historia.jpg

BATALLA DE SAN PASCUAL

La Batalla de San Pasqual, también deletreado San Pascual, fue un encuentro militar que tuvo lugar durante la Guerra de Intervención Estadounidense, en lo que hoy es el Valle de San Pasqual, una de las comunidades de la ciudad de San Diego, California.

Del 6 al 7 de diciembre de 1846, las fuerzas compuesta por Californio’s (término utilizado para identificar un californiano sin distinción de raza, durante el período que California era parte del Virreinato de la Nueva España y gobernada desde la ciudad de México) y un grupo de lanceros comandadas por el General Andrés Pico derrotaron a la columna del Ejército de los Estados Unidos comandada por Stephen W. Kearny compuesta de 150 hombres, reportándose 18 bajas. En una acción subsiguiente, las fuerzas de E.U.A., todavía fueron capaces de llegar a San Diego, apoyándose en una fuerza militar multidisciplinaria que  logro expulsar a los californios de la zona.

El general Kearny tenía órdenes de tomar el control de las fuerzas estadounidenses en California, pero antes de entrar en Alta California desde Santa Fe, Kearny envió de vuelta a 200 de sus 300 de sus fuerzas de dragones montados después de escuchar del mensajero Kit Carson que toda California había sido capturada por el comodoro Robert F. Stockton y sus combinación de 400 marineros e infantes de marina, y John C. Frémont y sus 400 hombres del Batallón California.

Después de 1,370 kilómetros de marcha agotadora cruzando el desierto de Sonora, Kearny y sus hombres en su mayoría montados a lomo de mula llegaron finalmente a California condiciones deplorables. Allí, se encontró con el capitán Archibald Gillespie de los infantes de marina estadounidenses, que traía un mensaje de Stockton y su pequeña fuerza de 36 hombres y un pequeño obús que habían conseguido en Los Ángeles. Las fuerzas totales estadounidenses ascendían a 179 hombres. [1]

El capitán Archibald Gillespie era portador de un mensaje de Stockton el cual informó a Kearny; de la presencia en San Pasqual de una fuerza de unos 100 lanceros Californio’s montado en caballada fresca y dirigidos por el comandante de las fuerzas mexicanas en California, Andrés Pico. Los estadounidenses no esperan que los Californio’s fueran adversarios tan formidables, pero Kearny, todavía así quería sacar provecho de la posibilidad de un ataque por sorpresa, y capturar la manada del caballo Californiano’s. También lo que Kearny quería, era recabar una información más precisa acerca de la fuerza enemiga en preparación para un ataque a la mañana siguiente.

El teniente Thomas C. Hammond, junto con un desertor Californio, Rafael Machado, y un destacamento de seis dragones (caballería ligera) -un informe dice que tres dragones y otra más de once-  recibieron la orden de explorar la posición de Pico, que estaba situado en un pequeño pueblo indio del Valle de San Pascual (San Pasqual Valley). El grupo de exploradores de Hammond fue descubierto por el capitán Leonardo Cota y algunos de sus lanceros Californio’s mexicanos, quienes se encontraban en el valle en ejercicios de entrenamiento. El elemento sorpresa se había perdido. A la medianoche Kearny ordenó un avance inmediato. Había llovido esa noche. Los hombres, mosquetes, pistolas y equipos estaban húmedos y fríos, pero las tropas después de más de seis meses sin ninguna acción, estaban mas que dispuestos a enfrentarse con los Californio’s. Temprano por la mañana del 6 de diciembre de 1846, la columna procedió de dos en dos a través del canal entre Santa María (actual Ramona, California) y San Pasqual. Durante el descenso, cuando todavía estaba oscuro y con una niebla baja y densa, las fuerza de Kearny se dispersaron, y quedaron atrapadas en una situación de desventaja por el rápido avance de General Pico. [2]

El capitán Archibald Gillespie de los marines fue atacado por lanceros, por el frente y la retaguardia en San Pascual. Se genero una confusión en cuanto a que orden por quién fue dada, sin embargo, se cree que el capitán Abraham R. Johnson inició prematuramente la acción. De acuerdo a los flancos, Kearny ordenó "trote!" , pero Johnson, que ocupaba la parte delantera de la columna entendido mal y repite la instrucción como "¡Carga!". La fuerza de Kearny en ese momento se encontraban a tres cuartos de milla (1,2 km) del campamento de Pico. Cerca de cuarenta de los mejores oficiales de caballeria y hombres de infantería se fueron por delante del cuerpo principal de la fuerza. Las mulas que tiraban un obus de Kearny se desboco, llevándose una de las armas de fuego con ellos. Las fuerzas del general Pico ya estaban en montadas en posición y les fue fácil permanecer por delante de los estadounidenses y sus mulas cansadas.

Sus fresca caballada y superior tropa de caballería, hizo fácil poder maniobrar a su antojo, y dirigió al grupo de avance de los estadounidenses aún más lejos de su fuerza principal. Los estadounidenses no conocían el terreno y los Californio’s si. Una segunda separación de aproximadamente veinte y ocho estadounidenses incluyendo Kearny se colocaron en la vanguardia de la carga. Polvo húmedo reduce la eficacia de las carabinas y pistolas de los Americanos, pronto su fuerza se redujo a confiar únicamente en sus sables. Los Californio’s estaban armados con una mezcla de armas de fuego, sables y lanzas largas y reatas (lazo trenzado de cuero crudo) que sabían utilizar con gran destreza y efectividad.

Como su principal estrategia en su ataque, los estadounidense se acercaron a Kumeyaay, revillage, ahi los californios los rodearon y dispararon sus pocas armas de fuego contra ellos. Uno de los primeros disparos mataron al capitán Johnson, pero los estadounidenses continuaron el avance y devolvieron el fuego. Los californios emprendieron la retirada, y los estadounidenses los persiguieron. El Capitán Benjamin D. Moore ordenó una segunda cargada. Esta acción aumentó la distancia entre las tropas estadounidenses y redujo aún más el tamaño, aislándoles del grueso del ejercito principal. Cuando los Californio’s contra atacaron, fueron capaces de enfrentar solo al capitán Moore y sus fuerzas. Fue rápidamente rodeado y asesinado. Otros de los estadounidenses se encontraron en medio  de la acción, debido al falló de sus armas, muchos de ellos resultaron heridos o muertos por  las lanzas de los Californio’s. Algunos fueron desmontados de sus caballos valiéndose los Californio’s de sus reatas y posteriormente lanceados. Los   estadounidenses montados en mulas, fueron especialmente vulnerables debido a la renuencia de las mulas a seguir instrucciones. Por otra parte, la caballería de los  Californio’s, desbordo fácilmente a los americanos y los aniquilo con el uso de sus lanzas largas.

Tanto el capitán Gillespie como el General Kearny resultaron heridos en la batalla, al igual de varios de los otros oficiales quienes fueron muertos o heridos. Capitán Henry Turner temporalmente tomó el mando y organizó una posición defensiva, lo que permitió que el resto de las tropas alcanzaran y se reunieran con las del frente. El Dr. John S. Griffin, cirujano de Kearny, informó de que los fuerzas americanas habían tenido 17 muertos y 18 heridos de los 50 oficiales y soldados que habían confrontado al enemigo. Las bajas estadounidenses fuero enterradas en una fosa común. Las fuerzas de Andrés Pico sólo sufrió dos muertes y 12 heridos en la batalla.

Después de la creación de un perímetro defensivo, los estadounidenses enviaron a Kit Carson, con un escolta y guía indio para apelar por refuerzos de la flota estadounidense anclada en la bahía de San Diego. Bajo el amparo de la oscuridad, Carson y su equipo lograron llegar hasta la flota americana. Las golpeadas y desmoralizadas fuerzas estadounidenses, por temor a otro ataque de los Californio’s y no esperando el regreso de Carson, probablemente iniciaron el retiró a las pocas horas aprovechando la oscuridad. Las fuerzas de los E.UA., viajaron a San Diego y se unieron a la flota americana. Juntos,  fueron capaces de expulsar de San Diego a las fuerzas de los Californio’s. [3]

Kearny envió expediciones realizadas por Edward Beale y Kit Carson con la intención de pedir refuerzos urgentes al Comodoro Stockton, que tenía su sede en San Diego, 28 millas (45 km.) al sur-suroeste. Stockton rápidamente envió una unidad de más de 200 marineros e infantes de marina, cuya llegada causó que los Californio’s se dispersaran. Las nuevas fuerzas acompañaron a las maltratadas tropas de Kearny a San Diego, a donde llegaron 12 de diciembre de 1846. [4]

Algún tiempo después de la batalla, el general Kearny escribió que los Estado Unidos  habían alcanzado la victoria ya que los Californio’s habían "huido del campo de batalla" [4], pero no fue una visión muy compartida. Oficiales de la Marina de los Estados Unidos vieron la batalla como una derrota del Ejército de los E.U.A., mientras que los Californio’s consideraron el enfrentamiento como una victoria. [4] Hasta el día de hoy, quien ganó es motivo de discusión. [5]

Referencia: 1.^ Pages 140 to 149, Sides, Blood and Thunder.; 2.^ Pages 148 to 151, Sides, Blood and Thunder.; 3.^ Pages 154 to 165, Sides, Blood and Thunder.; 4.^ a b c Richard Griswold del Castillo. "The U.S.-Mexican War in San Diego, 1846–1847: Loyalty and Resistance". The Journal of San Diego History. http://www.sandiegohistory.org/journal/v49-1/war.htm. Retrieved 18 October 2008.; 5.^ "The Battle of San Pasqual". The California State Military Museum. California State Military Department. http://www.militarymuseum.org/SanPasqual.html. Retrieved 24 March 2010.

Fuente: Wikipedia. Coy, Owen C., PhD, "The Battle of San Pasqual," Sacramento: California State Printing Office, 1921.; Dunne, William B. Notes on the Battle of San Pascual (Berkeley: Bancroft Library).; Executive Document Number 1, accompanying the President's message at the Second Session of the 30th Congress, December, 1848, including the Report of Commodore Stockton.; Jones, Sally Cavell, The Battle of San Pascual (Masters Thesis, USD, 1973).  Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia