chihuahuense.jpg

LOGRA SOTOL CHIHUAHUENSE CERTIFICACIÓN INTERNACIONAL

DESDE 1998, LAS BEBIDAS QUE OFRECE SOTOL HACIENDA DE CHIHUAHUA CUENTAN CON VARIOS PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS.

Sotol Hacienda de Chihuahua, de Vinomex, es una de las marcas mexicanas que ostenta los mayores reconocimientos y certificaciones internacionales, entre las que se cuentan la Doble Oro en la American Spirit Challence de 2011, además de las distinciones en sus productos de Kosher y USDA Organic.

A decir del director general de Sotol Hacienda, Enrique Elías, estos reconocimientos elevan la responsabilidad por mantener los altos estándares que se ofrecen desde su fundación en mayo de 1997, en su empresa que lucha diariamente por alcanzar la consolidación.

El ingeniero Elías recordó que uno de los primeros reconocimientos se consiguió en 1998 durante Best of Show, que es la quinta competencia mundial de empaque. De entre más de 1 mil 200 participantes Sotol Hacienda de Chihuahua fue distinguido, de hecho por encima de otras marcas fuertes como Ron Baraima Citrus, Casa Cuervo 1800, Coors Light de Anheuser Bush y Vodka Sundsvall de Seagrams, entre otros, el Best of Show de todas las bebidas espirituosas.

Luego, en el año 2006, se obtuvieron los reconocimientos de "Wine Entusiast Magazine" con Sotol Hacienda Plata que se catalogó como un muy buen producto y recomendado. Ese mismo año, F. Paul Pacult ubicó en el Top 25 Top Agave Spirits la versión de Hacienda de Chihuahua Sotol Reposado y se galardonó a Hacienda Chihuahua Añejo Sotol con la Gold Medal.

Las distinciones prosiguieron con la asignación de la medalla de platino en el 2008 durante el Agave Spirits Challence, donde también participaron versiones ultra Premium de tequilas como Casa Cuervo Reserva de Familia, Platino, Maestro Tequilero, Partida Añejo y 1921 Reserva Especial.

Por si esto fuera poco, en el 2009 se logró el reconocimiento internacional en Nueva York en la conocida competición Spirits Awards Best Of Class Top Performance y en el 2011 el doble galardón de oro con Hacienda Plata de Sotol, en San Francisco.

Enrique Elías consideró esta serie de reconocimientos como el resultado del trabajo que día a día se realiza con esmero y orgullo para tener un producto tanto para los consumidores chihuahuenses, pero también para el mercado nacional e internacional.

Recordó que el proyecto de Sotol Hacienda arrancó tras conocer el crecimiento y consolidación de la industria del tequila, cuyo producto compite desde muchos años con otras bebidas muy emblemáticas de las regiones en los negocios del mundo.

"Nuestro tema es redignificar una bebida por excelencia chihuahuense. En ese tenor, dijo, nos dimos a la tarea de platicar con nuestro enólogo José Daumas, quien tiene doctorado en una de las escuelas más prestigiadas de la industria en Francia y trabajo para Martel, para una marca de coñac, poco comercial pero de muy alto nivel", mencionó.

Derivado de la charla con el especialista, Enrique Elías pudo conocer más respecto al Sotol que proviene de una planta endémica del desierto de Chihuahua y que su producción puede considerarse más costosa por la complicación de conseguir su agave, situación que no sucede en el tema del mezcal, del bacanora o el tequila, pero que en su favor esta misma condición se relación con su exquisito sabor.

A partir de ello se dieron a la tarea de generar un producto con una imagen digna de nuestro estado, el más grande de la república y poder directamente proyectar hacia el consumidor una imagen de grandeza.

El trabajo que se realizó en todo el proceso desde su cosecha hasta colocarlo en las barricas, lo hacen un producto digno de estas preseas, que son de las que generan mayor interés en la industria. Por ejemplo el doble oro que se obtuvo en San Francisco, Sotol Hacienda se midió con más de mil espirituosas de todas las categorías, tanto blancas como lo es el vodka, el ginebra, el aquavid, el ron, el tequila, el mezcal y el sotol, así como las castes, como el coñac, el brandy, y el whisky, de diversas procedencias.

Mientras tanto en el Agave Challenge participaron 80 productos, pero estos se midieron no solo en cada una de las categorías del agave, sino que se englobo tequila, mezcal y sotol y se rankearon en seis aspectos.

Los jueces tomaron en cuenta la apariencia dándole importancia a la nitidez, a la pureza y luminosidad del producto, que se puede apreciar al poner la botella a contraluz; también se evaluó el aroma (donde el sotol fue ampliamente aplaudido, ya que cada planta permanece al menos 15 años en la sierra del desierto de chihuahua a diferencia de los siete u ocho años que requiere el agave del tequila para madurar).

Finalmente se toman en cuenta el sabor inicial, medio y final o lo que denominan el regusto, es decir si deja un sabor aterciopelado, dulce, agradable o si es amargo, astringente o no es placentero.

De las 80 versiones de diversas casas y de los seis platinos que ofrecen Sotol Hacienda gano dos con el añejo Súper Premium, dos años y Añejo Extra Premium H5 (Cinco años).

Mencionó que este periodo de añejamiento, dos y cinco años, respectivamente, pudiera considerarse poco en una industria como el whiskey o el coñac, pero en el agave sobrepasa la norma casi duplicándola.

Enrique Elías reconoció que el mercado del sotol no alcanza ni siquiera el uno por ciento del tequila, pero sabemos muy bien que estamos en el camino de la consolidación en base a la calidad y a la alta diferenciación.

Explicó que esta convicción se da desde que embotellamos un agave distinto, procedente del desierto, donde se tiene que cosechar a mano uno a uno por los expertos cortadores, desde ahí empieza un proceso de diferenciación, de la mano del ingeniero José Daumas.

Explicó que este es un proyecto que nos ha costado sangre, porque es complicado llegar a permear primero en el entorno local, así como en México y en los mercados globales. La complicación es que no se introduce solo una marca, sino una categoría. Entonces el costo y el esfuerzo son abrumadores.

El enólogo de Sotol Hacienda, ingeniero José Daumas Gil, explicó todo el proceso por medio del cual el producto chihuahuense alcanza una calidad suficiente para su para competir con las bebidas de alcohol más prestigiadas del mundo.

"Estos estándares se mantienen desde la cosecha de la planta, mediante inspecciones que garantizan la sanidad del agave, con un escrupuloso cuidado tanto en su levantamiento como en su traslado, para evitar que agentes ajenos pudieran incidir en su sabor", dijo.

Pero el esfuerzo está muy lejos de concluir ahí. Este cuidado minucioso se da también en los hornos, en los procesos de cocimiento, para lograr la hidrolisis, la incorporación de levadura (cuyo tipo es igual a la usada con el Champagne) y destilación en acero inoxidable para llegar al líquido deseado que finalmente se coloca en las barricas de roble europeo para añejamiento.

Al brindar detalles sobre la planta utilizada para la producción de sotol, explicó que es indígena procedente de la región del desierto chihuahuense, la cual se cosecha y se procesa de su procedencia silvestre mediante un sistema orgánico.

Mientras tanto, Miguel Ángel Garzón, Gerente de Ventas Nacionales y del resto del mundo, destacó la nobleza de Sotol Hacienda, cuyos atributos tenemos los chihuahuenses tatuados en la piel como lo es su nobleza.

"Es un producto que a las personas que lo degustan, trata de una manera muy amable, a diferencia de otras bebidas, aparte que lo estamos produciendo de la misma sierra con apoyo a las comunidades".

Explicó que muchas empresas se enfocan más en vender marca, pero nosotros nos hemos enfocado a vender un producto de calidad avalados por la empresa Kosher, con un buen diseño. "Vendemos un producto que es digno de los paladares de nuestros consumidores", dijo.

Aclaró que Sotol Hacienda no trabaja por ser una moda, sino que se quede tatuado en el gusto de cada uno de los que lo prueben y "al ver la forma en que nuestros productos le hacen retribución se queden enamorados de su sabor y de sus demás atributos", dijo.

Mencionó que Sotol Hacienda, en términos generales, somos una opción en el mercado para la expresión personal al día de hoy y se exporta actualmente a España, Chile, China, Canadá, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Rusia, y en otros país

Donde se le llega a conocer se constituye en un producto de mucha demanda, dijo, la gente lo busca en el extranjero, luego de conocer la experiencia del tequila, una opción más es irse al sotol, que agradece al consumidor en su paladar

Finalmente Tony Perea, de Pcans de Chihuahua, destacó el complemento al esfuerzo que se realiza en Sotol Hacienda al producir botanas para todo gusto y que compiten en calidad en los distintos negocios de supermercados.

Pcans hace alusión a la nuez pecanera que se produce en Chihuahua, se le da un toque de sotol y se envasa en las mismas botellas que se maneja el líquido. Actualmente manejan la variedad de nuez con chocolate oscuro, blanco, la trufa, nuez con enjambre y la nuez salada natural y enchilada.

Fuente: Óscar Piñón. El Heraldo de Chihuahua / 2 de diciembre de 2014. Foto: Gerardo Aguirre/El Heraldo de Chihuahua.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia