historia.jpg

FRANCISCO ZEPEDA SALAS

FRANCISCO ZEPEDA SALAS (1878-¿?)

Nació en Pajacuarán, Michoacán de Ocampo el 10 de marzo de 1878 por azares del destino.  Hijo de J. Refugio Zepeda y Celsa Salas; su padrino fue el reconocido político pajacuarense don Lino Rodríguez. Su padre por aquellos años, trabajaba junto con don Aurelio Ochoa y eran encargados de acarrear los ganados de los latifundistas hacia las ciénegas de Pajacuarán. Luego pasaron a vivir a La Palma donde su padre fue administrador de la hacienda y de allí a Tacázcuaro hacia 1905 donde residían y administraban una tienda.

La hoja de servicios que proporcionó el general Joaquín Amaro, sobre Francisco Zepeda, bien vale presentar algunos rasgos, por su importancia y relevancia. Su primera incursión como militar la hizo cuando causo alta como capitán 2º de caballería a las órdenes de Guillermo García Aragón el 6 de julio de 1913, destacándose en la acción contra las tropas de Rodrigo Paliza; se incorporó luego a las tropas de Sabas Valladares el 16 de octubre de 1913 con el grado de Mayor de caballería  obtenido por méritos en campaña por órdenes del Gral. Gertrudis Sánchez; el 1º de septiembre de 1914 ingreso bajo las órdenes de Amaro como Teniente Coronel y el 1º de marzo de 1915 fue ascendido a Coronel por méritos en campaña. Participó en las batallas de El Oro y Tultenango, estuvo en la 5ª. División del cuerpo del ejército del noreste desde el 28 de marzo de 1915 hasta el 29 de junio de 1916 bajo las órdenes del general Alvaro Obregón, con quién hizo una amistad entrañable.

Herido gravemente, en la batalla de Tlalchapan, Guerrero, fue hospitalizado en México y luego en Guadalajara donde se reincorporó a las fuerzas militares de la jefatura de operaciones de Michoacán el 1º de mayo de 1918. Cuando se recuperaba hizo su aparición Inés Chávez en Tingüindín, Michoacán y entonces ya con el grado de general  de brigada se atrevió hacerle frente tomando el templo parroquial y defendiendo aquel pueblo de las hordas chavistas.

Militó bajos las órdenes de los generales Estrada, Lázaro Cárdenas, Alfredo T. García y Melitón Alvarez. El 1º de mayo de 1920 al lado del coronel Rodolfo López se levantó en armas secundando el Plan de Agua Prieta, que derrocó a Venustiano Carranza.

Causó baja del ejército para hacer trabajos particulares en Tingüindin donde radicó. Reingresó al ejército por haber sido llamado al servicio por el presidente Alvaro Obregón quién era su amigo personal el 7 de diciembre de 1923 como general de división y se hizo cargo del 181º regimiento de caballería que tomó parte en las campañas contra el delahuertismo y estuvo en Ocotlán, Jalisco, a las ordenes de Obregón donde derrotaron el movimiento y a los generales Alvarado y Estrada. Quedó comisionado en la 26ª jefatura de operaciones.

Entre las batallas que libró, están por lo menos cien documentadas y en distintos rumbos del país, en estados como Michoacán, Guerrero, Hidalgo, Querétaro, Morelos, Sinaloa, Puebla y otros estados.

Fue acérrimo enemigo de los rebeldes cristeros y sus hazañas le valen un renglón en la historia como un hombre despiadado durante la guerra entablada por los insurgentes cristeros.  Incursionó en tierras altas de la sierra de Mazamitla y la ciénega de Chapala. Se retiró del servicio con honores y se dedicó a la política. Fue varias veces presidente municipal de Tingüindin, Michoacán.

Falleció en aquella población que lo adoptó como uno de sus hijos predilectos. Vidal Zepeda, su hijo,  fue diputado local y federal. Su hijo Francisco fue revolucionario carrancista y murió en servicio, mientras que Ignacio fue coronel durante la guerra cristera y posteriormente ingreso al colegio militar.

Fuente: Wikipedia. Mtro. Francisco Gabriel Montes Ayala, Gaceta Michoacana. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia