historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
TEPOX, UN VALEROSO GUERRERO TARAHUMARA

Fue un intrépido guerrero Tarahumara que combatió contra los españoles defendiendo sus tierras, sus bosques y sus creencias. Su nombre a sido casi olvidado por la historia, pero indiscutiblemente ha sido uno de los forjadores del Estado de Chihuahua.

El primer levantamiento de la etnia Tarahumara que se verificó a mediados e 1648, fue encabezado por cuatro caciques de nombres: Tepox, Sopigiori, Ochávari y D. Bartolome, los cuales lograron reunir a cientos de indios de sus tribus y otros provenientes de Sinaloa que servían como esclavos en las minas de Hidalgo del Parral.

La insurrección dio inicio con un ataque sobre el pueblo de visita de San Francisco de Borja, en donde los sublevados asesinaron de manera cruel a la mayor parte de los habitantes y se robaron sus pertenencias así como el ganado, quemaron también la humilde iglesia y dejaron el pueblo sumido en la mayor desolación.

Parral sirvió para la organización de la defensa Española y desde ahí salió el Capitán Juan Fernández de Carrión, justicia mayor del Parral, con una tropa integrada por comerciantes y mineros, y se encontró con los rebeldes, que le presentaron batalla, pero parece que fueron vencidos los Españoles, porque Carrión sufrió algunas bajas y se retiró a Parral sin hacer nada.

El Gobernador de la Nueva Vizcaya Don Luis Valdés y Rejano ordenó al Capitan Juan Barrasa que tomara cartas en el asunto, por tal motivo éste último partió desde cerro gordo con cuarenta soldados bien pagados y trescientos indios aliados, sin embargo al llegar a la Misión de San Felipe surgieron problemas ya que el Gobernador le había impuesto como ayudantes a dos religiosos que le impedían tomar decisiones.

Lo anterior motivo que el padre Pascual realizara un viaje hasta Durango para hablar con el Gobernador, quien mandó llamar a los disconformes, lo que dejó libre a Juan Barrasa para iniciar la campaña en contra de los rebeldes Tarahumaras, partiendo de inmediato, llevando al padre Virgilio Máez, quien conocía la región porque fue el primer ministro de Francisco Javier de Satebo.

Justo en esos momentos se verificó un cambio de Gobernador de la Nueva Vizcaya y a Don Luis Valdés lo remplazó Diego Guajardo Fajardo. Juan Barrasa puso su cuartel general en Carichic o en Tomochi dentro del territorio rebelde y envió al Capitán Diego del Castillo a explorar, quien tuvo un encuentro con los rebeldes y fue rechazado, al conocer los informes de Diego del Castillo, el Capitan Juan Barrasa se retiró a una posición mas segura, solicitando refuerzos, lo que motivó que el Gobernador recién nombrado Diego Guajardo Fajardo fuera en persona a combatir, saliendo de Durango el 14 de diciembre de 1648.

La expedición luego de buscar a los rebeldes por fin lograron capturar a tres de ellos, lo prisioneros leales a su tribu mintieron, asegurando que sabían en donde estaban escondidos dos de los Jefes rebeldes, Sopigiori y D. Bartolome con toda su gente, prometiendo a los españoles llevarlos ahí. El Gobernador Fajardo con todo su ejercito los siguió hasta que al final descubrió el engaño, los espías fueron ahorcados.

Se continuó con la búsqueda por toda la sierra, con un desatado espíritu de venganza, quemando y destruyendo todo lo que a su paso encontraban, la crónica da cuenta de trescientos pueblos de indios destruidos y cuatro mil fanegas de maíz incineradas. Forzados por el hambre y la innumerable pérdida de vidas, los indios ofrecen la paz. El Gobernador Guajardo Fajardo pide a cambio de la paz las cabezas de los cuatro lideres de la rebelión.

Los Tarahumaras entregan finalmente las cabezas de Tepox y D. Bartolome.

Fuente: Wikipedia. Apuntes para la Historia , Edición de “EL CORREO” de Chihuahua. Principio de la inquietud de los Tarahumaras. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia