historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
DIARIO LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA 1910: EN MÉXICO CONTINÚA LA REVOLUCIÓN MADERISTA

 

WASHINGTON.

A los optimismos anteriores del Gobierno Mejicano, ha sucedido el silencio.

La revolución contra el Presidente Díaz, que acaudilla el millonario liberal doctor Francisco Madero, no solo no ha terminado, sino que hace rápidos progresos en todos los Estados del Norte de la Confederación Mejicana.

Los rebeldes han logrado disciplinar sus bandas y armarlas con fusiles modernos.

Varios oficiales del ejército regular, que se han pasado á sus filas, han contribuido mucho á que la rebelión adquiera un carácter de seriedad verdaderamente temible.

Ignorase como, pues las noticias llegadas de Méjico siguen siendo confusas, los revolucionarios se han procurado cañones de montaña.

Siguen siendo dueños de la ciudad de Guerrero.

Además, bloquean a Chihuahua, y todos los trenes que en estos días han salido de dicha ciudad llevando tropas al general Navarro, han sido destruidos por ellos ó se han visto obligados á retroceder.

El general Navarro, que sufrió hace poco una derrota en Cerro Prieto, está cercado por las partidas rebeldes.

Mantiénese á la defensiva y guarda refuerzos que le saquen de su desesperada situación.

Procura no empeñar á sus diezmadas tropas en nuevos combates, porque sus municiones son escasas, y si las agotara, tendría que rendirse á discreción.

Hasta ahora, todos los esfuerzos hechos por las autoridades militares de Chihuahua para evitarle refuerzos han fracasado.

Dueños los rebeldes maderistas de la vía férrea, que utilizan para sus movimientos, han aislado completamente á Navarro de su base de operación.

Los envíos de tropas de los Estados centrales á los del Norte son muy difíciles, porque las partidas levantan los rieles, atacan las estaciones y arrojan bombas sobre los trenes militares.

En el Yucatán continúa la sublevación de los indios.

El Gobierno se ha visto obligado á acumular fuerzas en ésta parte de la Republica.

No puede desguarnecer las poblaciones, porque sabe que, si lo hiciera, éstas se sublevarían inmediatamente.

Dícese en Méjico que el general Navarro fuera vencido y hecho prisionero, Porfirio Díaz en persona, no obstante su ancianidad, saldría a campaña contra los revolucionarios.

Fuente: La Correspondencia de España : diario universal de noticias Año LXI . Número 19313 - 1910 diciembre 28. Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia