historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
ORIGEN DEL NOMBRE “ZÓCALO”

 

En muchos lugares de nuestro país se tiene la costumbre de nombrar “zócalo” a la plaza principal de la población. Ortodoxamente hablando es, la de la Ciudad de México la única que debe tener tal nombre. La razón de tal denominación surgió hacia 1843 cuando el Presidente López de Santa Anna (veracruzano), tuvo la idea de remodelar la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México. Su idea era cambiar su imagen barroca a una neoclásica, que era la moda de la época.

Con tal propósito convocó a los principales arquitectos de México y España a proponer proyectos que modificasen la imagen de la plaza. El ganador, Lorenzo de la Hidalga (español), presentó su boceto con las muchas modificaciones, entre las que estaban:

 1. Demoler el mercado de El Parián, ubicado dentro de la propia Plaza, para darle una mayor amplitud.

 2. La fachada del Palacio Nacional sería transformada a Neoclásica.

 3. Se erigiría una columna en el centro de la Plaza dedicada a la Independencia.

El proyecto inició y comenzó por derribarse el mercado y construirse la plataforma para la columna de la Independencia; como las finanzas públicas y la continuidad política eran un desastre, hubo necesidad de detener las obras. Dicha plataforma o “zocalo” permaneció por décadas en el centro de la plaza pero sin nada encima. La gente se citaba en la Plaza refiriéndose a ella como ‘el zócalo’.

De esta manera, el nombre anterior de la Plaza que era “de la Constitución” se vió sustituido popularmente por el de “Zócalo”. Es por cierto ese nombre, el de Plaza de la Constitución, el que sí aplica a todas las plazas de las ciudades hispano americanas, pues en 1812, los Diputados Americanos y Españoles decidieron nombrar así a todas las plazas mayores de América y España en honor a la Constitución de Cádiz de 1812.

De hecho, en el “zocalo” de la Ciudad de México, las placas alusivas a la plaza señalan correctamente su nombre oficial: “Plaza de la Constitución”. Es por cierto el “Zocalo” de la Ciudad de México la segunda plaza civil más grande del mundo, solo detrás de la Plaza Roja de Moscú y es considerado el corazón cultural y político de México. Bajo la “plancha” del Zócalo y los edificios coloniales que lo circundan, se encuentran innumerables tesoros de la cultura Azteca que han sido lentamente descubiertos, empezando por el Calendario Azteca en 1790 (a los pies de la torre izquierda de la Catedral) hasta los impresionantes descubrimientos de 1978 con las ruinas del Templo Mayor y la Coyolxauhqui. (Por cierto, de acuerdo al Calendario Azteca, el 5 de Octubre de 1999 correspondería al día 1-Ocelote del año 13-caña).

Los hechos que ha presenciado esta plaza, la convierten -sin duda- en el espacio de mayor trascendencia histórica de América. La plaza ha visto desfilar a innumerables personajes, desde el encuentro de 2 humanos extraños entre sí (Cortés y Moctezuma), hasta la entrada de Virreyes, Emperadores, invasores extranjeros y caudillos mexicanos.

Incluso, vió la última aparición de la Virgen de Guadalupe al momento de quedar plasmada su imagen en la tilma de Juan Diego en 1531. Es alojamiento del mayor y más importante templo Católico de América. En sus 674 años de historia ha sido sede del Imperio Azteca (1325), de la Nueva España (1521), del efímero Imperio Mexicano (1822), de los Estados Unidos Mexicanos (1824), del Imperio de Maximiliano (1863) y finalmente de la República restaurada (1867).

Pudo ser también sede del Imperio Español, pues al ser España invadida por el ejército napoleónico (1808), se le ofreció a Fernando VII trasladar su corte a la Ciudad de México. El Rey de España íba ya en ruta hacia Cádiz para embarcarse hacia Veracruz pero fué detenido por sus súbditos y obligado a permanecer en Europa.

La importancia de este sitio, se refleja aún en nuestra bandera, pues el símbolo de la fundación de México-Tenochtitlan quedó plasmado como escudo nacional al iniciar nuestra vida independiente. Nuestro propio país y nuestra nacionalidad llevan el nombre de la ciudad fundada en esta Plaza, además de diversas partes de nuestra geografía:

Ciudad de México, Valle de México, Golfo de México, Altiplanicie Mexicana, Estado de México (antes Provincia de México) y Nuevo México.

Al finalizar la guerra de Independencia, el regiomontano Fray Servando Teresa de Mier propuso trasladar la capital del país a Querétaro, con la idea de acercar los poderes centrales a los vastos territorios del norte; el michoacano Agustín de Iturbide desechó la propuesta por considerar a la Ciudad de México, según sus propias palabras, como “la insustituible capital de los mexicanos”. Aunque a distancia, otro lugar de nuestra geografía tiene también una gran cantidad de historia de la cual presumir; está en la costa del Golfo, es el 3 veces heróico Puerto de Veracruz.

Fuente: Wikipedia. SIGLO XIX, É. Independiente. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia