historia.jpg

DECRETO DE SUPRESIÓN DE LA NAO DE ACAPULCO

 

El Galeón de Manila o la Nao de China era el nombre con el cual se denominaba a la ruta comercial que conectaba al reino de España con las riquezas de Asia a través de la Nueva España. Nao de China, Galeón de Manila o Galeón de Acapulco, son los términos con los que generalmente que se conoce la ruta comercial marítima establecida de 1565 a 1815 entre Asia, América y Europa, que conectaba, como puertos principales, a Manila, Acapulco, Veracruz y Sevilla.(1)

La corona española había impulsado varias expediciones a fin de encontrar la ruta de las especias, pero fue hasta la expedición de Miguel López de Legazpi que se encontraría exitosamente la ruta del tornaviaje. Legazpi habría ordenado a Felipe de Salcedo y fray Andrés de Urdaneta zarpar hacia el puerto de Acapulco, hazaña que lograrían gracias a los conocimientos obtenidos por este último durante los años que había vivido en las islas. Mientras tanto, Legazpi sentaría las bases para establecer el comercio con Asia y la administración española en las Filipinas.

Fray Andrés de Urdaneta y Felipe de Salcedo establecieron la ruta de tornaviaje el 8 de octubre de 1565, cuando arribaron al puerto de Acapulco e iniciaron un comercio que duraría cerca de 250 años. El Galeón de Manila, llamado así por la dirección que llevaba, debía zarpar en el mes de junio aprovechando los vientos de los monzones para llegar al norte y evitar la época de tifones; una vez fuera del archipiélago filipino se encontraba en mar abierto, seguía rumbo al norte hasta situarse muy cerca de la costa del Japón y hallar la corriente del Kurosivo, con la cual navegaba hasta avistar las costas de California, para luego continuar hacia el sur por toda la costa hasta llegar al puerto de Acapulco. La navegación solía demorar alrededor de seis meses, pero se tiene registro de que en 1724 el galeón de La Sagrada Familia tardó hasta nueve meses en realizar el viaje.

La ruta del tornaviaje fue descrita por muchos viajeros como la más larga, tediosa y arriesgada que existía en el mundo (Schurtz, 1992). La duración del trayecto implicaba una serie de inconvenientes, pues si acaso se demoraba la partida, el navío podía encontrarse con tormentas tanto a la salida del archipiélago como a lo largo de la travesía, lo que acarrearía a la tripulación desde grandes dificultades para la navegación, el rápido progreso de enfermedades como el escorbuto o el desabasto de provisiones, hasta la necesidad en medio del viaje de reparar una embarcación seriamente dañada o enfrentar su naufragio. Tan importante y valioso era el cargamento que llevaba el galeón que un peligro más acechaba al cruce trans-pacífico: la posibilidad de encontrarse con piratas o corsarios europeos y asiáticos.

Decreto CCCXIV.  

De 14 de Septiembre de 1813.

Las Cortes generales y extraordinarias decretan:

I. Queda suprimida la Nao de Acapulco, y los habitantes de las Islas de Filipinas pueden hacer por ahora el comercio de géneros de la China y demás del Continente Asiático en buques particulares nacionales, continuando su giro con la Nueva-España á los puertos de Acapulco y S. Blas bajo el mismo permiso de quinientos mil pesos concedido á dicha Nao, y el millón de retorno.

II. En defecto del Puerto de Acapulco pueden las embarcaciones de dichas Islas ir al de Sonsonate.

III. Para animar á aquel giro conceden á Filipinas las gracias de prorrogarles por cuatro años la rebaja de derechos que dispensó el Sr. D. Carlos IV por su Real cédula en S. Lorenzo a 4 de octubre de 1806 por lo respectivo al permiso de los quinientos mil pesos fuertes y su retorno.

IV. La acción que gozaban los agraciados en las boletas cesa con la supresión de la Nao, y la Diputación provincial instruirá expediente en que se reúnan todas las concesiones, e informara sobre el particular con justificación, y propondrá al propio tiempo arbitrios para sustituir las que fueren de rigurosa justicia, que interinamente desde el recibo del presente decreto deberá sufrir aquellas cajas, y consultara sobre las demás lo que les parezca, sin perjuicio de que esta corporación oiga previamente no solo á los Ayuntamientos sino también á los empleados de la Hacienda pública, conocidos hasta ahora con el nombre de Ministros de Real Hacienda.

Lo tendrá entendido la Regencia del reino para su cumplimiento, y lo hará imprimir, publicar y circular.= Dado en Cádiz a 14 de septiembre de 1813.= José Miguel Gordoas y Barrios, Presidente.= Juan Manuel Subrie, Diputado Secretario.= Miguel Riesgo y Puente, Diputado Secretario.= A la Regencia del reino.= Reg. Lib. 2, fol. 326.

Nota: 1.- De manera más específica aun, se suelen emplear dichos términos para referirse, exclusivamente, a las embarcaciones que cubrían el tramo Manila-Acapulco. Javier Mejía Cubillos. El Fin del Galeón de Acapulco: un análisis desde el neoclasicismo.

Fuente: Wikipedia. Luz María Mejía. Investigadora en arqueología e historia. Colección de los Decretos y Órdenes que han expedido las Cortes Generales y Extraordinarias desde 24 de febrero de 1813 hasta 14 de septiembre del mismo año, en que terminaron sus sesiones.Pág. 274. Decreto CCCXIV. De 14 de Septiembre de 1813. Supresión de la Nao de Acapulco, y varias medidas en favor del comercio de las Islas Filipinas con Nueva España. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia