camino.jpg

LA GRAN AVENTURA DEL BRIGADIER DON PEDRO DE RIVERA, LA FRONTERA Y LOS COMANCHES

Don Pedro de Rivera nació en Antequera a finales del siglo XVII. Sentó plaza de soldado y pasó a Indias donde participó, con valor probado, en arriesgados lances y acciones de guerra contra corsarios ingleses y otra gente de cuidado. En 1713 era general de la Armada de Barlovento y gobernador de Taxcala entre 1711 y 1723, entre otros empleos y merecidas distinciones.

En noviembre de 1724 inició un largo viaje por el norte de Méjico y el sur de los actuales Estados Unidos para inspeccionar los fuertes y presidios de la América septentrional española. La expedición tuvo una duración de tres años y nueve meses, recorrió a caballo casi 13,000 kilómetros. En su diario describió, con tanta sequedad militar como elegancia, fuentes, ríos, arroyos, flora, fauna, pueblos, minas, comunidades indias, misiones y guarniciones, redactó informes, escribió proyectos, denunció abusos y aconsejó reformas al marqués de Casa Fuerte, entonces virrey de Nueva España. Nada escapaba a su curiosidad de ilustrado de primera hora. Ni los olores del campo.

Entre Santa Fe y El Paso pudo observar a los comanches y "habiéndome parecido ser singular esta nación, la puse en la descripción para su noticia". Dio cuenta de su vida nómada, de sus hábitos marciales e ignorado origen "porque siempre andan peregrinando y en forma de batalla, por tener guerra en todas las naciones, y así se acampan en cualquier paraje, armando sus tiendas de campaña que son de pieles de cíbolos, y las cargan unos perros grandes que crían para este efecto". Comerciaban con pieles y cautivaban a otros indios, siempre que fueran de poca edad "porque los grandes los matan".

Llamó la atención del Brigadier su vestimenta que "en los hombres no pasa del ombligo y el de las mujeres no pasa de la rodilla". Después, a la vuelta de este gran aventura, don Pedro fue nombrado capitán general de Guatemala, donde residió. Imagino a don Pedro de Rivera, allí en la Capitanía,  desasosegado y nostálgico de los grandes espacios, mortificado por el obispo fray Pedro Pardo por cominerías de protocolo.

Fuente: Wikipedia. Brigadier Pedro de Rivera, Diario y derrotero de la visita a los presidios de América septentrional española (1724-1728), edición de Vito Alessio Robles, Algazara, Málaga 1993. Imágen: Guerrero Apache con sus armas y cabalgadura. Historia de Mexico…op., cit.,(Salvat)t.7p.1773.). Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia