turismo.jpg

Chihuahua en Imagenes

FPSS slide image

Región Barrancas del Cobre

La Cascada de Basaseachi es un salto de agua con ...

Más...
FPSS slide image

Chihuahua Capital

Museo Casa Chihuahua frente a las Fuentes Danzarinas y al ...

Más...
FPSS slide image

Ciudad Juárez

La Catedral dedicada a la Virgen de Guadalupe anexa a ...

Más...
FPSS slide image

Parral Ruta de Villa

El Museo Francisco Villa ocupa el edificio desde ...

Más...
FPSS slide image

Desierto Chihuahuense

Muy cerca del poblado de Coyame, a solo 2 ...

Más...
FPSS slide image

Casas Grandes-Madera

Zonas arqueológicas como Paquimé y las 40 Casas

Más...
FPSS slide image

Perlas del Conchos

Ojo de Talamantes, creado por la naturaleza hace ...

Más...
FPSS slide image

Plan de Viaje

El Chepe recorre 650 kilómetros atravesando las Barrancas del Cobre, ...

Más...
SUGERENCIAS PARA VISITAR EN LA SIERRA TARAHUMARA

 

 

RECORRIDO 1:

GUERRERO – TOMOCHI – BASASEACHI – YÉPACHI.

Travesía por carretera que parte de las antiguas misiones del norte de la Tarahumara, iniciando en Cd. Guerrero. Esta ciudad tuvo su origen en 1649 con la construcción de la misión jesuita llamada la Purísima Concepción de Papigochi. Esta zona fue escenario de fuertes rebeliones tarahumaras en los siglos XVII y XVIII. Por la carretera 16 que va a Sonora, se llega a la comunidad de Tomochi, lugar donde se encuentra la misión jesuita de la Purísima Concepción de Tomochi construida en 1688. Aquí tuvo lugar una cruenta batalla de sus habitantes que se rebelaron contra las imposiciones porfiristas a principios del siglo XX. La ruta continúa hasta el Parque Nacional Cascada de Basaseachi, que con sus 246 metros de caída la convierten en la cuarta más alta de América y la vigésima a nivel mundial. El recorrido culmina con la visita a la misión jesuita llamada Santiago de Yepachi, que fue construida a fines del siglo XVII y donde es posible admirar bellos retablos coloniales.

  

 

RECORRIDO 2.

BASASEACHI – OCAMPO – CAJURICHI – URUACHI.

Este recorrido inicia con la visita a la espectacular Cascada de Basaseachi con sus 246 metros de caída libre y continúa hasta Cahuisori. De aquí parte un camino de terracería, por donde se admiran algunas cascadas y se desciende hasta el poblado de Ocampo. Este sitio fue fundado en 1821 cuando comenzaron a explotarse sus minas de oro; algunas de ellas se pueden visitar.  4 km al Este de Basaseachi, en la desviación conocida como Las Estrellas inicia un camino de terracería que llega a la comunidad de Cajurichi, la cual cuenta con una misión que data del año de 1688, conocida como Nuestra Señora de Aranzazú de Cajurichi. En este lugar el camino se divide por un lado (hacia el Este) rumbo a San Juanito, pasando por la zona conocida como “Piedras de Lumbre”, mientras que por el otro (hacia el Sur), desciende desde los densos bosques de pinos hasta un floreciente valle rodeado de una vegetación semiárida, donde se localiza la comunidad minera de Uruachi. Fundado en 1736 con el descubrimiento de sus vetas de oro, este pintoresco poblado aún conserva sus viejas casonas con balcones de madera. Se puede recorre el valle de Las Capuchinas y sus miradores de la Barranca de Oteros o bien, descender hasta el río del mismo nombre, visitando La Finca con sus bellas huertas de árboles frutales.

  

 

RECORRIDO 3:

CREEL – SISOGUICHI – ARAREKO – RECOWATA.

A 2,338 metros de altitud se localiza el pintoresco poblado de Creel, considerado como la entrada a las Barrancas del Cobre. Contando con servicios de hospedaje, alimentación, comunicación y combustible, representa la mayor infraestructura de la sierra. Es interesante visitar la Casa de las Artesanías, que presenta una muestra museográfica de la Cultura Tarahumara. Sisoguichi se encuentra a 30 km al noroeste de Creel, donde se admira una de las primeras misiones jesuitas establecida en 1676 por el Padre Oreña. En sus alrededores se encuentran las pequeñas cascadas de Okimoba y El Salto, además de las cuevas de Chomachi. Arareko se localiza a 7 km al sureste de Creel por un camino asfaltado y a 4 km por terracería. Es un lugar con más de 20,000 hectáreas de bosque de pinos y encinos. Aquí se localiza la misión jesuita de San Ignacio de Arareko construida a principios de este siglo y en fechas señaladas, es posible asistir a las festividades Rarámuri más impactantes de la sierra. Entre sus atractivos naturales cuentan con la cascada de Rukíraso, el lago de Arareko, cuevas con pinturas rupestres y valles con rocas esculpidas por la erosión como el de Las Ranas, el de los Hongos o el de Bisabírachi. Es posible admitir el Cañón de Tararécua y descender hasta las albercas de las aguas termales de Recowata. Son numerosos los recorridos que se pueden hacer como: caminatas, paseos en bicicleta, a caballo, o en vehículo, contratando los servicios en Creel o en las oficinas del Completo Turístico de Arareko. 

 

 

RECORRIDO 4:

CREEL – DIVISADERO – BAHUICHIVO (CEROCAHUI ) – URIQUE.

Tradicionalmente este recorrido se efectúa en el ferrocarril que va de Chihuahua a Los Mochis en Sinaloa, conocido como “Chihuahua al Pacífico”. El Divisadero es uno de los sitios más visitados, y desde su mirador se aprecia la unión entre la Barranca del Cobre, el Cañón de Tararécua y la Barranca de Urique. En sus alrededores es posible efectuar paseos a pie o a caballo. Existe una brecha de más de 9 km que parte del poblado de Areponápuchi y desciende al fondo de la Barranca, con impresionantes visitas en distintos miradores. De Bahuichivo parte un camino de terracería de 18 km que llega hasta Cerocahui. Este poblado está enclavado en un hermoso valle dividido por el río del mismo nombre. La misión de Cerocahui data de 1680 y fue construida por el misionero Juan María Salvatierra, el iniciador de las comisiones californianas. Existen caprichosas formaciones rocosas y cascadas cercanas. Es impresionante admirar la Barranca de Urique desde el punto del Cerro del Gallego, tomando como puntos de referencia al frente el cerro de la Ventana y a orillas del río, el pueblo de Urique. Para llegar a Urique se desciende por un camino sinuoso de terracería que baja de los 2,000 metros de altitud hasta los 600 metros. Existe una gran variedad de especies de aves en este lugar. Se pueden contratar los servicios de transportación terrestre desde Creel aunque el camino de terracería que pasa de Cuiteco a Bahuichivo no es transitable en época de lluvias. 

 

 

RECORRIDO 5:

CREEL – CUSÁRARE – TEJABÁN

A 20 km al Sur de Creel se encuentra la comunidad Tarahumara de Cusárare, con su misión jesuita construida a mediados del siglo XVIII bajo el nombre de los “Santos Cinco Señores de Cusárare”. Actualmente la iglesia está dedicada a la Virgen de Guadalupe y en el mes de diciembre le celebran una fiesta Rarámuri. Hace apenas dos años, se edificó anexo a la Misión, un Museo dedicado a San  Ignacio de Loyola, en donde se exhibe la colección de arte sacro más importante del norte de México. En la región destaca también la cascada de Cusárare con su caída tipo catarata de 30 metros, siendo una de las más hermosas de la Tarahumara. Su acceso es un paseo de una hora a pie o a caballo y es ideal para días de campo o pernoctar acampando. Es posible observar pinturas rupestres y cuevas que los Tarahumares acondicionan para habitar. A 20 km al suroeste de Cusárare se llega al Tejaban por un camino accidentado de terracería. En este sitio se localiza uno de los miradores más impresionantes de la Barranca del Cobre. De ahí parte un camino arriero que desciende hasta el fondo de la misma, por donde corre el río Urique. 

 

 

RECORRIDO 6:

CREEL – HUMIRÁ – LA BUFA – BATOPILAS.

El recorrido Creel-Batopilas es uno de los más largos e interesantes de la Sierra Tarahumara. Son 140 km de terracería que se recorren en 6 ó 7 horas en vehículo pasando por los miradores de la Doble Herradura y el puente de Humirá. En este lugar los exploradores suelen iniciar las travesías de aventura por la Barranca del Cobre. 9 km más adelante en la pequeña comunidad de Napuchi, el camino se divide, continuando hacia el Este, por la planicie de la sierra hasta el poblado de Guachochi, pasando por el lago de Aboreachi; mientras que por el otro camino hacia el Sur, se llega al mirador del impresionante Cañón de La Bufa. A partir de este lugar, el camino desciende desde los 2300 hasta los 500 msnm, pasando de un bosque de pinos con clima húmedo y frío, hasta el fondo de la barranca con ambiente subtropical. Batopilas es uno de los pueblos mineros más pintorescos y atractivos de toda la Sierra. Su origen se remonta hasta 1709 cuando fueron descubiertas sus vetas de plata y se comenzaron los trabajos de explotación en la mina de San Pedro Alcántara. En sus alrededores se encuentran los restos de la antigua hacienda minera de Alexander Shepherd de fines del siglo pasado y la imponente Iglesia de Satevó de principios del siglo XVIII. Existe una brecha que se puede recorrer a pie o a caballo, que une a los poblados de Urique y Batopilas.  Este recorrido pude llevarle 3 ó 4 días.

  

 

RECORRIDO 7:

CREEL – CUSÁRARE – CHOGUITA – NOROGACHI – ROCHEACHI – GUACHOCHI.

Recorrido por una de las antiguas rutas de las misiones jesuitas del siglo XVIII en la Sierra Tarahumara. Los Santos Cinco Señores de Cusárare (1752), Nuestra Señora del Camino de Choquita (1761) y Nuestra Señora del Pilar de Norogachi (1690) son las tres iglesias misionales que se pueden visitar en esta ruta. Especialmente interesante es la Iglesia de Norogachi, donde los Tarahumares celebran algunas de sus fiestas más espectaculares, destacando las de Semana Santa. El camino en su totalidad es de terracería y se requieren de 5 a 6 horas para recorrerlo. En Guachochi son numerosos los atractivos naturales, sobresaliendo los miradores de la Barranca de La Sinforosa, el de las Cumbres de Güerachi, catalogados por nuestros visitantes como de los más impresionantes de la sierra. Por un camino de terracería se llega a las cascadas de Tónachi y a la misión jesuita con este mismo nombre, la cual fue construida en el siglo XVIII. Cerca de Guachochi es posible visitar la Piedra de la Fecundidad, las aguas termales de Agua Caliente y las aguas cristalinas de las Pozas de la Esmeralda. Para estos paseos es necesario contratar guías experimentados que conozcan la región.

  

 

RECORRIDO 8:

PARRAL – HUEJOTITLÁN – BALLEZA – GUACHOCHI.

Esta ruta comprende algunas de las poblaciones más antiguas de la Tarahumara llegando por Hidalgo del Parral; la ciudad fue establecida en el año de 1631 con el descubrimiento de la mina de San José de Parral, siendo muy importante en la época colonial. Actualmente aún conserva parte de su antiguo sabor minero y de sus viejos edificios coloniales. Huejotitlán es un poblado de bellas y antiguas casas rodeadas de un gran bosque de álamos. Su antigua misión jesuita llamada San Jerónimo de Huejotitlán fue establecida en 1633 y aún conserva su estructura original como el altar y los santos. En la comunidad de San Mateo se localizan las ruinas de lo que fuera la misión de San Mateo que data del año de 1641. Siguiendo la ruta se llega a la población de San Pablo Balleza, antiguamente San Pablo de los Tepehuanes. Su fundación data del año de 1607 cuando arribó a la región el misionero jesuita Juan de Font. En esta zona el río presenta numerosos parajes interesantes, así como algunos manantiales de agua caliente, el más conocido se llama El Reventón. Los atractivos naturales de Guachochi son citados en el recorrido anterior.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia