camino.jpg

ORDEN PARA QUE SE PAGUE EL DIEZMO DE LA PLATA EN LUGAR DEL QUINTO

Real Cédula a [Juan de Acuña y Bejarano], marqués de Casafuerte, virrey de Nueva España, en relación la concesión hecha a la minería y comercio de la ciudad de Zacatecas, por las Cédulas de 30 de diciembre de 1716 y 25 de abril de 1719 remitidas a su antecesor el marqués de Valero, de la reducción durante 6 u 8 años del derecho del quinto de la plata que pagaban los mercaderes, comerciantes y rescatadores de plata de aquel Real y sus agregados, debiendo sólo satisfacer el diezmo y se ordenaba al virrey que remitiese al Consejo de Indias los autos originales que hizo Francisco Pagave, visitador de la Real Hacienda, contra los mineros y vecinos de dicha ciudad y los del ofrecimiento y depósito de 40.000 pesos que éstos hicieron, para conocer por ellos si este depósito lo habían hecho por vía de indulto de las causas que había fulminado el referido visitador contra los mineros y mercaderes por extracciones de plata sin quintar, o si lo hicieron por vía de donativo con el fin de que se concedierse a aquella minería y comercio la gracia que solicitaban, tanto de que el pago del diezmo de derechos de la plata corriese para todos los que no eran mineros, vecinos y moradores de aquella jurisdicción y para que no se hiciese cargo particular a ningún minero de aquel reino y sus agregados por la correspondencia de la marca de la cantidad de azogues que se reparten a su minería sino a todo el cuerpo de ella en común; ordenándole, asimismo, que convocase una junta donde concurriesen los mineros más prácticos y celosos para que se tratase en ella sobre el perjuicio o utilidad que se seguiría a la Real Hacienda si se redujese el derecho de quinto de la plata que pagan los mercaderes y comerciantes al diezmo con que contribuyen los mineros, informando detalladamente del parecer y dictamen de cada uno, con la condición que a dicha junta debía concurrir Juan José de Veitia, del Consejo de Indias, que residía en la ciudad de Puebla de los Ángeles, y que en caso de éste que no pudiese asistir personalmente a ella, diese su dictamen por escrito, como se ordenó a éste por Despacho de la misma fecha, en el que también se le encargaba que informase separadamente sobre la proposición que hizo la minería de Zacatecas de que no se hiciese cargo en particular a ningún minero de aquel Real y aus agregados por la correspondencia de la marca de azogues que se les reparten, sino a todo el cuerpo de ella en común.

En cumplimiento de las dos Cédulas mencionadas, el virrey marqués de Valero remitió testimonios de las diligencias ejecutadas y pareceres dados sobre los puntos expresados, junto con el dictamen que se había acordado en la junta de mineros que convocó, que se realizó el 24 de enero de 1721, y habiéndose visto previamente el informe de Juan José de Veitia, de común acuerdo se determinó que sería muy importante para la Real Hacienda que en todo el reino de Nueva España y en el resto de las Indias, toda la plata fuese del diezmo y también se resolvió que se pusiese en los autos de esta dependencia un traslado de otra junta que se hizo sobre el mismo asunto el 8 de mayor de 1700, en tiempo del virrey conde de Moctezuma, en la que se tuvo por conveniente que el quinto de la plata se redujese al diezmo por las razones que se ofrecieron entonces, y que el marqués de Valero remitiese al Consejo de Indias los autos originales que hizo el visitador Francisco Pagave contra los vecinos y mineros de Zacatecas y los del ofrecimiento de los 40.000 pesos e indulto que se les concedió. Además, que se ordenase a los oficiales reales de Zacatecas que diesen certificación de lo que habían importado los reales derechos de la plata en el tiempo que habían pagado diezmo y lo que produjeron cuando se pagaba quinto, cotejándolo con un quinquenio anterior. Y por esta certificación se reconoció que en el tiempo que se pagaba diezmo, que fueron 10 años, desde 1711 hasta 1720, resultó un aumento de la Real Hacienda en 852.031 pesos más de lo que había importado los años antecedentes en los que se contribuía con el quinto, concluyendo el marqués de Valero que se debía de hacer perpetuo el privilegio concedido a la minería de Zacatecas de que toda la plata y oro de mineros y rescatadores contribuyeran con el diezmo, haciéndose extensivo esto a los demás reales de minas de Nueva España, Nueva Galicia, Nueva Vizcaya y provincias de Guatemala, pues de ello se seguiría un considerable aumento de la Real Hacienda.

Visto en el Consejo de Indias todo lo mencionado, junto con la carta de Juan José de Veitia de 23 de agosto de 1720 y el parecer de Lorenzo Cano Cortés, se resuelve que en todos los minerales de esa gobernación y reino de México se pague de forma general el diezmo de derecho de la plata, en lugar del quinto, tanto por los mineros como por los aviadores de minas, rescatadores de plata, compradores de ella, folleros y demás personas, y que la misma providencia se extienda y practique en dicha gobernación también con respecto al oro pues concurren las mismas razones y fundamentos para lo uno y para lo otro. Y en cuanto al repartimiento de los azogues, se ordena que se observe la práctica que se ha tenido hasta aquí y las órdenes dadas sobre este asunto, haciéndose cargo a cada individuo de los que se le reparten, sin que por este motivo se haya de restituir a la minería y comercio de Zacatecas bajo ningún pretexto los 40.000 pesos que dio y que se remitieron a España, puesto que se comprobó que esta cantidad no fue concedida solo por la gracia que solicitaban sino también por vía del indulto de los fraudes que había comprobado el visitador Francisco Pagave, ordenando al virrey que disponga que se observe, cumpla y ejecute este Despacho y todo lo contenido en él, dando las órdenes necesarias para ello y las providencias convenientes para que en el distrito de esa gobernación y en el reino de México se cobre, universal y generalmente, el diezmo de derechos en lugar del quinto, tanto de la plata como del oro, sin distinción de que se saquen por fuego o por azogue, ni que sean o no mineros, por ser voluntad real que todos gocen por igual de este beneficio y que se eviten por este medio las sustracciones que se solían ejecutar, esperando que no se hagan éstas en adelante, debiendo actuar con la mayor severidad con los que continúen con las ocultaciones.

Nota al margen: "fecho con duplicado".

Fuente: Orden para que se pague el diezmo de la plata en lugar del quinto. Archivo General de Indias. GUADALAJARA, 233,L.11, F.101V-110V. Código de Referencia:ES.41091.AGI/22.7.3.18//GUADALAJARA,233,L.11,F.101V-110V. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia