historia.jpg

LIBRADO RIVERA

LIBRADO RIVERA GODINEZ (1864-1932)

Nació en 1864 en la municipalidad de Rayón, San Luis Potosí, siendo hijo de un pobre granjero, Antonio Rivera y de Irinea Godinez. En su infancia asistió a una escuela al aire libre que estaba cerca de la hacienda La Estancia.

El maestro de esta escuela, Jesús Sanáz, tuvo gran influencia sobre Librado, ya que después de las clases, alumno y maestro daban grandes caminatas juntos, durante las cuales Sánaz explicaba al joven Librado las razones de la pobreza de los campesinos y la necesidad de una reforma social radical. Más tarde se cambió a la escuela municipal de Rayón.

Graduado con honores en 1888, al demostró ser un alumno excepcional y gracias a la intervención de un hacendado local pudo obtener una beca del gobierno estatal, lo que le permitió proseguir con sus estudios en la Escuela Normal de maestros en San Luis Potosí, la capital del Estado.

Librado empezó a enseñar en la escuela El Montecillo de San Luis Potosí, convirtiéndose en su director algunos años más tarde. En 1895, regresó a la Escuela Normal como profesor de historia y geografía. Para completar su sueldo de maestro, impartió clases privadas en su tiempo libre, a niños de las familias más selectas de San Luis Potosí, inclusive a los del Jefe Político local.

Al visitar los hogares de la burguesía provincial, Librado pudo comparar sus vidas llenas de salud y ocio con las de pobreza e injusticia de los pequeños proletarios y peones. Este odioso espectáculo del rico viviendo holgazanamente y del pobre sufriendo, iba a ser la obsesión de Librado durante todo el resto de su vida. Pronto, en la Escuela Normal, empezó a denunciar la injusticia social a sus alumnos.

En 1900, Librado Rivera era un defensor entusiasta del recién formado movimiento liberal, fundado gracias a la iniciativa de Camilo Arriaga, y cuyo propósito original consistía en combatir la creciente influencia de la iglesia católica en los asuntos estatales a pesar de las Leyes de Reforma de 1857; además, muchos de los interesados en el movimiento, entre ellos Librado, se oponían férreamente a la dictadura de Díaz que se basaba en la esclavitud, en la corrupción y en la expropiación estatal de tierras comunales trabajadas por los campesinos en una forma primitiva de anarco-comunismo.

Se hizo miembro del Club Liberal "Benito Juárez" en 1900, participó como delegado en el Congreso Liberal de 1901 en San Luis Potosí organizado por el Club Liberal "Ponciano Arriaga", ahí conoció a Ricardo Flores Magón y en 1902 fue arrestado por primera vez, al ser liberado se traslada a la Ciudad de México donde forma parte de la protesta en la oficina de El hijo del Ahuizote el 5 de febrero de 1903, la leyenda "La Constitución ha muerto..." pudo haber sido ideada por Rivera.[1]

Junto con los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón tuvo una participación fundamental en la orientación anarquista de la Junta Organizadora que en 1905, desde el exilio en Saint Louis, Missouri, se encargaría de los preparativos que permitieron fundar el Partido Liberal Mexicano en 1 de julio de 1906.

En 1907, después de las huelgas de Cananea y Río Blanco, en las que los obreros fueron influidos y asesorados por integrantes del Partido Liberal, Porfirio Díaz ordenó arrestar a los hermanos Flores Magón, Antonio I. Villarreal y a Librado Rivera.

Cuando Villarreal y Juan Sarabia se separan de la Junta Organizadora en 1911, Rivera permanece en el grupo junto con Ricardo y Enrique Flores Magón, quienes para marcar las diferencias entre ambos grupos de liberales publican un manifiesto el 23 de septiembre de 1911 en el cual hacen un llamado a los mexicanos para luchar contra el Estado, el Capital y el Clero identificando a éstos como los poderes que oprimen a la población.

El 16 de marzo de 1918, junto con Ricardo Flores Magón, publicó en Regeneración (que entonces se editaba en Los Angeles, California) un manifiesto dirigido a los anarquistas del mundo, la circulación del manifiesto motivó al gobierno estadounidense a encarcelarlos en la prisión de Leavenworth, Kansas, acusados de sabotear el esfuerzo bélico de Estados Unidos, que en ese entonces participaba en la Primera Guerra Mundial.

En 1923 fue puesto libertad y enseguida fue deportado a México. Le fue ofrecida una curul de diputado y otra de senador en San Luis Potosí, incluso una cátedra, mismas que rechazo.[2]

Rivera continuó su labor periodística y de crítica al gobierno post revolucionario de Plutarco Elías Calles con publicaciones como Sagitario, editado por el grupo anarquista Los Hermanos Rojos, y Avante. En sus artículos periodísticos y en el libro Los Mártires de Texas, Rivera aboga por la libertad de los magonistas aún presos en los Estados Unidos, lucha por evitar la ejecución de Sacco y Vanzetti. También difunde el pensamiento de Flores Magón y Práxedis G. Guerrero.

En abril de 1927 fue arrestado en Tampico, Tamaulipas acusado de ¡Insultar al presidente!, hacer la apología pública del anarquismo y de incitar al pueblo hacia la anarquía.[3]

Al salir de prisión, en Noviembre de 1927, Librado se traslada a Monterrey, donde el Sindicato Metalúrgico apoya la publicación de ¡Avante!, que había nacido a instancias del propio Librado y se hace cargo de la dirección. Publica tres números del periódico en esta ciudad, pero es hostilizado por la policía y decide regresar a Villa Cecilia, donde mantiene, figurando como su director, la publicación de este periódico quincenal hasta 1930.

Ya con Emilio Portes Gil como presidente interino, Librado es nuevamente arrestado el 19 de febrero de 1929; se le acusa de estar involucrado en el asesinato de Alvaro Obregón y es torturado.

El 13 de febrero de 1930, ocho días después de la toma de posesión de Pascual Ortiz Rubio, Librado califica la elección como una farsa electoral, es detenido nuevamente, es  trasladado secretamente a la penitenciaría de la Ciudad de México.

Sale de prisión en marzo de 1930 y vive con Nicolás T. Bernal. Para 1931 vuelve a editar un periódico mensual: ¡Paso!, cuyo título puede ser un homenaje a Práxedis, dado que Librado publicó en Avante un artículo de éste con el mismo nombre.

El 19 de febrero de 1932, cuando Librado se disponía a abordar un tranvía es atropellado por un vehículo en Villa Alvaro Obregón, San Angel. En el hospital Juárez, por descuido médico, contrae tétanos.

Librado Rivera murió en la Ciudad de México el 1 de marzo de 1932, a la edad dé 68 años.

El último número de ¡Pasos!, una sola hoja, tiene como contenido único la noticia de la muerte de Librado Rivera, noticia que porque sus hechos enaltecieron la bondad del pensamiento libertario.

Referencias: 1. Cockcroft, James D. (2003). Precursores intelectuales de la Revolución mexicana. SigloXXI Editores. ISBN 968-23-1631-6.; 2. Alcayaga Sasso, Mónica. "Librado Rivera: El indomable magonero", Estudios, México, 1994.; 3. ¡Viva Tierra y Libertad! Librado Rivera, Editorial Antorcha, 1980.

Fuente: Wikipedia. Partido Liberal Mexicano.; Revolución mexicana.; Anarquismo en México. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia