historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
SE PROPONE A BENITO JUÁREZ REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

 

Señor licenciado don Benito Juárez

Mi amado compañero y señor de mi respeto:

Tuvo usted en 1862 la bondad de recibirme en audiencia particular, por recomendación eficaz del antiguo escribano José María Arteaga, ayudante de usted entonces; la tuvo usted en escuchar con toda atención un trabajo político mío que envolvía un proyecto y su respuesta que no olvido aún fue esta:

"Compañero, buena o mala la Constitución de 57, es la ley del país; creo que debe reformarse; haría usted bien en presentar al Congreso ese proyecto, contando con la influencia del gobierno para que se apruebe... En cuanto a la licencia para que se publique, creo que la publicación serviría de justificación de la intervención extranjera sobre México".

Fue mi respuesta: "ciertamente; no insisto" y me retiré a pensar y meditar lo que debía hacerse.

He sido testigo de todos los sucesos de entonces acá; nada me ha sido indiferente ni despreciable y después de valuar la situación presente creo, en mi corazón y en mi razón, que o se establece para siempre la república, gobierno que únicamente conviene a México, o ésta perece por la guerra civil, que se encenderá para no extinguirse ya más.

Es ésta mi época; salgo gustoso al palenque en el que nunca quise presentarme; pero es indispensable presentarse en él, so pena de ser un indolente para quien nada significan el amor propio ni el patrio.

Yo creo y siempre lo he creído que la república no ha arraigado entre nosotros, porque lejos de haber establecido la base que únicamente es el reglamento sobre el sufragio público popular, le dimos en el principio una latitud de que era inseparable el abuso y después lo restringimos a un corto término que ha impedido la generalidad, la libertad, la legitimidad de la elección.

A evitar ambos extremos, igualmente perjudiciales, tiende mi proyecto últimamente abrazado con vista de los sucesos ocurridos hasta las observaciones de gobernación a la última ley y a la iniciativa a favor de la elección directa.

Me creo obligado, con más razón que en 1862, a instruir a usted como jefe del estado y el hombre más apto para juzgar y resolver de mis ideas y mis planes políticos.

¿Tendrá usted la bondad de recibirme privada y amigablemente?

He aquí el objeto de esta carta, de que me aprovecho para ofrecerle mi amistad y mis servicios.

Licenciado Luis de Ezeta

[Nota autógrafa de Juárez]

Que venga a las cuatro de la tarde de cualquier día.

Fuente: Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia