historia.jpg

LA REVOLUCIÓN MEXICANA Y SUS MUCHOS PLANES O PACTOS

• Plan de San Luis.

Firmado por Francisco I. Madero el 5 de octubre de 1910. En su parte medular leemos lo que sigue: “He designado el domingo 20 del entrante noviembre para que a las seis de la tarde en adelante en todas las poblaciones de la República se levanten en armas bajo el plan siguiente: 1. Se declaran nulas las elecciones para presidente (Porfirio Díaz) y vicepresidente de la República (Ramón Corral), magistrados a la Suprema Corte de la Nación y diputados y senadores, celebrada en junio y julio del corriente año. 2. Se desconoce el actual gobierno del general (Porfirio) Díaz… se declara ley suprema… el principio de NO REELECCIÓN …” ¡Excluía las reivindicaciones de tipo social, laboral y agrario! Y no fueron los hermanos Serdán los primeros en apoyarlo. Toribio Ortega en Cuchillo Parado, Chihuahua, fue el iniciador, 5 días antes del día 18 de noviembre.

• Plan Revolucionario de Caborca.

Firmado el 10 de abril de 1911 por el general Francisco G. Reina y varios ciudadanos sonorenses. Ratificaba el Plan de San Luis y desconocía el gobierno de Porfirio Díaz.

• Plan de Ayala.

Apenas tres semanas después de la toma de posesión de Madero como presidente, Emiliano Zapata se rebeló contra su gobierno. La rebelión de “¡Tierra y Libertad!” afectó a media docena de entidades federativas, además del propio Distrito Federal. El Plan fue reformado el 30 de mayo de 1913, desconociendo a Pascual Orozco y reconociendo a Zapata como jefe de la Revolución.

• Plan de Texcoco.

Publicado en agosto de 1911 por Andrés Molina Enríquez ( cuyo libro fundamental, de 1909, Los grandes problemas nacionales, todavía no es asimilado ni aplicado en el presente) cuestionaba el gobierno del presidente interino León de la Barra e iba contra Madero. Entre otros puntos, señalaba el fraccionamiento de las grandes propiedades, la supresión de jefes políticos y el mejoramiento de los salarios. Fue encarcelado dos años y desde la prisión colaboró en El Diario del Hogar. ¡Teórico indiscutible del agrarismo mexicano!

• Plan de Bernardo Reyes.

Fue expedido en Soledad, Tamaulipas, el 16 de noviembre de 1911 con el objeto de reformar al Plan maderista de San Luis Potosí. El golpe fue contra el presidente Madero.

• Plan de la Empacadora.

El 25 de marzo de 1912, Pascual Orozco hijo, militar de la revolución maderista del Plan de San Luis, se rebeló en la ciudad de Chihuahua contra su antiguo amigo, el presidente Madero. Fue un movimiento armado que le provocó derrotas importantes al ejército federal. Su lema consistía en "Reforma, Libertad y Justicia". Finalmente, fue aplastado por el general Victoriano Huerta y Pancho Villa como aprendiz de combates formales.

• Plan Felicista.

En octubre de 1912, Félix Díaz ( sobrino de Porfirio Díaz), bajo el lema de “Paz y Justicia” proclamó este plan, en oposición al gobierno de Madero e invitando al ejército federal para secundarlo.

• Plan o Pacto de la Embajada.

Después de la fatídica “Decena Trágica” (9 al 18 de febrero de 1913), al quedar prisioneros en el propio Palacio Nacional el presidente Madero y el vicepresidente Pino Suárez, se firmó un documento, así llamado “porque fue ( tramado) en la embajada de los Estados Unidos”; se acordaba el desconocimiento del gobierno federal. Maquinaban esto los generales Victoriano Huerta, Félix Díaz, Rodolfo Reyes y el teniente coronel Joaquín Mass (¿descendiente de Maximiliano de Habsburgo?); de facto, lo ratificó el embajador norteamericano Henry Lane Wilson.

• Plan de Guadalupe.

El 26 de marzo de 1913, el gobernador de Coahuila, Venustiano Carranza, inició el movimiento armado denominado “constitucionalista”, en referencia a la Constitución del 5 de febrero de 1857. Desconocía al gobierno del presidente Victoriano Huerta. Tuvo adiciones posteriores el 12 de diciembre de 1914, en lo social, para buscar la adhesión de las clases populares. Esto sucedió cuando Carranza fue desplazado de la ciudad de México a Veracruz por el gobierno de la Convención ( de Aguascalientes, de México, de Cuernavaca y después de Toluca, el 8 de julio de 1915).

• Plan o Pacto de Torreón.

Pese a los triunfos militares, las diferencias entre los jefes principales del Ejército Constitucionalista eran cada vez mayores. Desde el inicio del movimiento, Zapata había actuado por su cuenta, siempre orientado a la revolución agraria. Entre Carranza y Villa crecían las pugnas. En consecuencia, en un intento por dirimir conflictos, el 8 de julio de 1914 se firmó el Plan o Pacto de Torreón, en el cual, representantes de la División del Norte ( Villa) y del Cuerpo del Ejército del Noroeste (Obregón y Carranza) hicieron modificaciones al Plan de Guadalupe, excluyendo a Carranza para la presidencia nacional…¡Al paso de los días, fue evidente que ninguna de las dos partes cumpliría con esto!

• Plan Felicista de Tierra Colorada.

Fue proclamado el 23 de febrero de 1916 en el campamento de Tierra Colorada, Veracruz, por el general Félix Díaz, de nuevo bajo el lema de “Paz y Justicia”, con el objeto de hacer un llamamiento a las armas para restablecer el orden y otros puntos para la gobernabilidad.

• Plan o Pacto Federal denominado “La Constitución de Querétaro”.

Redactada exclusivamente por carrancistas y excluyendo a villistas, zapatistas y cristianos católicos, fue firmada el 5 de febrero de 1917. Logró constitucionalizar los derechos sociales que años antes, en los editoriales de El País, había difundido el notable periodista tlaxcalteca Trinidad Sánchez Santos (inspirado en le encíclica de León XIII, “Rerum Novarum” o “De las Cosas Nuevas” , de 1891)… Sin embargo, La Constitución ha sufrido hasta la fecha más de 400 enmiendas fundamentales (¡Sólo el presidente Abelardo L. Rodríguez, la modificó 32 veces en dos años, de 1932 a 1934!).

Plan de Milpa Alta.

Bajo el lema de “Reparto Efectivo de Tierras o Muerte”, se firmó este documento el 6 de agosto de 1919, modificando al Plan de Ayala. Entre otras exigencias, pedía el establecimiento de un Banco Agrícola para el apoyo de la pequeña propiedad. Lo apoyaron varios generales de división, entre ellos Everardo González y el de brigada M. Palafox.

Plan de Agua Prieta.

El 23 de abril de 1920, Obregón, Calles y De la Huerta firmaron en Sonora este documento, para desconocer la autoridad de Carranza y rechazar “la imposición” para el relevo presidencial del ingeniero Ignacio Bonilla.

Plan o Convenio De la Huerta-Lamont.

Este documento se firmó el 16 de junio de 1922, reconociendo nuestro país una deuda ante Estados Unidos por poco más de 508 millones de dólares.

Planes o Tratados de Bucareli.

Desde mayo de 1923, a Obregón se le condicionó el reconocimiento como presidente de México hasta que se firmara este documento, en el que se aceptaba la no retroactividad del artículo Constitucional 27, para garantizar así los derechos de las empresas norteamericanas. Ante esto, Pancho Villa se inconformó radicalmente y por eso lo asesinaron en Parral, Chihuahua, en julio de 1923.

Plan de la Rebelión De la Huertista.

El 7 de diciembre de 1923, en el puerto de Veracruz, Adolfo de la Huerta y una docena de generales con alrededor de sesenta mil soldados se rebelaron contra el presidente Obregón, en sus intentos por imponer a Calles en el relevo presidencial. El gobierno contaba con la mitad, treinta mil hombres, y por eso urgió el reconocimiento de los Estados Unidos. Al obtenerlo ( por los Tratados de Bucareli y otras concesiones más a favor de los yanquis), se cerraron las posibilidades de apoyo y armamento para los delahuertistas ( derrotados finalmente en 1924, en la Batalla de Ocotlán, donde se generó el dicho de Obregón: “no hay un general que resista un cañonazo de cincuenta mil pesos”, en realidad referido al coronel Crispiniano Anzaldo, quien cedió su trinchera y la plaza).

Plan Vasconcelista.

El 10 de diciembre de 1929, se presentó este documento en el que se reconocía como presidente de México a José Vasconcelos, electo en los comicios del 17 de noviembre de 1929. En consecuencia, se desconocía al candidato oficial del PNR ( “abuelo del PRI”), Pascual Ortiz Rubio.

Plan Escobarista.

En marzo de 1929, el general Gonzalo Escobar se levantó en armas con este plan, desconociendo al gobierno federal, En aquellos momentos, esta rebelión más la Guerra Cristera ( 1926-1929) ponían en serios aprietos al gobierno de facto del Jefe Máximo, Plutarco Elías Calles. Se le pidió una vez más a los Estados Unidos el apoyo para vencer a los disidentes, y así se logró batirlos.

Plan Cedillista.

En mayo de 1938, el general Saturnino Cedillo encabezó con este plan una rebelión armada en contra del presidente Lázaro Cárdenas del Río. Se oponía a la educación socialista del momento y se inclinaba por una mayor tolerancia religiosa. Fue vencido por 15 mil soldados, al mando del general Miguel Henríquez Guzmán. 

Fuente: Wikipedia. Recopilación de José Ignacio González Molina. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia