chihuahuense.jpg

LA LEYENDA DEL PERRO DE SAN ANDRÉS

Cuentan que en el poblado de San Andrés, Chihuahua, en tiempos de la revolución mexicana, Francisco Villa reclutaba gente para que se unieran a la lucha armada.

Dicen las voces que, en dicho poblado vivía un telegrafista cuyo nombre se ha perdido en el tiempo. Se comenta que, en varias ocasiones Pancho Villa lo invitó para que se uniera a la revolución pero el telegrafista argumentaba que se encontraba muy cansado y que prefería dormir.

Lo anterior hizo enojar a Villa quien lo mandó fusilar junto con un perro propiedad del citado individuo, el fusilamiento se verificó en el panteón del poblado de San Andrés, para que en dicho lugar descansara una eternidad, como el telegrafista deseaba. Posteriormente Francisco Villa se embarco por ferrocarril junto con sus tropas a continuar la lucha armada en otros lugares.

Desde ese día a la fecha, por las noches oscuras del mes de junio sobre todo a la orilla del rió, se oye la cadena y el lamento del perro pasearse por todo el pueblo; quien lo escuche sabe en ese momento que hasta el viento tiene miedo por que el perro que gime, fue fusilado junto a su amo en el panteón del lugar, y no ha podido encontrar eterno descanso.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia