historia.jpg

JESÚS MORALES

 

JESÚS MORALES "EL TUERTO MORALES" (18?? – 1914)

Fue originario del pueblo de Petlalcingo, municipio de Acatlán, Estado de Puebla.

Desde su juventud fue un hombre muy pendenciero y en un encuentro a tiros que sostuvo en Ayutla, Puebla, con un individuo llamado José Solís, perdió el ojo izquierdo, por lo que lo apodaron "El Tuerto Morales".

Jesús Morales se encontraba preso en la cárcel de Chiautla, cuando esta plaza fue tomada por las fuerzas del general Emiliano Zapata el 5 de abril de 1911, al ponerse en libertad a los presos, "El Tuerto Morales" se incorporó a la revolución, participando en casi todos los hechos de armas que se registraron en los Estados de Puebla y Morelos, en contra de las fuerzas del gobierno porfirista.

El 16 de abril de 1911, participó en los ataques de Chietla y la toma de Izúcar de Matamoros, así como a la toma de la Fábrica de Hilados y Tejidos de Metepec, Estado de Puebla. En el mes de mayo de ese mismo año tomó parte en el sitio y toma de la ciudad de Cuautla. Al rompimiento de Zapata con el gobierno de León de la Barra, "El Tuerto Morales" reiteró su adhesión a Zapata. Con el grado de general firmó el Plan de Ayala y, cuando Victoriano Huerta mandó asesinar al Presidente Madero, "El Tuerto Morales" hizo una campaña para convencer a algunos jefes zapatistas de que se reconociera a Huerta y en el mes de marzo de 1913, fue de los primeros que entró en tratos con el régimen huertista, reconociéndolo como gobierno legítimo. Morales, que guarnecía la Plaza de Chietla, hizo un viaje a la ciudad de México y fue aprehendido e internado en la Penitenciaría. Los ciento doce hombres que llevó fueron incorporados a la columna del coronel huertista Medina Barrón.

Cuando desembarcaron las fuerzas norteamericanas en Veracruz, Huerta aprovechó esta circunstancia para hacer un llamado a todos los revolucionarios del país, para que lucharan con él contra las tropas invasoras. Huerta firmó un decreto dándole libertad a todos los jefes políticos, y así obtuvieron su libertad el "Tuerto Morales", Juan M. Banderas (a) "El Agachado" y los coroneles zapatistas Gildardo Magaña y Santiago Rodríguez.

Morales creyó que Zapata contribuiría con Huerta a expulsar las fuerzas norteamericanas y así en mayo de 1914, le propuso a Zapata que reconociera al gobierno huertista.

Al llegar el general Jesús Morales al campamento del general Francisco Mendoza, establecido en Ixtlilco y al enterarse de la misión que llevaba, ordenó que Morales fuera detenido y lo envió al cuartel general en Tlaltizapán en calidad de preso.

Jesús Morales fue procesado como traidor a los postulados del Plan de Ayala, lo notificaron al detenido que podía nombrar defensor, pero éste alegó que carecía de recursos económicos para hacerlo, aunque posteriormente designó al coronel Santiago Rodríguez, que lo había conocido cuando estuvieron presos en la Penitenciaría.

El Consejo de Guerra que lo juzgó estuvo integrado por los generales Manuel Palafox como Presidente, Modesto Lozano, Pioquinto Galis y Emigdio Marmolejo, así como Santiago Rodríguez; como Agente del Ministerio Público fungió Luis Castell Planch.

El "Tuerto Morales" alegó que había reconocido a Victoriano Huerta con el propósito de hacerse de elementos de guerra y de dinero, sin embargo, el Consejo de Guerra le probó lo contrario; lo declaró culpable y lo sentenció a la pena capital. Morales, al escuchar su sentencia, pidió que su cabeza fuera puesta como lindero en un ejido, porque él "moriría sintiéndose agrarista". La sentencia fue ejecutada el día doce de mayo de 1914 a las doce del día en Tlaltizapán.

Fuente: Wikipedia. Valentín López González. Los Compañeros de Zapata. Ediciones del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Morelos.  México, 1980, p. 158-160. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia