historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
BENITO JUÁREZ CRITICA LA POLÍTICA DE ABSTENCIÓN

 

Sr. gobernador don Mariano Escobedo

San Luis Potosí

Estimado amigo:

Tengo a la vista la favorecida de usted, fecha 27 del pasado, y mucho le agradezco las noticias importantes que tiene la bondad de comunicarme, relativas principalmente a los proyectos de Pedro Martínez.

Como éste obra ya de acuerdo con el Gral. Treviño, no debemos suponer que intenta un movimiento local limitado sólo al estado de Nuevo León, sino que sus planes revolucionarios se relacionan con los concebidos en diferentes puntos de la República y que tienen su origen en esta misma capital.

Ya sabrá usted, por el señor ministro de la Guerra, lo que aquí sucedió antes de ayer. Lograron los revoltosos seducir a la fuerza que guarnecía La Ciudadela y se pronunciaron en aquel importante punto, aumentando, desde luego, sus filas con más de 800 forajidos que estaban encerrados en la cárcel de Belén y a quienes pusieron en libertad.

Grandes eran los elementos de guerra y los medios de resistencia que tuvieron a su disposición los pronunciados al apoderarse de La Ciudadela y sin embargo nada pudieron hacer, pues ocho horas después ocupaba el Gral. Rocha aquel punto y todo volvía a quedar en paz, cayendo prisioneros los que no sucumbieron en la pelea.

Por desgracia, ese nuevo escarmiento dado a los revoltosos ha costado bastante sangre y tenemos que lamentar la pérdida de algunos buenos y leales servidores de la nación.

No cabe la menor duda de que hay una maquinación infernal que tiene por objeto trastornar el orden público encendiendo nuevamente la guerra civil y lo inconcebible es que haya en estas circunstancias quien recomiende la política de abstención, pretendiendo que hombres de corazón y de antecedentes intachables se muestren neutrales si no quieren ser cómplices para que de este modo pueda, con menos tropiezos, triunfar más tarde la revolución.

Los que así razonan, consultando solamente sus pasiones del momento o sus miras personales, no comprenden que la lucha, si llegase a ser duradera, tomando proporciones colosales, acabaría por producir, en último resultado, la ruina de la nación, que nunca aceptaría un orden de cosas, sea cual fuere, que no tuviese por origen el principio de legalidad, sin el cual serían ilusorias nuestras instituciones.

Por fortuna, la experiencia de los últimos acontecimientos ha demostrado, de una manera inequívoca, el buen sentido de los pueblos y debemos esperar que serán impotentes los esfuerzos de los revoltosos, sean cuales fuesen los pretextos de que se valgan para llevar a cabo los planes disolventes que acaricien en estos momentos, sin detenerse a pensar siquiera en lo que podría suceder en el porvenir.

Siga usted favoreciéndome con sus letras y teniéndome al corriente de cuanto ocurra por el rumbo de Nuevo León, y yo a mi vez informaré a usted de cuanto sepamos por acá, quedando entretanto de usted afectísimo amigo y atento seguro servidor que besa su mano.

(Benito Juárez)

Fuente: Benito Juárez. Documentos, Discursos y Correspondencia. Selección y notas de Jorge L. Tamayo. Edición digital coordinada por Héctor Cuauhtémoc Hernández Silva. Versión electrónica para su consulta: Aurelio López López. CD editado por la Universidad Autónoma Metropolitana Azcapotzalco. Primera edición electrónica. México, 2006. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia