historia.jpg

DE ACATEMPAN AL ACTA DE INDEPENDENCIA

 

El abrazo de Acatempan, tan representado en el pasado, ya fuera a través de estampas o ilustraciones abierta o fingidamente naif o de cuadros bien elaborados en los cuales se congelaba para la posteridad el momento en el cual Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide sellaban su alianza para obtener la independencia de nuestro país, parece que no aconteció…

El historiador Alamán, por su parte, niega que se hubiese llevado a cabo esta entrevista (entre Guerrero e Iturbide), y dice que Iturbide nunca logró inspirar bastante confianza  á Guerrero para que se aventurase á una conferencia con él, y que el jefe suriano comisionó á don José Figueroa, confiriéndole las facultades necesarias para arreglar  todas las condiciones.[1]

A pesar de esta opinión, que corresponde a uno de los escritores conservadores más ilustres del siglo XIX, hay autores como Zavala, uno de los colaboradores más cercanos a Vicente Guerrero, quien relata de la siguiente forma el encuentro entre los dos personajes, no sin desconfianza entre ambos, dice Julio Zárate:

La conferencia se efectuó en un pueblo de la provincia de México (Acatémpam, conforme á la opinión más admitida), y ambos caudillos se acercaron con cierta desconfianza el uno del otro, aunque evidentemente era más fundada la de Guerrero por la guerra cruel y encarnizada que Iturbide había hecho á los insurgentes desde el año de 1810; aunque no esperase una felonía de parte de éste por el honor militar que se esforzaba en atender y acatar en todas sus resoluciones. Iturbide nada tenía que temer del general Guerrero, quien siempre se había distinguido por sus nobles sentimientos y por su lealtad en la causa que sostenía. Las tropas de ambos jefes se detuvieron á tiro de cañón una de otra, é Iturbide y Guerrero se encontraron y abrazaron.[2]

El compromiso inmediato que se deriva de la conferencia de Acatempan, es el Plan de Iguala

En el imaginario cultural que se promovía hace algunas décadas en los libros de texto escolares, se planteaba simplemente el hecho como la culminación de la lucha por la independencia, sin las posibles conclusiones y especulaciones que se pudieran derivar de ello, ni la tajante contradicción que implica la unión de dos ejércitos que había sido enemigos durante muchos años y que se habían combatido ferozmente, con especial crueldad por parte de las huestes de Agustín de Iturbide.

Como resultado de la entrevista que tuvieron Iturbide y el principal jefe guerrillero en el Sur, se proclama en menos de un mes después el Plan de Iguala. Dice Luis González:

Apoyado por el alto clero, los españoles y los criollos mineros y latifundistas, Iturbide, que a la sazón trataba de reducir a Guerrero, pactó con éste y lanzó el Plan de Iguala o de las tres garantías: religión única, unión de todos los grupos sociales e independencia de México con monarquía constitucional y rey prefabricado en alguna de las casas reinantes.[3]

En el mismo texto se relata que la independencia se logró a partir de una campaña diplomática de Iturbide, que fue negociando con cada uno de los jefes guerrilleros hasta lograr su adhesión, así como del resto de las guarniciones de los ejércitos realistas. El Plan “fue redactado por Agustín de Iturbide y está fechado en Iguala el 24 de febrero de 1821. Se trata de un Plan de 23 puntos, con un preámbulo y una proclama o arenga final…”[4]

Nota: se respeta la ortografía del original;1 Lucas Alamán, Historia de México, tomo V, p. 92 cit por RIVA PALACIO, Vicente (dir.). México a través de los siglos T. III La guerra de Independencia (escrito por Zárate Julio), Ed. Cumbre, México, 1974, p. 675.; 2 Lorenzo de Zavala “Ensayo histórico de las revoluciones de México, T. I, pp 91 y 92 cit por RIVA PALACIO loc cit.; 3 Luis González “El periodo formativo” en Historia Mínima de México, El Colegio de México, México, 1994, p. 94.; 4 PÉREZ DE LOS REYES, Marco Antonio. Historia del Derecho Mexicano, Oxford, México, 2007, p. 422.

Fuente: Wikipedia. Del abrazo de Acatempan a los Tratados de Córdoba: un largo camino hacia la consolidación de la independencia nacional. Dr. Rosalío López  Durán. Comisión Organizadora de Festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana. Abrazo de Acatempan, anónimo, dibujo acuarelado. Colección particular. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia