historia.jpg

ELENA IRENE ARIZMENDI

ELENA IRENE ARIZMENDI MEJÍA (1884-1949)

Hija de una familia oaxaqueña de prominente raigambre liberal. Su padre, Jesús Arizmendi, fue un acaudalado hacendado y su madre, Isabel Mejía, era hija del general Ignacio Mejía, liberal y enemigo de Porfirio Díaz, que contendiera por la presidencia contra Manuel González.

Elena recibe una educación muy acorde a su época en colegios de México y los Estados Unidos, siendo en la Escuela de Formación de Enfermeras de Santa Rosa, Texas, en donde cursa la carrera de enfermería.

Con el paso de los años, Elena forma parte del movimiento de Francisco I. Madero y es ahí donde, después de funda la Cruz Blanca Neutral el 5 de mayo de 1911 para ayudar a los heridos en la Revolución.

El 25 de mayo de 1911, el señor Don Francisco I. Madero en su carácter de Presidente Provisional de la República y Jefe de la Revolución Mexicana decretó que la Asociación Mexicana de la Cruz Blanca Neutral quedara reconocida como nacional con todas las franquicias, derechos y obligaciones de las asociaciones similares.

El 23 de diciembre de 1911, fue otorgada la escritura constitutiva mediante la cual esta institución se organizó de acuerdo con las Leyes de Beneficencia Privada vigentes.

En ese año, Elena visita el despacho de José Vasconcelos para que la defienda de una posible demanda judicial. Ahí empieza una relación que será muy pasional, arrebatada.

Fueron casi cinco años de amores tortuosos. De México van a Nueva York, Londres y finalmente en Lima, Perú, donde ella lo abandona y regresa a la urbe de hierro. Pero tiene una gran influencia en el pensamiento de Vasconcelos.

Además de ser el personaje literario de Ulises criollo y La Tormenta, en su libro la Raza Cósmica el maestro de América habla de las nuevas parejas que serán fácilmente disueltas como parte de una utopía amorosa. Y como secretario de Educación, se manifestó a favor del feminismo e incorporó a varias mujeres como Eulalia Guzmán, Elena Torres y durante su campaña presidencial postulaba el sufragio para las mujeres.

Elena vivió en Nueva York de 1916 a 1939; formó la Liga de Mujeres de la Raza, una red de feministas hispanoamericanas que buscaban adaptar el movimiento a la cultura hispanoamericana, señala Gabriela Cano.

Cuenta que en ese tiempo es directora de la revista Feminismo Internacional y colabora en varios periódicos. Pero no deja de interesarse por lo que pasa en México y critica del anticlericalismo de Plutarco Elías Calles y después simpatiza con Lázaro Cárdenas y su deseo de dar el sufragio a las mujeres.

Cuando se publicaron las memorias de Vasconcelos, explícitamente el Ulises criollo y La Tormenta, envía una carta al editor Gabriel Botas para protestar y corregir la figura de ella que describe Vasconcelos. “No es así como soy”, escribió muy enojada.

En 1939, Elena regresa a México y los últimos diez años trabaja para la Cruz Blanca, hasta que muere en 1949.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia