historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
JUAN O'DONOJÚ

JUAN O’DONOJÚ O’RYAN (1762 -1821)

Nació el 30 de julio de 1762 en la ciudad de Sevilla, España. De ascendencia irlandesa, las familias de sus padres habían llegado a España en la década de 1720 huyendo de las persecuciones religiosas iniciadas por el monarca inglés de la dinastía germánica de los Hannover Jorge I de Gran Bretaña y proseguidas por su hijo Jorge II de Gran Bretaña. Ambas familias eran de notoria nobleza de sangre.

El apellido de la familia era O’Donnohue pero con el tiempo pasó a ser “O’Donojú”.

Era el tercero de cinco hermanos concebidos en el segundo matrimonio de su padre Ricardo Dunphy O’Donojú, procedente de Glensfesk, con Alicia O’Ryan, originaria de la isla de Inch en el condado de Kerry, padres también de Ricardo Tomás, Mariana, Tomás e Isabel. Su padre había contraído matrimonio anteriormente en Marchena, cerca de Sevilla, el 19 de mayo de 1750, con Rosa María O'Macores.

Fue bautizado el 2 de agosto del mismo año en la Catedral hispalense con los nombres de Juan José Rafael Teodomiro por el cura Gregorio Rodríguez de Hervás, siendo su madrina María Nicolasa Dunphy O’Donojú, hermana de su padre. Luego de que le fueran enseñadas las primeras letras, Juan optó por seguir la carrera de armas, alistándose a los 20 años en el ejército español en el que sirvió con un buen historial.

Fue ascendido por méritos en campaña hasta alcanzar el grado de Teniente General. Peleó en los Sitios de Zaragoza como ayudante de caballería y fue capturado por las tropas del general francés Joaquín Murat, siendo conducido preso a Bayona, de donde escapó en 1811 y logró establecerse en Cádiz, Andalucía.

Juan O’Donojú tuvo un alto puesto en la masonería española, a la que estaban afiliados los más connotados militares de su tiempo; por sus ideas liberales fue sentenciado el 18 de octubre de 1814 a cumplir cuatro años de prisión en el castillo de San Carlos, de Mallorca. O’Donojú fue Caballero de la:

Orden de la Gran Cruz de la Real.

Orden Española de Carlos II.

Orden de Alcántara (donde fue admitido en 1821).

Orden Real y Militar de San Hermenegildo.

Fue nombrado Ministro de Guerra por las Cortes de Cádiz por su actuación en la guerra de independencia contra los franceses. Al regreso de Fernando VII lo nombró su ayudante de campo. Era liberal [l], así que cuando en 1820 se restableció la Constitución de 1812, se le ofreció la capitanía general de Andalucía, puesto en el que demostró su gran capacidad para el ejercicio de los cargos militares. Es importante tener en cuenta que Juan O'Donojú estuvo en contra de Fernando VII antes de que éste se viera obligado a aceptar la Constitución de 1812 (como ocurrió entre 1820 y 1823). Se dice que como castigo se le torturó terriblemente, perdiendo todas las uñas, y en parte como compensación por ello, las Cortes liberales le otorgaron el encargo de reemplazar al Virrey Apodaca, ocupando el cargo de Jefe Político Superior de Nueva España que el general Francisco Novella ostentaba en ese momento.

Desde el restablecimiento de la Constitución de Cádiz en marzo de 1820 se habían suprimido los virreinatos, sustituidos por provincias gobernadas por Jefes Políticos Superiores. En 1821 el gobierno español lo nombró Jefe Político Superior y Capitán General de Nueva España. Llegó a Veracruz el 3 de agosto de 1821, allí mismo prestó el juramento ceremonial y recibió los honores del cargo. Inmediatamente quedó enterado de la sublevación de Agustín de Iturbide por la independencia mexicana y el Plan de Iguala. Estando en Veracruz dio una proclama dirigida al pueblo de la Nueva España, en la que manifestaba sus principios liberales. Su llegada a Veracruz fue celebrada por todos los masones de México.

Dirigió una carta a Agustín de Iturbide por conducto del teniente coronel Gual y del capitán Pedro Pablo Vélez, invitándole a una conferencia en el lugar que aquél eligiera. Aceptada la proposición por el general Iturbide, designó a la ciudad de Córdoba para la reunión. Marchó O'Donojú en un coche, acompañado por el coronel Antonio López de Santa Anna, por el camino de Xalapa, y llegó el 23 a Córdoba. Al día siguiente se produjo la entrevista con Iturbide, en la que llegaron a un acuerdo con apenas algunas correcciones del Plan de Iguala lo que se conoce como Tratados de Córdoba.

Los jefes militares españoles en Nueva España resistieron en las plazas de Ciudad de México y Veracruz, la fortaleza de San Carlos de Perote en la altiplanicie de Veracruz, y el castillo de San Diego en Acapulco. Pero bloqueadas esas plazas, capitularon, menos la de Veracruz. El general Francisco Novella se encontraba sitiado con 5000 hombres en Ciudad de México[1] por el Ejército de las Tres Garantías al mando de los generales Vicente Guerrero y Nicolás Bravo. O'Donojú empleó su autoridad, ordenando a Novella abandonar la capital, siendo además que Novella asumió el gobierno del destituío Apodaca por una asonada militar.

Sin embargo los Tratados de Córdoba fueron rechazados por el gobierno de España y O'Donoju fue relevado de su cargo de Jefe político. Y el coronel Antonio López de Santa Anna, con la tropa a sus órdenes, atacó las defensas de Veracruz al mando del brigadier José García Dávila que con su guarnición se había establecido en el fuerte de San Juan de Ulúa en el puerto de Veracruz.

El 13 de septiembre se concertó una reunión en la hacienda de La Patera, cercana a la Villa de Guadalupe, entre Iturbide, O'Donojú y Novella; allí acordaron de inmediato suspender las hostilidades. El 15 de septiembre Novella reconoció a O'Donojú como Jefe Político Superior y Capitán General de México y éste dispuso que las tropas españolas abandonaran la capital mexicana.

Cuando las tropas realistas partieron rumbo a Veracruz, el brigadier José Joaquín de Herrera ocupó el Castillo de Chapultepec con la columna de granaderos y al día siguiente el general Vicente Filisola con 4,000 hombres entró en la ciudad de México.

Las tropas estacionadas en diferentes rumbos hicieron su entrada en la capital mexicana formando una columna, al frente de la cual iba Agustín de Iturbide. Era el jueves 27 de septiembre de 1821.

El Ejército Trigarante estaba formado por 7,616 infantes, 7,755 de caballería y 763 artilleros con 68 cañones. Al día siguiente se instaló la Junta Provisional Gubernativa compuesta por 34 personas, la cual después de decretar el Acta de Independencia del Imperio Mexicano, nombró una regencia compuesta por Agustín de Iturbide como presidente y Juan O'Donojú como primer regente, y Manuel de la Bárcena, José Isidro Yáñez y Manuel Velázquez de León como 2°, 3° y 4° regentes, respectivamente, quedando así consumada la Independencia de México.

Juan O'Donojú murió de forma súbita el 8 de octubre de 1821, tenía 59 años, diagnosticado de pleuresía, afirmándose que fue envenenado [2],  fue sepultado con los honores de Virrey en la Catedral de México.

Notas: [1]. Antonio García Cubas (1893) Compendio de la historia de México y de su civilización para uso de los establecimientos de instrucción primaria. Ciudad de México: Antigua imprenta de Murguia, pp. 146.;  [2]. cita:"Pulmonia Fulminante", declararon aquí en México, oficialmente..."Envenenado por Iturbide", dejó escrito o insinuó Carlos Maria de Bustamante.México, colonia, imperio o república?, 1981, Felipe Victoria Gómez.

Fuente: Wikipedia. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia