historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
CAPITULACIONES Y FORMACIÓN DE PROVINCIAS EN MÉXICO

Durante el Siglo XVI, nuevos territorios se van anexando a la geografía de colonización del naciente Virreinato de la Nueva España. Estos terrenos son producto de expediciones realizadas por exploradores que incursionan en áreas al margen de la frontera, hasta el momento colonizadas.

Las Capitulaciones son convenios celebrados con el Rey y un capitán militar, que conceden ciertos privilegios o mercedes reales por el servicio de someter un espacio más a al servicio de la Corona española.

No se habla de territorios de conquista sino de poblamiento y subordinación. Es un medio de pacificación. Para ello es de interés destacar que estos contratos están geográficamente bien delimitados para evitar que exista por parte del jefe de esas expediciones, incursiones a terrenos fuera del compromiso inicial. (O’Gorman, 2007; 11).

Los asientos que definen las Capitulaciones son la primera forma de organización del territorio como unidad administrativa.

Ante evidentes controversias, las Audiencias mediaban para su resolutiva o bien se dejaba al Consejo de las Indias.

Los asientos van creando ranchos, haciendas, pueblos e incluso villas, según sea el carácter de la población sedentaria previamente existente, o bien de la inmigrante por efecto de la colonización.

Las Capitulaciones vienen a crear un parcelamiento del territorio colonial, basadas en la concesión de mercedes reales; no son del todo uniformes u homogéneas: tienen singularidades que conllevan a problemas posteriores al respecto de uso, usufructo y explotación de las potencialidades económicas y naturales de terrenos y de población en encomienda.

Los litigios obedecen a la esquizofrenia que deriva de un desorden institucional que establece juicios de propiedad y posesión excluyentes u opuestos.

Es en el Siglo XVIII, ante la necesidad de procurar un mejor manejo fiscal de población económicamente activa del Virreinato de la Nueva España, debido a las guerras napoleónicas, se ve la necesidad de procurar una mejor legislación al respecto de la organización del territorio. Se dejan atrás las distintas legislaciones existentes a cambio de un única, absoluta, que permita un mejor manejo de las propiedades territoriales.

Por efecto de la administración virreinal, desde el Siglo XVI al XVIII, a las provincias septentrionales se les conoce como Provincias Internas o “de tierra adentro” y las restantes propiamente del Norte conocidas como Provincias que quedan al margen de las mismas.

Es a partir de 1765 cuando don José de Gálvez, visitador general de la Nueva España, aparece por parte de la Corona española -bajo el control de los Borbones- que se crea la Comandancia y Capitanía General de las Provincias Internas, propuesta desde 1752 sin éxito.

Paso importante para la nueva organización y división territorial de la Nueva España, cuyo principal fin es superar los litigios no resueltos, como poder llevar un mejor control administrativo y fiscal de las provincias del virreinato.

Esta Comandancia y Capitanía General de las Provincias Internas, da en 1776 a Teodoro de Croix el nombramiento de Comandante General de Provincias Internas con independencia del Virrey, cuestión que deja en claro el maltrato que los Borbones dan a las autoridades virreinales en su “desconfianza” relativa a la colecta fiscal y su “buen manejo”.

El sistema de intendencias se aplica en la propia Metrópoli desde 1718 y será modificado en 1749; no obstante, este criterio de división territorial no se aplica a la Nueva España sino hasta la intervención del visitador don José de Gálvez en 1786.

La formación de Intendencias parte de la anterior división territorial heredada de la Colonia y da nombre según el de su principal ciudad o capital. Se crean entonces 12 Intendencias, donde no se incluyen las dos Californias -la vieja y la nueva-. (O’Gorman, 2007; 21)

Para ello se crea el sistema de Intendencias, que convive con una visión del territorio basado en provincias internas.

Esta nueva división territorial persigue por una parte corregir el desorden territorial y los litigios insalvables que previamente se dan por un mal manejo de la propiedad por efecto de las administraciones virreinales hasta el momento; y segundo, también trata de establecer distritos fiscales que permitan una debida administración de Hacienda.

Las Intendencias a su vez se subdividen en provincias mayores y menores, según la extensión de su terreno.

La intención de crear esta ordenanza basada en intendencias es unificar el Gobierno en un uniforme juicio administrativo para tratar las porciones del territorio bajo un criterio administrativo donde exista un único método que evite problemas derivados de tratamientos diferenciados y complejos que lleven a confusiones.

Es interesante la observación de Alejandro de Humboldt, quien indica que este sistema de Intendencias proviene de un manejo de origen francés (O’Gorman, 2007; 20 a pie de página), del territorio bajo el control administrativo y fiscal de un Gobierno de orden centralista, que viene a ser vinculado a la visión de los Borbones sobre el buen manejo de su reinado en España y sus colonias. Es desde ese momento que se afirma que la Nueva España deja de ser tratada como virreinato para ser vista como colonia.

Este sistema de Intendencias es el vigente al momento de la consumación de la Independencia de la nación mexicana del reino de España, por lo que se hereda a las nuevas administraciones tanto del primer imperio (el de Agustín de Iturbide) como de los gobiernos ulteriores.

¿Cuál es entonces la división territorial del México independiente?

Es precisamente Alejandro de Humboldt, a través de su “Carta de la Nueva España”, quien la establece como sigue:

1. Reino de México (con 5 provincias mayores: la de México, de Tlaxcala, de Puebla de Los Ángeles, de Antequera o Oaxaca y la de Michoacán o Valladolid).

2. Reino de la Nueva Galicia (con 3 provincias mayores: la de Xalisco o Nueva Galicia, de Zacatecas y de Colima).

3. Gobernación de la Nueva Vizcaya (con 2 provincias mayores: la de Guadiana o Durango y la de Chihuahua).

4. Gobernación de Yucatán (con 3 provincias mayores).

5. Nuevo Reino de León.

6. Colonia de Nuevo Santander (provincia de Tamaulipas).

7. Provincia de Tejas (Nuevas Filipinas).

8. Provincia de Coahuila (Nueva Extremadura).

9. Provincia de Sinaloa (Cinaloa). Antes parte de la Provincia de Nueva Navarra, junto con Sonora.

10. Provincia de Sonora. Antes parte de la Provincia de Nueva Navarra, junto con Sinaloa.

11. Provincia de Nayarit (San José de Nayarit o Nuevo Reino de Toledo). Antes parte del territorio de la Provincia de Sinaloa y a su vez de la Provincia de Nueva Navarra.

12. Provincia de la Vieja California (la península). Antes tratada como isla.

13. Provincia de la Nueva California.

14. Provincia de Nuevo México de Santa Fe.

Dato histórico interesante es que se afirma que el nombre de California se le atribuye a Hernán Cortés, quien latiniza “fragua caliente”, que en latín se dice “calida fornax”, que da pie a “California”. (O’Gorman, 2007; 13 a pie de página cita 32).

El territorio nacional se divide en total en 23 provincias mayores. Esta división es vigente aún dos años después de consumada la emancipación de independencia (1823), a la que se le anexan posteriormente las provincias de Chiapas y Soconusco, que pertenecían a la Audiencia y Cancillería Real de Santiago de Guatemala, independiente de la regiduría del virreinato de la Nueva España y de los nuevos gobiernos del México independiente.

La autonomía o independencia dada a la Comandancia y Capitanía General de las Provincias Internas es finalmente terminada por el ya entonces Virrey Conde de Gálvez en 1785, puesto que esta dicotomía administrativa surge por la desconfianza que el visitador tiene del Gobierno virreinal.

Una vez virrey, el manejo administrativo y fiscal del patrimonio de la Corona ya no le es un secreto y no hay razón de mantener esta relación que resulta en grado conflictiva al debido manejo de su propia administración.

El Virrey Conde de Gálvez crea una nueva división del territorio controlado por la comandancia y capitanía general anterior, en lo que aparecen separadas de la primera otras dos comandancias llamadas:

1. Provincias internas de Oriente (Coahuila, Tejas, Nuevo León, Santander y los distritos de Parras y Saltillo)

2. Provincias internas de Occidente (Nueva Vizcaya, Nuevo México, Sonora y Sinaloa y las Californias) El objetivo principal es el mejor manejo administrativo y fiscal de estos territorios. Cuestión que sólo dura 5 años pues se regresa en 1792 a la situación anterior bajo una sola comandancia.

Un aspecto importante que abunda en forma significativa en el manejo y control del gobierno Borbón en el territorio de la Nueva España es la invasión de Francia a España, la capitulación de Carlos III por su hijo Felipe VII, y la aprehensión de este último por Napoleón Bonaparte, además de la imposición de su hermano José como Rey de España, la cual supone la creación de la Constitución política de la Monarquía Española, conocida como Constitución de Cádiz, promulgada el 19 de marzo de 1812 por primera vez, y por segunda vez el 31 de mayo de 1820.

Esta Constitución es significativa, pues detona la Independencia de México por parte de la Iglesia Católica, quien no quiere ser sujeta a obedecer una Constitución de abierto corte jacobino.

FUENTES: Wikipedia. Dr. Jorge Isauro Rionda Ramírez.. Álvarez Lloveras, Guadalupe. Humboldt y la situación sociopolítica de la Nueva España. Tomado de la Internet el 07 de marzo de 2013 del portal: http://www.uom.edu.mx/rev_trabajadores/pdf/64/64_Guadalupe_Alvarez.pdf.; O’Gorman, Edmundo (1968 y 2007) Historia de las divisiones territoriales de México. 10ª. Edición. Colección “Sepan cuantos…” No. 45. Ed. Miguel Ángel Porrúa. México. P. 328.; Humboldt, Alejandro de. (1991) Ensayo político sobre reino de la Nueva España. México. Editorial Porrúa. Colección “Sepan cuantos…” No. 39. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia