turismo.jpg

Chihuahua en Imagenes

FPSS slide image

Desierto Chihuahuense

Muy cerca del poblado de Coyame, a solo 2 ...

Más...
FPSS slide image

Chihuahua Capital

Museo Casa Chihuahua frente a las Fuentes Danzarinas y al ...

Más...
FPSS slide image

Parral Ruta de Villa

El Museo Francisco Villa ocupa el edificio desde ...

Más...
FPSS slide image

Ciudad Juárez

La Catedral dedicada a la Virgen de Guadalupe anexa a ...

Más...
FPSS slide image

Plan de Viaje

El Chepe recorre 650 kilómetros atravesando las Barrancas del Cobre, ...

Más...
FPSS slide image

Perlas del Conchos

Ojo de Talamantes, creado por la naturaleza hace ...

Más...
FPSS slide image

Casas Grandes-Madera

Zonas arqueológicas como Paquimé y las 40 Casas

Más...
FPSS slide image

Región Barrancas del Cobre

La Cascada de Basaseachi es un salto de agua con ...

Más...
RUTA TURÍSTICA DE LA MANZANA

Por la ruta de las manzanas y los quesos.

La amplia zona comprendida entre estos cuatro municipios está dedicada, fundamentalmente, al cultivo de la manzana, a la agricultura y a la ganadería; esta industria se ha desarrollado gracias al clima de la región; seco y muy frío durante el invierno, y moderado en verano. La zona es la principal productora de manzana de México, una tradición iniciada por los jesuitas durante la colonización española; además se han desarrollado amplias zonas agrícolas donde se produce el forraje necesario para el ganado. La manzana y los quesos, tienen, por supuesto, sus fiestas y festivales anuales, mismos que coinciden con la cosecha en los meses de septiembre y octubre.

 

Cuauhtémoc

Está ubicada 104 kilómetros al oeste de la ciudad de Chihuahua y están conectadas por una excelente autopista.  Esta pujante ciudad dedicada al comercio, es famosa por ser el centro de almacenaje y comercialización de la cada vez más creciente cosecha de manzana. La ciudad recibe al visitante con una escultura del emperador Cuauhtémoc, realizada en el año 1974.

Cuando terminó la bonanza del vecino pueblo minero de Cusihuiriachi, donde hoy está ciudad Cuauhtémoc, sólo había una estación del ferrocarril; las antiguas familias del mineral, se dedicaran a buscar el desarrollo de otras actividades económicas, destacándose las comerciales, agrícolas, ganaderas y en años recientes, la industrial. Cuauhtémoc es un crisol de razas, representadas por los Menonitas, inmigrantes de origen europeo; por los mestizos, descendientes de indígenas y españoles; y los Rarámuri, nativos de estas tierras. Mientras se encuentre en la ciudad, no deje de visitar su catedral y sus magníficos restaurantes.

 

Mirador del Cerro de las Antenas

En este cerro se construyó el Centro Cultural Cuauhtémoc, que cuenta con una escuela de artes, donde se imparten clases de música, canto y teatro. El centro cuenta con cafetería, tienda de artesanías representativas de las tres culturas, dos locales comerciales con venta de productos regionales y un módulo de información turística.

 

Campos Menonitas

Los lomeríos sembrados y las comunidades organizadas por los Menonitas, constituyen un singular atractivo de la región. Procedentes de Canadá, Los Menonitas, llegaron en 1922, aunque su origen primario fue la zona Europea de Prusia. Se afincaron y adaptaron a la convivencia con la sociedad de la zona que los aceptó con sus tradiciones y costumbres. Es frecuente ver a los miembros de la comunidad ataviados en ropas típicas o conduciendo vehículos jalados por caballos, como si el tiempo no hubiera pasado para ellos.

Actualmente se dedican no sólo a actividades agropecuarias, sino también a industriales; incorporaron de la cultura local el cultivo del maíz, del fríjol y la construcción de casas de adobe. Aunque el producto que más los identifica es el queso, que gracias a su calidad, ha cobrado renombre tanto en los mercados nacionales como en el extranjero. 

 

Cusihuiriachi

El municipio de Cusihuiriachi; Cusi, como se le conoce localmente, colinda con los municipios de Cuauhtémoc, Guerrero y Carichí.  La región fue un importante centro de producción minera en tiempos de la colonia española—formaba parte del llamado Triángulo de la Plata— cuando se fundaron las minas de la Concepción, de San Juan y, más tarde, el emprendimiento llamado Santa Rosa de Cusihuiriachi. Allí se instalaron compañías mineras alemanas, inglesas y estadounidenses. La explotación minera en la zona cesó en 1936. Actualmente la actividad económica principal en el municipio es la agrícola-ganadera.

Además de la iglesia de Santa Rosa, visite el Museo de la Minería; a sólo 5 kilómetros de la cabecera municipal y de Cusi, está el Templo de San Juan Bautista. En la comunidad de “Cerro Prieto” destacan el templo de la Ascensión de la Virgen María del siglo XVIII y el de San Francisco de Asís, del siglo XIX. 

Museo de la Minería de Cusi

Para rescatar la historia del pueblo minero, un grupo autodenominado los “Amigos de Cusi” iniciaron el acopio de herramientas y utensilios rescatados de las minas que yacen abandonadas; en una antigua finca de adobe, de altísimos pretiles se instaló este pequeño museo en donde sobresale la rústica maquinaria que se utilizaba para la explotación y el beneficio de los minerales; algunas piezas datan de la época de la colonia.

 

Santa Rosa de Lima de Cusi

La iglesia de Santa Rosa de Lima fue fundada en 1687 por la orden de los Jesuitas. Es un bello edificio de adobe que consta de una sola nave, donde se encuentra un retablo —el más grande del norte de México— pintado por José de Alcívar bajo la dirección de Cabrera, maestros fundadores de la escuela de San Carlos. La obra, de 1700, cuenta la historia de la vida de Santa Rosa de Lima en 6 recuadros. Contiene una trinidad antropomorfa, con dos ángeles de punta, y en el centro, una Inmaculada Concepción al estilo de Murillo.

 

Carichíc

Se trata de un pueblo misional fundado por los Jesuitas en 1675, su iglesia conocida como Jesús de Carichí, era la más importante de la zona, de los varios pueblos de visita que estaban a cargo del padre Joseph Neumann.  De las tres naves, la central es la de más altura, permitiendo obtener más luz natural. En la Sacristía hay un cristo del siglo XVIII con los brazos movibles y "enaguas" repintadas. El pueblo cuenta con muy buenos servicios de hotel y restaurante, especialmente en la ciénega de ojos verdes. En sus manantiales, se puede incluso pescar trucha; hay asadores y hermosas cabañas. 

 

Guerrero

El municipio—llamado así en homenaje al general Vicente Guerrero—, es precisamente donde se inició el cultivo de la manzana, convirtiéndose con el paso de los siglos, en la zona de producción de manzana más importante de México. Ciudad Guerrero está ubicada 150 kilómetros al oeste de la ciudad de Chihuahua. Entre los atractivos de Guerrero se destacan el Templo de la Purísima Concepción, el museo de la Revolución y la Presa Abraham González—ubicada a 15 kilómetros de la ciudad.

En la zona se han desarrollado muy buenos restaurantes que ofrecen exquisita cocina regional, preparada a base de manzana, habiéndose incorporado a los tradicionales cortes de carne, la trucha arco iris que se produce en las granjas aledañas.

Zona con enorme potencial económico, florecientes valles plenos de huertas de manzana, tierra donde conviven armoniosamente tres culturas.  En estas vacaciones, visite los campos menonitas, aprenda sobre ellos visitando el Museo y Centro Cultural Menonita ubicado en el km. 10.5 de la carretera Cuauhtémoc, Álvaro Obregón y para los más aventureros, disfrute el parque de aventura “Cueva de los Portales”.  Su cocina merece mención aparte, reserve un desayuno típico menonita en el campo 2-B, deléitese con los famosos quesos y embutidos; saboree sus pizzas y la tradicional comida norteña a base de cortes de carne, chile pasado y rajas con queso. 

 

En Guerrero pasear por su plaza principal después de visitar la iglesia y degustar la exquisita comida que se cocina en sus restaurantes, le hará regresar a épocas menos ajetreadas.  En los alrededores de la Presa Abraham González hay asadores para disfrutar de la tradicional carne asada durante sus días de campo. 

MADERA “no está lejos”, dicen con su slogan los locales, y tienen razón. Sólo 270 kilómetros desde la ciudad de Chihuahua nos separa de aquella población.  Sus zonas arqueológicas, sus balnearios, lago  y paisaje alpino, convierten a ciudad Madera  en una excelente alternativa para vacacionar.  La zona arqueológica de 40 Casas y los más de 400 sitios arqueológicos de la zona nos enseña de lo previsores que fueron nuestros antepasados. Sembraban en épocas de estío en las riveras del río, y almacenaban la cosecha en enormes graneros construidos en cavidades naturales para surtir de sus productos a los habitantes de la ciudad de Paquimé.

 

HUÁPOCA: LA BARRANCA QUE FUE HABITADA

En la cuenca de esta barranca de 1 620 m de profundidad habitaron, hace alrededor de mil años, miembros de la cultura paquimé, quienes dejaron, como huella de su presencia, una enorme cantidad de conjuntos de casas de adobe dentro de cuevas. Se trata de la más norteña de las grandes barrancas de la Tarahumara, y se accede desde la comunidad de Madera. En su fondo corre el río Papigóchi que forma parte de la cuenca del río Yaqui y desemboca en el Pacífico. Destaca por su hermoso balneario de Huápoca, pero sobre todo porque posee gran cantidad de sitios arqueológicos del tipo cuevas con casas de la cultura paquimé. De estos sitios arqueológicos destacan Cueva Grande, La Ranchería, la Cueva de los Apaches, el Conjunto Mogollón y Cuarenta Casas, entre otros. Huápoca fue conocida por los misioneros jesuitas desde finales del siglo XVII, fundando hacia 1680 la misión de Sírupa, en el fondo de la barranca, de corta vida, pues fue destruida durante un levantamiento indígena.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia