camino.jpg

JAMES KIRKER, REY DE NUEVO MEXICO

 

JAMESDON SANTIAGOKIRKER (1793-1852)

 

Nació en Killead en el condado de Antrim, Irlanda del Norte en 1793. De una familia de escoceses del Ulster, pero dejó las islas británicas se embarco a Nueva York, EE.UU. a la edad de 16 para evitar el servicio militar en la marina. En un giro irónico, se convirtió en un corsario americano "legal" para atacar a barcos británicos en la costa este estadounidense en la guerra de 1812. Fué un corsario durante un año, pero regresó a Nueva York en 1813 y se casó con Catalina Donigan y tuvo un hijo, James B. Kirker. En 1817, Kirker abandonó a su familia para ir a St. Louis, Missouri, con varios parientes. En St. Louis, Kirker trabajó como comerciante. [1]

 

En 1822, se unió a una expedición de cazadores tramperos recolectores de pieles por el río Missouri encabezada por Kirker William Henry Ashley.

 

En 1824, siguió la ruta del camino a Santa Fe en Nuevo México y pasó por una década los inviernos en las Montañas Rocallosas del sur, dedicado a la captura y comercializar clandestina de pieles de castor.

 

 En 1826 comenzó a trabajar en la mina Santa Rita cerca de Silver City, Nuevo Mexico junto con otros tramperos, lo que les permitía disimular su negocio de pieles en las montañas.

 

Decepcionado del oficio de trampero, Kirker, alrededor de 1832, comenzó a escoltar a las caravanas y trenes de mineral desde las minas hasta la ciudad de Chihuahua, México, un sendero en el que se conducía a través de los territorios de los Apache.

 

En lugar de tratar de luchar contra ellos, Kirker estableció una alianza con uno de sus líderes Juan José Compa y había sido nombrado jefe de guerra por los apaches. Kirk además les servia de intermediario en la venta e intercambio de mercancía (robadas en México) que los Apache hacían con Texas y Louisiana.

En ese momento Kirker había establecido su hogar en Janos, en el norte de Chihuahua y había obtenido un permiso de cazador trampero por parte del gobierno mexicano. Pero pronto se vio obligado a huir a Colorado, a causa de intrigas por parte del gobierno donde fue acusado de haber vendido armas y municiones a los indios e incluso de haber acompañado a bandas de Apache en sus incursiones para el robo de ganado, que lo llevaron a ser declarado como persona non grata, fuera de la ley. Las relaciones de Kirker con las autoridades mexicanas seguirían fluctuando con los años, hasta que por el incidente del asesinato del Apache Juan José se provocaría una nueva intensidad en las incursiones indias en Chihuahua, y así, James Kirker fue llamado para ayudar en la pacificación de los apaches.

 

En 1833, James se divorcia de su primera esposa y se casa con Rita García, en 1835 se convirtió en ciudadano mexicano. La pareja tuvo tres hijos y una hija. [2]. James Kirker se dio a conocer en México como Santiago Querque o Quirque.

 

Hay varias versiones contradictorias referentes a las hazañas espectaculares o/a las meramente perturbadoras de James Kirker como un cazador de Apaches y recolector de cabelleras en las regiones que rodean Chihuahua.

 

A partir de 1831, las incursiones Apache se convirtieron en un problema grave para los estados mexicanos de Chihuahua y Sonora.

 

En diciembre de 1839, a Kirker se le dio un contrato por parte del gobierno de Chihuahua para combatir a los Apaches. Fue autorizado a recaudar 200 hombres a los que se les pagarían por cada Apache hechos prisioneros. [3] El núcleo de su fuerza lo componían unos 25 hombres llamados "Sahuanos" (Shawnees) que incluía a Anglos, Mexicanos, Esclavos Negros escapados, e indios de las tribus Shawnee, Delaware y Creek, incluyendo a un indio Shawnee, su segundo en el mando llamado Spybuck. [4]

 

El gobernador del Estado de Chihuahua, José Mariano Monterde Antillón y Segura, autorizó una sociedad para financiar un ejército privado que tuviera la capacidad de detener la amenaza, un ejército que seria dirigido por James Kirker. Se recaudaron más de $100,000 pesos para la operación que contrata Kirker y entrenar una milicia con elementos locales, así como liderares de bandas de guerreros indios (pagado un dólar al día, además de los bienes recuperados).

 

La primera operación de James Kirker fue en un pueblo Apache al sur de Nuevo México, en el valle de Taos, asesinando aproximadamente a cincuenta valientes guerreros (alrededor del 20% de la población), testigo de ello, fueron los cueros cabelludos presentados como prueba, uno de los cuales fue recolectado de un enemigo Apache vivo, de acuerdo con un artículo en el New Orleans Picayune.

 

Los apaches aceptaron una conferencia para negociar la paz con las autoridades de Chihuahua, el proyecto estaba lleno de estipulaciones, una de las primeras ", que Don Santiago Kirker ... no regresara a Nuevo México." El tratado de paz nunca se produjo, poco tiempo después de que se le cancelara el contracto a Kirker, los apaches continuaron su asalto. Una empresa minera británica ubicada en el suroeste de Chihuahua, contrató a Kirker para proteger sus minas del ataques de los indios. El gobierno de Chihuahua pronto solicitó de nuevo los servicios de Kirker; el gobernador Monterde ofreció $100 pesos por cada cuero cabelludo de los guerreros, $50 por el de las mujeres, y $25 por cada el de niños.

 

Los apaches atacaron la caravana de un rico comerciante matando a todos menos uno de los tripulantes, además robaron ochenta mulas cargadas con mercancías. Kirker y su grupo encontraron el campamento de los nativos que se encontraban en ese momento borrachos, se infiltraron, y degollaron uno a uno a todo el grupo y les arrancaron el cuero cabelludo, cuarenta y tres en total. Cerca de allí, había un poblado de aproximadamente un millar de Apache, Kirker y su gente, decidieron atacarlo también (Kirker contaba con aproximadamente 150 hombres). Aunque el jefe Cochise y gran parte de la aldea escaparon, James Kirker recolectó una cantidad considerable de cuero cabelludo y también sufrió la pérdida de muchas más, ya que muchos de los apaches se habían ahogado en un lago cercano, tratando de escapar. Durante la batalla, un guía mexicana de Kirker fue asesinado, y a él, también le fue arrancado el cuero cabelludo.

 

La expedición dio como resultado la recolección de 182 cueros cabelludos más dieciocho cabelleras de presos vivos que los traían exhibiendo, cuando el gobernador se negó a pagar por ellos, el segundo al mando de Kirker, el Shawnee Skybuck ofreció “retirar los trofeos” de la exhibición. Se les pago por los dieciocho cueros cabelludos sin tener que causar mayor daño por ese servicio.

 

Surgieron problemas, el gobernador sólo tenía $2,000 pesos en las arcas, el gobierno estaba imposibilitado para cubrir el compromiso y estaba permitiendo que el ganado robado recuperado fuera devuelto a sus dueños originales, pero Kirker firmó de nuevo después de que el gobernador elevo el ofrecimiento a $200 pesos por cuero cabelludo (el gobierno no tenia más dinero en la tesorería para cubrir éste compromiso).

 

En 1846 en el poblado de Galeana, Chihuahua, fueron masacrados por la milicia de Kirker apoyados por mexicanos locales entre 130 y 160 pacíficos apaches, afirmando Kinker que había seguido el rastro de ganado robado hasta este campamento Apache. [5]

 

Imposibilitado todavía el Gobierno del Estado para pagarles y la inminente declaración de guerra por parte de los EE.UU. a México, Kirker y su banda vendieron información militar a las fuerzas de EE.UU., lo que le valió ser declarado fuera de la ley en México, con una recompensa de 10,000 dólares contra él.

 

En 1847, después de viajar brevemente a Oriente, Kirker regresó a Nuevo México, el coronel Alexander Doniphan del ejército de EE.UU. lo contrato como explorador y participó en la invasión del norte de México por los EE.UU.. En 1848, se desempeñó otra vez como explorador en una expedición norteamericana contra las tribus Apache y los Ute.

 

En 1849, dirigió una caravana de carretas de "Forty-Niners" a California. Se instaló con su familia en el condado de Contra Costa en California. Kirker Creek y Kirker Pase llevan su nombre.

 

James Kirker "El Rey de Nuevo México", titulo inscrito en el único retrato que se conoce de él, muere en California en 1852. [2]

 

Notas: 1. Smith, Ralph A. "Kirker, James." Handbook of Texas Online, http://www.tshaonline.org/handbook/online/articles/fki.54. accessed 16 Jul 2012.; 2. a b c Smith, http://www.tshaonline.org/handbook/online/articles/fki.54. accessed 16 Jul 2012.; 3. Griffen, William B. Utmost Good Faith: Patterns of Apache-Mexican Hostilities in Northern Chihuahua Border Warfare, 1821-1848 Albuquerque: U of NM Press, p. 58.; 4. Often called "Skybuck" but Spybuck is more likely given that a well-known Shawnee family is named Spybuck. "James Kirker, the King of New Mexico" http://xroads.virginia.edu/~HYPER/HNS?scalpin/children.html, accessed 13 Jul 2012.; 5. Griffen, Utmost Good Faith pp. 58-61, 119, 171-172,

 

Fuente Wikipedia. Borderlander: the life of James Kirker 1793-1852 By Ralph Adam Smith, ISBN 0-8061-3041-5, 1999, University of Oklahoma Press.; The Scalp Business on the Border 1837-1850, By Ray Brandes, 1962.; Savage Scene by William C. McGaw, 1972 Imagen: Thomas Martin Easterly 1847. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia