historia.jpg

LA CRUZ DIARIO CATÓLICO 1926: LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA EN MÉJICO

 

 

¡Tenía que suceder!

A tales extremos de persecución, de humillaciones, de vejaciones, de ofrendas inconcebibles, y de crímenes inauditos (pobres mujeres ahorcadas, beneméritos sacerdotes perseguidos como fieras, católicos preeminentes asesinados en las calles, domicilios violados, iglesias profanadas) ha llegado el bárbaro sectarismo mejicano, que la paciencia de las victimas llego a su límite extremo.

Una censura… perfectamente democrática impidió hasta ahora conocer toda la extensión de la propuesta. Pero esas ocultaciones duran poco. Hoy tenemos datos exactos de lo que ocurre en el desgraciado Méjico. Calles y los suyos han llevado a la desesperación a nuestros hermanos y muchos de ellos luchan ya a campo abierto y con las armas en la mano en gran número de Estados. Entienden que es mil veces preferible encontrar así la muerte, luchando por el Derecho que perder la vida a la vuelta de una esquina, cazados como alimañas.

Las informaciones que llegan hoy a nuestro poder nos permite asegurar, frente a todo género de oficiosos mentires, que los católicos mejicanos luchan en el estado de Chihuahua, en Iqueque, que dominan totalmente varias zonas del estado de Cohahuita, que el de Tamaulipas, ésta casi totalmente en su poder, que han tomado la ofensiva en Chachihuitas y Valparaiso (Estado de Zacatecas), hay ya partidas en los Estados de Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato, Hidalgo, Querétaro, San Luis de Potosí, Veracruz, Oaxaca, Michoacán y Guerrero, que la sublevación de los yaquis han obligado al gobierno de Calles a concentrar más de veinte mil hombres a los que por cierto no sonríe la victoria y que los católicos de Huajuapam, mandados por el capitán don Pedro de Guzmán, tras rendir la guarnición, propagaron el movimiento armado y son dueños absolutos de las regiones próximas. Este es el extracto de la información.

¡He aquí los primeros resultados de la política odiosa, feroz, que no se han detenido ni ante lo más íntimo y sagrado…!

Calles y los suyos han llevado a la desesperación a un pueblo fervientemente católico, y que no ha logrado más que encender una nueva guerra civil, con todos sus horrores.

Está visto que la <<Libertad>> y el <<Progreso>> no se hartan nunca de sangre.

Fuente: La Cruz : diario católico Año XXVI Número 8290 – 14 de noviembre 1926. Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia