historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
MIGUEL ÁNGEL DE QUEVEDO

MIGUEL ÁNGEL DE QUEVEDO Y ZUBIETA (1862-1946)

Nació el 27 de septiembre de 1862 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Creció en una prominente familia jalisciense y desde niño gozó de una variedad de privilegios que incluyó una educación tradicionalista en las mejores escuelas de la ciudad. Fue hermano de Salvador Quevedo y Zubieta.

Su madre falleció cuando el pequeño tenía 10 años y luego, siete más tarde, su padre también murió, quedando bajo la custodia de un tío, quien era el canónigo de una iglesia en Bayyone, Francia, donde estudió el idioma de este lugar en el Colegio de San Luis, en Bayonne.

De acuerdo con sus biógrafos, en la educación de Miguel Angel también influyó el paisaje de Francia.

 Los años que permaneció en ese país fueron claves para la conformación de sus actitudes hacia la naturaleza y la conservación.

Su gusto por la naturaleza nació de su admiración por los Pirineos y las enseñanzas que recibió fueron enriquecidas por excursiones a los bosques y las montañas.

En 1883, Quevedo obtuvo el grado de bachiller en ciencias en la Universidad de Burdeos, por lo que se marchó a París para continuar con su educación.

Por esas fechas se había hecho discípulo de Gaston Planté, un miembro de la Academia de Ciencias de Francia, quien lo persuadió para estudiar ingeniería en la Escuela Politécnica.

En este lugar, Quevedo aprendió la importancia de la conservación de los bosques.

 Tomó un curso de agricultura hidráulica con el profesor Alfredo Durand-Claye, quien influyó de manera importante en su pensamiento.

Durand-Claye sostenía que un conocimiento de silvicultura era más necesario aún en México que en otras naciones, pues se trataba de un país montañoso que sufría de lluvias torrenciales y prolongadas sequías.

Quevedo se graduó como ingeniero civil, con especialización en ingeniería hidráulica, en 1887, por la Escuela Politécnica en París.

Tras graduarse, regresó a México con la intención de aplicar todo lo que había aprendido.

A inicios del siglo XX, Quevedo trabajó en el Departamento Forestal de la Secretaría de Agricultura (del cual fue jefe varias veces). En esa oficina, Quevedo trabajó en un programa de parques para el área urbana de la Ciudad de México, que en una década incrementó en 800% el área dedicada a parques en la ciudad.

En 1907, Quevedo fue pieza clave en conseguir apoyo del gobierno de Porfirio Díaz para expandir y cuidar los Viveros de Coyoacán, la pieza central de un sistema de viveros que producía 2,4 millones de árboles.

Durante el gobierno de Francisco I. Madero creo una reserva forestal en Quintana Roo, pero sus proyectos se vieron interrumpidos tras el golpe de estado de Victoriano Huerta el cual lo obligó a exiliarse del país entre 1914 y 1917.[1]

Durante el gobierno de Venustiano Carranza trabajó para lograr que el Desierto de los leones fuese nombrado el primer parque nacional de México.[2]

Fundó la Sociedad Forestal Mexicana en 1922. Uno de los propósitos de la nueva sociedad fue conseguir la implantación de una enérgica ley forestal en México; objetivo alcanzado en 1926, cuando Plutarco Elías Calles promulgó la ley respectiva, y su reglamento al año siguiente. Esta ley fue el arquetipo para todas las subsecuentes leyes forestales en el país.

Miguel Ángel de Quevedo fallece el 15 de julio de 1946 en la Ciudad de México, Distrito Federal.

Referencias: [1].↑ Salmerón, Luis Arturo. "Miguel Ángel de Quevedo" en Relatos e historias en México. Año 3, número 34, junio de 2011. P.92., [2].↑ Salmerón, Luis Arturo. "Miguel Ángel de Quevedo" en Relatos e historias en México. Año 3, número 34, junio de 2011. P.92.

Fuente: Wikipedia. Instituto Nacional de Ecología. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia