camino.jpg

EL ZÓCALO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

La Plaza de la Constitución, también conocida como Zócalo, Plaza Mayor o la Plaza de Armas, es considerada como el corazón del país por ser el espacio público de mayor tradición en México, escenario de eventos políticos, sociales y culturales de gran trascendencia para el país.

Su ubicación data de la época prehispánica, cuando tenía funciones ceremoniales, pues ahí se encontraban los principales templos y adoratorios; medía entonces 325 metros de oriente a poniente y 312 de norte a sur. Sobre ese referente se realizó la traza de la época colonial, ampliándose a 367 metros de norte a sur, a 246 en un extremo y 236 en el opuesto. Desde entonces ha sufrido múltiples transformaciones en sus dimensiones y entorno debido a la construcción y demolición de edificios, fuentes, arboledas, etcétera.

En México a través de los siglos se refiere que la Constitución de Cádiz fue promulgada en México el 30 de septiembre de 1812, y ese mismo día el virrey Venegas y los miembros de la Audiencia y el Ayuntamiento juraron cumplirla. Para anunciar tal suceso hubo salvas de cañón y campaneo en las iglesias. En seguida las autoridades se dirigieron a la Catedral, donde se entonó el Te Deum. Por la tarde, con gran asistencia de la población, al pie de la estatua de Carlos IV, se procedió a leer la nueva Constitución entre los constantes aplausos de la gente allí reunida. Hubo nuevas salvas y campaneo, iluminación por la noche en la plaza y gran alborozo. El 4 de octubre se juró la Constitución en todas las parroquias con la presencia de las autoridades y se decidió el cambio del nombre de la Plaza Mayor por el de Plaza de la Constitución (tomo 5, capítulo 7, página 363).

En el mismo sentido se manifiestan o­tras fuentes, como Episodios nacionales mexi­canos, en la que con lujo de detalle se comen­tan los festejos acaecidos ese 30 de septiembre de 1812.

Entre los muchos eventos, liturgias, representaciones teatrales y construcciones que se hicieron se encontraban varios arcos del triunfo. De acuerdo con la descripción de la época, en uno de ellos la Constitución era representada por una mujer a la que se asignaban atributos como la sabiduría, pues portaba una antorcha que iluminaba la Cons­titución, que decía: 'La Soberanía reside en la nación'.

Por su parte, la Enciclopedia de México señala que era virrey de la Nueva España Félix María Calleja cuando se habría jurado la Constitución de Cádiz, que regiría los destinos de España y los territorios americanos, por lo cual se procedió a realizar un evento solemne en la Plaza de Armas y, por bando del 22 de mayo de 1813, se le puso con ese motivo el nombre de Plaza de la Constitución, que es el que oficialmente hoy ostenta. (Pudiera ser que Calleja repitiera las celebraciones para confirmar el respeto y la subordinación a la Constitución en su mandato).

Fuente: Articulo autoría de Alfredo Ávila. La ciudad de México y Cádiz 1810-1823. terra.com.mx/memoria2010. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia