historia.jpg

FELIPE ÁNGELES: SOCIALISMO REVOLUCIONARIO

Uno de los héroes desconocidos de la Revolución mexicana, Felipe Ángeles, fue uno de los más aguerridos soldados que lucharon para Francisco Villa. De ideas socialistas que comúnmente fueron tachadas de irreales y utópicas, abogó siempre por la lealtad como máximo valor humano y luchó por el reconocimiento de la igualdad de todos los hombres.

Felipe de Jesús Ángeles Ramírez nació en Zacualtipan, Hidalgo, el 13 de junio de 1869, fruto del matrimonio entre Juana Ramírez y el coronel Felipe Ángeles quien luchó durante la intervención norteamericana de 1847 y la francesa de 1862.

Estudio su instrucción básica en el municipio de Huejutla, Hidalgo. Pasó después a la escuela de Molango y al Instituto Literario de Pachuca. A los catorce años de edad ingresó en el Colegio Militar donde se especializó en el arma de artillería.

Se unió a Francisco I. Madero en 1912 y combatió en contra de los zapatistas en el estado de Morelos. Participó en la “Decena Trágica”. Fue aprehendido junto con Madero y José María Pino Suárez y se le encarceló en Palacio Nacional.

En 1913 luchó al lado de Francisco Villa hasta 1915, cuando se exilió tras la caída de Victoriano Huerta y el reconocimiento de Venustiano Carranza como presidente. En 1918 regresó a las filas de Villa, pero diferencias políticas los obligaron a separarse.

Murió fusilado el 26 de noviembre de 1919 en Chihuahua después de que un consejo le sentenciara a muerte a pesar de sus logros y victorias.

UN POCO DE HISTORIA

Felipe Ángeles recibió una beca por parte de Porfirio Díaz para estudiar en Francia y perfeccionar sus estudios militares gracias a los servicios que su padre rindió a la patria. Sin embargo, en una entrega de premios del Colegio Militar, Ángeles atacó verbalmente a los soldados superiores ante Díaz por su falta de lealtad, por lo cual recibió críticas.

Se unió a los maderistas en 1912 como director del Colegio Militar y, con el rango de General Brigadier, combatió a las fuerzas de Pascual Orozco en el estado de Sonora. Madero lo enviaría a tratar de detener a Emiliano Zapata.

El 9 de febrero de 1913 estalló lo que es conocido como “Decena Trágica”. Varios inconformes se sublevaron con el fin de derrocar al entonces presidente Madero: se decretó el estado de sitio.

El 17 de febrero fueron aprehendidos Madero, Pino Suárez y Ángeles, tras lo cual Victoriano Huerta llegó al poder. Encarcelado en Palacio Nacional tras la muerte de Madero, se simuló una comisión en Europa con la finalidad de desterrarlo.

Al poco tiempo regresó al país y se unió a las fuerzas de Venustiano Carranza y un año después luchó al lado de Francisco “Pancho” Villa, con quien alcanzó las más notables victorias de la Revolución en Torreón y Zacatecas.

En 1915, los Estados Unidos de Norteamérica reconocieron a Carranza como presidente, lo cual obligó a Felipe Ángeles a auto exiliarse. Escribió una serie de artículos que definían su posición política, la cual fue tachada de irracional.

Regresó a México hasta diciembre de 1918 y se unió a Villa con la intención de atacar a Carranza. Para tal empresa proclamó el Plan de Río Florido. Sin embargo, sus intentos de unificación fracasaron, por lo que se le denunció, aprendió y fusiló en 1919.

Fuente: Por Héctor Yoshiro González Luna, Ciudad de México, noviembre de 2010. Doce mil grandes (Vol. XII) “Grandes de México” (México, PROMEXA, 1982) Bicentenario, Ruta 2010. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia