camino.jpg

FRAY MARCOS DE NIZA

Nació alrededor del año 1495, en Savoy, Italia. Fue un religioso y explorador, perteneciente a la orden franciscana, se fue de Comisario de los franciscanos a Perú en 1531 y en 1539 se trasladó al Virreinato de la Nueva España. El Virrey Antonio de Mendoza le encomendó encabezar una expedición para recorrer los territorios de Arizona y Nuevo México.

Sacerdotes Franciscanos y Dominicos acompañaron a los conquistadores españoles al nuevo mundo. Los frailes que fueron seleccionados se les otorgaron poderes plenipotenciarios dado el poder divino del Papa con "plena autoridad en asuntos relacionados con la conversión de los indios"

Los sobrevivientes de la expedición de Pánfilo de Narváez, narraron riquezas que habían escuchado en su travesía, al oírlas el Virrey Antonio de Mendoza, organizó una expedición.

Marcos de Niza era el responsable, Honorato el segundo, quien pronto regresó enfermo, y Estebanico, el negro sobreviviente de la expedición de Narváez, el guía. Salieron de Cualiacán en 1539.

En Vacapa, el fraile envió a Estebanico en una avanzada exploratoria, pronto éste le informa de haber escuchado de los nativos historias de ciudades colmadas de riquezas. Marcos de Niza supuso que se trataban de las "Siete Ciudades de Cíbola".

Estebanico siguió avanzando hasta llegar a Háwikuh, en Nuevo México en donde encontró la muerte a mano de los propios nativos.

El fraile regresó a la ciudad de México narrando : "... por el camino y derrota que llevaba Esteban, del cual había recibido otros mensajeros, con otra cruz del tamaño de la primera que envió, dándome prisa y afirmando ser la tierra, en cuya demanda iba, la mejor y mayor cosa que jamás se oyó".

"... seguí mi camino hasta la vista de Cíbola, la cual está asentada en un llano, a la falda de un cerro redondo. Tiene muy hermoso parecer de pueblo, el mejor que en estas partes yo he visto; son las casas por la manera que los indios me dijeron, todas de piedra con sus sobrados y azoteas, a lo que me pareció desde un cerro donde me puse a verla. La población es mayor que la ciudad de México..."

"... tierra de las siete ciudades y reinos que digo, que entonces se podría mejor ver, sin poner en aventura mi persona y dejar por ello de dar razón de lo visto. Solamente vi, desde la boca de la abra, siete poblaciones razonables, algo lejos, un valle abajo muy fresco y de muy buena tierra, de donde salían muchos humos; tuve razón que hay en ella mucho oro y que lo tratan los naturales en vasijas y joyas, para las orejas y paletillas con que se raen y quitan el sudor.."

Esta era una leyenda cuyos orígenes se remontan a la invasión árabe del reino visigodo español en 711. Según contaba la leyenda , cuando lo musulmanes llegaron a la ciudad de Mérida, siete obispos que allí se encontraban , huyeron llevándose consigo valiosas reliquias religiosas para evitar que cayeran en manos de los invasores y la leyenda afirmaba que se habían establecido en un lugar más allá del mundo conocido , donde habrían fundado las ciudades de Cíbola y Quivira, a las que después se añadirían otras siete ciudades más Aira, Anhuib, Ansalli, Ansesseli , Ansodi, Ansolli y Con , todas ellas edificadas en oro y cada una fundada por uno de los siete obispos que habían huido de Mérida. Eso es lo que sería conocido como el mito de las Siete Ciudades de Oro de Cíbola y Quivira y, de alguna forma la leyenda, seguía viva cuando los españoles llegaron a América . Por eso, cuando Marcos de Niza escuchó los relatos de Alvar Núñez Cabeza de Vaca y después los de los indios Pueblo, llegó a la conclusión que se trataba de Cíbola y cuando regresó a Nueva España afirmó, aunque no era cierto, que había visto una gran ciudad llena de riquezas.

Al escuchar esas noticias el Virrey no perdió el tiempo, organizó una gran expedición militar para tomar posesión de los fabulosos territorios que el fraile le había narrado.

Fue en ese momento cuando el que entonces era virrey de Nueva España , Antonio de Mendoza y Pacheco(hacia, encargó a Francisco Vázquez Coronado la expedición que recorrería toda aquella región entre 1540 y 1543, buscando aquella ciudad de la que hablaban los indios , cuyo nombre auténtico era Acoma. Finalmente dieron con ella y quedaron maravillados por la ciudad , aunque no vieron las riquezas de las que hablara Marcos de Niza.

Fray Marcos cayó en descrédito, fue acusado de mitómano, aunque en realidad fue un viajero valeroso, explorador resuelto y metódico, deja a algún investigador de los archivos de Servilla y México, revelar la verdad de este primer explorador en documentar las tierras habitadas por los Zuni (hoy en día, Pueblo, Nuevo Mexico).

Fray Marcos de Niza fallece en 1558 en la Ciudad de México, tras dejar escrita una "Relación del descubrimiento de las siete ciudades".

Fuente: Wikipedia. elizabethan-era.org.uk. chrismielost.blogspot. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia