historia.jpg

REAL CEDULA PARA QUE SE DESTIERREN LOS DIFERENTES IDIOMAS, Y SOLO SE HABLE EL CASTELLANO

 

REAL CEDULA PARA QUE SE DESTIERREN LOS DIFERENTES IDIOMAS QUE SE USAN EN ESTOS DOMINIOS, Y SOLO SE HABLE EL CASTELLANO.

EL REY.--

Por quanto el M. R. Arzobispo de Megico me ha representado en carta de 25 de Junio del año próximo pasado que desde que en los vastos dominios de la América se propagó la Fé católica, todo mi desvelo y el de los Sres. Reyes mis gloriosos predecesores, y de mi consejo de las Indias ha sido publicar leyes, y dirigir Reales Cédulas á mis Virreyes, y Prelados Diosesanos á fin de que se instruia á los Indios en los dogmas de nuestra Religion en castellano y se les enseñe á leer y escribir en este idioma que se debe estender, y hazer unico y universal en los mismos dominios por ser el proprio de los Monarcas, y conquistadores para facilitar la administracion, y pasto espiritual á los naturales, y que estos puedan ser entendidos de los superiores, tomen amor á la nacion conquistadora, destierren la idolatria, se civilizen para el trato, y comercio, y con mucha diversidad de lenguas no se confundan los hombres como en la Torre de Babel, á cuio fin se ha ordenado tantas veces á todas las gerarquias, que se establescan, escuelas en castellano en todos los pueblos, y que los obispos y parrochos velen sobre su observancia.

Que estas santas, justas y repetidas determinaciones, y decretos Reales no han llegado á lograr su efecto, y parece que cada dia se indisponen mas los animos, respecto de que pasados mas de dos siglos, y medio se mantienen en lo mas descubierto, y civilizado como es en México, y Puebla muchos, y diferentes idiomas en que los Indios estan cerrados, reusando aprender el castellano, y el embiar sus hijos á la escuela, y aun en las inmediaciones á la capital de Megico en el corto espacio de dos leguas en un propio curato hai pueblos megicanos y otomies verificándose esto mismo en otras partes, no por que los naturales no entiendan el castellano, sino por que no quieren hablarle, mediante que ha visto pobres indias que entienden castellano, otomi, y megicano y al cura y sus vicarios nunca les hablaban en castellano, sucediendo lo mismo con los alcaldes maiores y justicias valiéndose estos del intérprete.

Que la raíz de este daño está en que se ha mirado con escrupulosidad la provicion de curatos en sugetos de los idiomas de los naturales, y como sus parrochos y ministros, quienes siempre tratan, ven les hablan en su lengua, y predican y esplican la doctrina christiana en ella poco, ó nada se ha adelantado, ni adelantará, si no se aplica el remedio, á causa de los parrochos y ministros hazen alarde de estar cada dia mas espeditos en los idiomas con la frequente comunicacion con los naturales, y no hai quien promueva en los pueblos el castellano antes bien tiene noticia de que les imprecionan en que es falta de respeto hablar en castellano, y se les castiga si lo hazen, cuia imprecion nace de dos bajos conceptos: uno de persuadirse los clerigos criollos que el modo de afianzar en ellos la provicion de los curatos, y escluir á todo europeo son los idiomas: y el otro que estinguidos estos se les quitaba el título á que ordenarse, á demas de que en los naturales es propensa la inclinacion á retener su propia lengua dificultando los arbitrios para aprender otra agena añadiendo algo de malicia para ocultar sus acciones de los españoles, y no contestarles derechamente quando conciben que no les tiene cuenta, que para cortar semejantes males, y que no tomen mas cuerpo cada dia el seguro remedio era hazer la provicion de los curatos en los sugetos de mas mérito, aunque en los pueblos haia algunas personas que ignoren el castellano con la obligacion de mantener vicarios del idioma para los casos urgentes de administracion de sacramentos.

Que es cierto que el pastor debe entender la voz de sus ovejas, y por esta regla han creido algunos ser mas estrecha la obligacion de que los parrochos sepan el idioma de cada pueblo de la América; pero esta rason en nada convence por que los obispos son los primeros pastores que han de vicitar todos los pueblos, y curar las enfermedades de sus ovejas á los que ni entienden, ni pueden enteder todos sus diferentes idiomas, y nunca han pensado mis Predecesores ni Yo colocar con preferencia á los que lo saben por que ninguna utilidad resultaria de ello, y acaso muchos perjuicios.

Que si solo se hablasse megicano en una Diocesis, ya fuera natural, y mas urgente la obligacion de proveer parrochos de este idioma; pero haviendo en el mismo Arzobispado á demas de aquel otros mui distintos, como son el Otomi, Huasteco, Mazahua, Tepehua, y Totonaco, y en cada Diócesis otros mui diferentes mediante que en el de la Puebla á demas de los referidos hai Chocho, Misteco, Tlalpaneco, Olmeco, dos generos de Totonaco, y en Oaxaca Tarasco, y Zapoteco, resulta un desorden que solo con la esperiencia se puede conocer, viendo pueblos mui inmediatos mantenerse cada uno en su propio idioma, como si distaran muchas leguas, y aun en Tlaxco de la Diocesis de la Puebla se ve que de dos varrios que tiene uno es otomi, y otro Tepehua.

Que quando Hernan Cortés hizo la conquista desde Yucatan hasta Megico solo se hablaba el megicano, ó lengua culhua que era lo mismo, y la entendian perfectamente Doña Marina y Geronimo de Aguilar, no obstante que los españoles atravesaron todo lo que hoy es Diocesis de Yucatan, la Provincia de Tabasco, la Diocesis de Tlascala, que es la Puebla de los Angeles, y el Arzobispado de Megico, y en todo aquel territorio al presente hai otros diferentes idiomas compuestos del otomi, y megicano, y con otros diversos terminos, y pronunciacion, para los que se han compuesto artes y modos de aprenderlos, quando no se puede negar que el conquistador solo conocia las lenguas megicana, y otomi, y esta acia la parte de Mechoacan.

Que el cura que es castellano, y no sabe otro idioma procura con esfuerzo estender el suio, encarga, y precisa á los feligreses á que le hablen de él, promueve las escuelas en castellano; y al contrario el de idioma siempre habla de él y mira con poco aprecio el castellano, enseña la doctrina en el idioma, y no pocas veces deslizandose en errores, por que es mui dificil, ó casi imposible esplicar bien en otro idioma los dogmas de Nuestra Santa Fé, Catolica, sobre que han tratado tanto los Santos Padres, y Teologos especialmente en los Misterios de la Encarnacion, y Eucharistia para afianzar, y purificar las espreciones; y no procurando desterrar los idiomas acontece que un clerigo de menos merito, de bajo nacimiento, y tal vez de peores costumbres, lograr, por saber un idioma, un curato que debia ser premio de un sujeto mas condecorado.

Que en los colegios de Megico, Puebla, y otras capitales se educan los jovenes mas distinguidos en nacimiento, habilidad, y es cosa dura que despues de fatigarse en el estudio de facultades maiores, vean ser promovidos á curatos clerigos de idioma, que á lo mas han estudiado una suma de moral, pues cuesta mucho trabajo, y desvelo el aprender los españoles otro idioma, quando no se han criado con los naturales; por lo que su dictamen no era, ni podia ser que por ahora se dejassen sin Ministros del idioma á los pueblos sino que se pusiesse el principal cuidado en que los parrochos no pierdan por saber solo el castellano aunque podia suceder que si al principio de la conquista se hubiesse puesto todo el empeño en enseñar á los Indios el castellano en menos de medio siglo se hubiera conseguido; lo cual ha consistido en que al principio los Regulares vincularon en si los curatos manteniendo los idiomas, y despues que los seculares los han aprendido ha sido trascendental el perjuicio; procediendo en esto contra la practica de los conquistadores, como los Romanos introdujeron su lengua en las Naciones conquistadas.

Que para que este mal se remedie le parecia tambien que si fuesse de mi Real agrado se encargasse á los Obispos que en las propuestas que se hazen para curatos se atienda unicamente al maior merito, aunque ignoren el idioma con la obligacion de tener los vicarios que fuessen necessarios, respecto de que podia alegar casos de haverse hecho provicion de curatos de pueblos de puro idioma en clerigos sin el, como sucedió en Xuchittepec que es de aquel Arzobispado, Huaquichula, San Felipe, y Totimehuacan en el Obispaso de la Puebla, y haver logrado en pocos años que los Indios confessassen, y supiessen la doctrina en castellano, en lo qual nada se perjudicaba á los clerigos nacidos en aquellos paises antes se seguiria el maior beneficio á las Diocesis en tener por parrochos sugetos creados en Seminarios de mejor parte, de mas letras, y mas desinteres, que los clerigos Mercenarios á los que no les puede faltar título á que ordenarse, pues es mejor que sea el de administracion segun se practica en algunas Diocesis de la Nueva España y el recelo de que fuessen europeos á ser parrochos, era imaginario, á causa de que nunca mi Real Piedad dejaria sin premio á los nacidos en aquel pais, ni era posible que estos baian á oponerse á no ser algun familiar de Prelado, al que si le acompañasse la ciencia, y virtud, no era justo perdiesse por ser europeo: y finalmente por todo lo espresado se podrian entender por todos los Ministros Reales dentro de pocos años á los naturales, sin la necessidad de interpretes que con facilidad se pueden corromper: los obispos serian igualmente entendidos en todos los pueblos de sus Diocesis: los Indios no quedarian tan espuestos á ser engañados en sus tratos, comercios, y pleitos: los parrochos estarian mas uniformes: los colegiales de tantas comunidades respetuosas de aquellos dominios lograrian el premio de sus desvelos, y con la emulacion creceria el adelantamiento; y toda la tierra podria gobernarse con mas facilidad. Y vista la citada carta en mi Consejo de las Indias, con lo que en su inteligencia, de los antecedentes del asunto, y de lo que al mismo tiempo representó el Marquez de Croix mi actual Virrei de las enunciadas Provincias de Nueva España en otra de 27 del espresado mes, y año, epusieron mis Fiscales, y consultandome sobre ello en 17 de Febrero del presente. He resuelto aprobar los medios que propone el nominado Arzobispo de Megico, y mandar espedir Reales Cedulas circulares para que se practiquen, y observen igualmente en todos mis dominios de la America con advertencia de que los pagares en que se hallen inconvenientes en su practica me los represente.

Por tanto por la presente ordeno, y mando á mis Virreyes del Perú, Nueva España, y Nuevo Reyno de Granada, á los Presidentes, Audiencias, Governadores y demas Ministros, Jueces y Justicias de los mismos distritos, y de las Indias Felipinas, y demas adiacentes y ruego, y encargo á los MM. RR. Arzobispos RR. Obispos á los Cavildos en Sede vacantes de sus Iglesias, á sus Provisores, y Vicarios Generales á los Prelados locales de las Religiones y á otros qualesquiera Jueces eclesiasticos de aquellos mis Dominios que cada uno en la parte que respectivamente les tocare guarden, cumplan, y egecuten, y hagan guardar, cumplir, y egecutar puntual, y efectivamente la enunciada mi Real Resolucion, disponiendo que desde luego se pongan en practica, y observen los medios que van epresados, y ha propuesto el mencionado Muy Reverendo Arzobispo de Megico, para que de una vez se llegue á conseguir el que se estingan los diferentes idiomas de que se usa en los mismos dominios, y solo se hable el castellano como está mandado por repetidas Leyes, Reales Cedulas, y ordenes espedidas en el asunto: estando advertidos de que en los pagares que se hallen inconvenientes en su practica deberan representarmelo con justificacion á fin de que en su inteligencia resuelva lo que fuere de mi Real agrado por ser assi mi voluntad.

Fecha en Madrid á 16 de Abril de 1770.--

YO EL REY.—

Por mandado del Rey N. S.--

Don Tomas del Mell.

Se respeta ortografía de origen.

Fuente: Legislación mexicana o colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República. Ordenada por los licenciados Manuel Dublán y José María Lozano. Creative Commons.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia