín Moreno, Ignacio Valle, Antonio Sola, Francisco Leso, Sebastian Trejo, Luis Delgado, Ruperto Pérez de León, Cástulo Galicia, Feliciano Contreras, Francisco Morales, Miguel Miramón, Sabino Montes de Oca, Luciano Becerra, Adolfo Unda, Vicente Suárez (muerto el día 13), Manuel Díaz, Francisco Morel, Vicente Herrera, Onofre Capelo, Magdaleno Ita y Emilio Laurent.

Esta lista, formada por Manuel Azpilcueta y autorizada por Monteberde, apareció el lunes 16 de octubre de 1848 en El Correo Nacional Oficial del Superior Gobierno de la República Mexicana.

Por error de Azpilcueta, quien no estuvo en el asalto del 13 de septiembre de 1847 al Castillo de Chapultepec por haberse enfermado el día 11, o acaso por omisión del escribiente, dejó de mencionar a los alumnos Juan Escutia (muerto el día 13), Agustín Romero e Hilario Pérez de León, que perdió un brazo ese día, y al teniente coronel, comandante de escuadrón Tomas García Conde.

Muerto en defensa de la patria. El 23 de diciembre de 1847 se creó una cruz especial (condecoración) para los mismos defensores, y por acuerdo de 3 de marzo de 1884 se dispuso que a los Niños Héroes se les siguiese pasando revista de Comisario como vivos, poniéndose en las listas del Colegio Militar la nota de Muerto en defensa de la Patria. Esa disposición se ratificó el 31 de julio de 1926.

Descubren sus restos. El 25 de marzo de 1947 el general Juan Manuel Torrea y el entonces coronel Manuel de J. Solís, de acuerdo con un plano y la versión verbal del general Manuel Plata, que había sido subdirector del Colegio, descubriendo los restos de los Niños Héroes en el Bosque de Chapultepec, en un lugar próximo a los cuatro hermosos sabinos llamados "Ahuehuetes de Miramón".

El Hallazgo se hizo con el personal y fondos de la Secretaría de la Defensa Nacional, por órdenes del general Gilberto R. Limón.

El 9 de septiembre 1947, por decreto del Congreso de la unión, se reconoció oficialmente que esos restos pertenecen a quienes la tradición popular señala con la designación simbólica de Niños Héroes de Chapultepec.

Los restos se guardaron separadamente en la Sala de Banderas del Colegio Militar, en urnas de cristal montadas en armazón de plata maciza, hasta el 27 de septiembre de 1952, en que durante una solemne ceremonia oficial, se depositaron en el Monumento a los Niños Héroes, obra del arquitecto Enrique Aragón Echegaray y del escultor Ernesto Tamariz, al pie del cerro, donde culmina el Paseo de la Reforma.

Fuente: Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia