historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
JUAN JOSÉ RÍOS

 

GENERAL JUAN JOSÉ RÍOS (1882-1958)

Nació un 27 de septiembre de 1882 en San Juan del Mezquital, Zacatecas, México.

En 1902 intentó emigrar a los Estados Unidos, llegando sólo hasta Mapimí, Durango. Posteriormente fue dependiente en el negocio propiedad de Don Cipriano Pérez, "La Palestina" (después "La Nacional", luego "Tienda del Río" y actualmente "La Michoacana") en San Juan del Mezquital, Zacatecas.

Había venido sosteniendo correspondencia desde 1905 con la Junta de San Luis, Missouri, y en su tierra natal efectuaba reuniones secretas para tratar sobre la urgente necesidad que había de secundar desde luego el movimiento revolucionario que la misma Junta preparaba en toda la República contra la Dictadura porfirista.

Poco tiempo después, para contribuir al triunfo del propio movimiento, reunió y armó a más de 600 hombres, la inmensa mayoría campesinos de los contornos que por ser inicuamente explotados por los voraces terratenientes estaban resueltos a lanzarse a la contienda para sacudirse el yugo que los oprimía; pero habiéndosele interceptado unas cartas dirigidas a los correligionarios Manuel Vázquez, de Ciudad Victoria, y Cipriano Medina, de Puerto México, las autoridades dictaron órdenes de aprehensión en su contra, fue aprehendido por la "Acordada" (policía rural) a fines de septiembre de 1906, acusado de rebelión contra los Poderes de la Nación.

Fue remitido a Veracruz, donde el tantas veces aludido Juez de Distrito Betancourt le instruyó proceso y lo condenó a siete años de prisión en San Juan de Ulúa. Al pisar los calabozos de la prisión, Juan José Ríos sólo tenía 23 años de edad.

En 1911 al ser liberados los prisioneros políticos por orden del presidente Francisco I. Madero, se dirigió a San Juan del Mezquital uniéndose más adelante a las fuerzas insurrectas de Manuel Diéguez, uno de los líderes de la Huelga de Cananea y que había sido su compañero en el penal de San Juan de Ulúa.

Por aquellas fechas, Juan Sarabia, a la sazón también recién salido de San Juan de Ulúa, se había hecho cargo de la dirección del Diario del Hogar, y estimando como estimaba en alto grado a su antiguo compañero de infortunios Juan José Ríos, lo invitó para que formara parte del cuerpo de redacción del mismo periódico, en el que ya figuraban luchadores de tanto relieve como Antonio 1. Villarreal, Lázaro Puente, Enrique Bonilla, Luis Jasso, Luis Mata y Santiago R. de la Vega. Ríos aceptó desde luego, y junto con Sarabia y demás periodistas emprendió una vigorosa campaña tendente a lograr que el nuevo régimen se despojara de los elementos porfiristas de que se había rodeado y comenzara a cumplir las promesas revolucionarias, particularmente sobre la depuración de la justicia, la dignificación de la clase obrera y el reparto y restitución de tierras a los campesinos de toda la República.

A raíz del asesinato del Presidente Madero, Juan José Ríos, abandonando la pluma del periodista para tomar las armas del guerrero, marchó al mineral de Cananea para reunirse con sus viejos correligionarios Diéguez y Calderón, junto con los cuales organizó dos cuerpos de obreros voluntarios que se incorporaron a las fuerzas del general Obregón para combatir las tropas del usurpador Victoriano Huerta. Al frente de uno de esos cuerpos, que formó un batallón, Ríos tomó muy importante participación en multitud de acciones bélicas, entre las que figuran los reñidos combates que tuvieron lugar del 9 al 15 de noviembre de 1913 en Culiacán y que determinaron la caída de esa plaza en poder del Constitucionalismo. Por estos hechos se le otorgó el grado de mayor, y luego, siempre en compañía de otros destacados jefes revolucionarios, continuó luchando por diversos lugares de Sinaloa, Nayarit y Colima hasta el derrumbe del huertismo, en que ya muy merecidamente había ascendido a coronel.

El 15 de noviembre de 1914, Ríos fue designado Gobernador Provisional del Estado de Colima, cargo que solamente desempeñó hasta el 27 de enero de 1915, en virtud de que habiéndose rebelado en diciembre anterior el general Villa contra don Venustiano Carranza, marchó a incorporarse al Ejército del Noroeste jefaturado por el general Obregón, donde junto con Diéguez, Murguía, Calderón, Amado Aguirre, Pablo Quiroga y otros jefes de gran prestigio, combatió bravamente la poderosa División del Norte, tomando parte prominente en los preparativos y en los hechos de los formidables y encarnizados combates de Celaya, tan terriblemente desastrosos para el enemigo, y en los que ya con el grado de general, mucho se distinguió comandando dos Batallones Rojos integrados por los valerosos y abnegados mineros de Cananea.

Después de los acontecimientos de Celaya, y en tanto que el general Obregón se alistaba para dar las encarnizadas batallas de León de los Aldamas, el Primer Jefe volvió a nombrar Gobernador Interino de Colima al general Ríos, quien sustituyendo a don Eduardo Ruiz tomó de nuevo posesión de su cargo el 10 de mayo de 1915. Durante su gestión, que esta vez duró dos años, seis meses y veinte días, tuvo oportunidad de llevar a la práctica algunos de sus ideales revolucionarios. A pesar de que el Estado, como todos los de la República, atravesaba por muy difíciles circunstancias derivadas de la lucha armada, se preocupó grandemente por mejorar en todo lo posible la condición de los servidores públicos, de los obreros y campesinos, moralizar las costumbres, proteger a los indigentes, sanear la hacienda pública, fomentar la enseñanza, impartir justicia y dar amplias garantías a los derechos de los ciudadanos y a la libre expresión de las ideas.

Al restablecerse el orden constitucional en la República, el general Ríos, ya de Brigada, entregó el Gobierno de Colima el 30 de junio de 1917, pero continuó siendo Comandante de las Armas del Estado hasta fines del mismo año en que pasó a ser Oficial Mayor Encargado del Despacho de Guerra y Marina, cargo que por su serenidad y rectitud de criterio desempeñó con beneplácito de los elementos revolucionarios hasta el invierno de 1918, y poco después fue nombrado Jefe de las Operaciones Militares en el Estado de Sonora.

Desempeñando esta comisión, en mayo de 1920 estalló el movimiento que en el pueblo fronterizo de Agua Prieta organizaron los generales Plutarco Elías Calles, Fausto Topete, Francisco R. Manzo, Abelardo Rodríguez y otros muchos contra el Presidente Carranza, por tratar de elegir como su sucesor en la Primera Magistratura al Ing. Ignacio Bonilla; y como el general Ríos no estuviese de acuerdo con tal movimiento, fue aprehendido y hecho prisionero en la Penitenciaría de Hermosillo. Entonces algunos de los jefes de esa rebelión, entre ellos Topete y Manzo, fueron a verlo a la cárcel y trataron de convencerlo de que los secundara; pero él, a pesar de la estrecha amistad que lo ligaba con ellos, les contestó con su característica franqueza:

Mis simpatías personales están con ustedes; pero mi espada está con el Gobierno legítimamente constituido.

A raíz de la caída y sacrificio del Presidente Carranza, el general Ríos fue puesto en libertad, y bajo los regímenes que sucedieron al del infortunado Caudillo de Cuatro Ciénegas, volvió a desempeñar la Jefatura de Operaciones en varios Estados de la República, tales como Tamaulipas, Tabasco, Zacatecas, Puebla y Sinaloa; y durante el Gobierno del Gral. e Ing. don Pascual Ortiz Rubio fue Director del Colegio Militar y Jefe del Estado Mayor Presidencial.

Igualmente, fue Ministro de Gobernación en el Gabinete del mismo Ing. Ortiz Rubio, en cuyo cargo protegió a muchos de los viejos revolucionarios que habían sido sus compañeros en la lucha contra la tiranía porfirista, y a quienes, según su cultura y capacidades, concedió empleos de más o menos categoría en la misma dependencia, remediando con ello la aflictiva situación en que se hallaban.

Después de haber sido Secretario de Gobernación, el general Ríos desempeñó la Cartera de Comunicaciones y Obras Públicas y la Dirección de los Establecimientos Fabriles Militares, así como otras importantes comisiones en diferentes Estados de la República; encontrándose en Mazatlán, Sin., donde era Jefe de la Zona, dejó de existir ante el dolor de sus compañeros de armas y de la más grande consternación de sus hijos y esposa, la señora doña Dolores Avendaño. Su cadáver recibió los honores que a su alto rango prescriben los reglamentos militares, y fue sepultado con gran solemnidad en el panteón del puerto, con asistencia de una nutrida multitud que se congregó a presenciar sus funerales y rendir homenaje a sus virtudes ciudadanas.

En obras de beneficio social, fundó dos asilos para huérfanos en la capital, estableció el salario mínimo, aumentó las retribuciones al magisterio, reivindicó las salinas de Cuyutlán, elevó a categoría de pueblos, entre otras, las congregaciones de Guatimotzín, Tepames y Cuyutlán; realizó las primeras dotaciones de ejidos en Suchitlán, Manzanillo, Cuyutlán, Tepames, Coquimotlán y otros lugares; y, en fin, además de otras cosas no menos importantes, creó la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Construyó una Escuela de Artes y Oficios, y restableció la Preparatoria y la Normal para Profesores del Estado; fundó otros numerosos centros de enseñanza, entre ellos la Normal Mixta y las escuelas Ignacio Ramírez, Regeneración, Gabino Barreda, La Corregidora, en la capital; otras en las poblaciones de Chapa, Nogueras, Trapiche, Santiago, El Reumadero, Armería, Caleras y El Pedregal, que junto con otras más, fueron 68. Asimismo, elevó de categoría las ya existentes en Manzanillo, Villa Alvarez, Tecomán, Comala, Guatimotzín y Pueblo Juárez, y en los Asilos de Huérfanos estableció la enseñanza de taquigrafía, telegrafía, mecanografía, corte de ropa y tejidos de palma.

Inauguró una biblioteca en el templo del Beaterio con la presencia del Primer Jefe Don Venustiano Carranza y los Generales Álvaro Obregón, Manuel M. Dieguez, Cándido Aguilar, Julián Sánchez Azcona, el Lic. Luis Cabrera, el Dr. Atl y otros personajes.

Juan José Ríos murió el 18 de abril de 1958 en Mazatlán, Sinaloa.

Fuente: Wikipedia. Antorcha. Net. Historia Gráfica de Colima. Juan Oseguera. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia