historia.jpg

Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
El SANTO OFICIO

 

En Nueva España actuó asimismo, con funciones de autoridad, el Tribunal del Santo Oficio o Santa Inquisición. Este tribunal fue establecido por los Reyes Católicos a fines del siglo XV, cuando el peligro que representaban los judíos aparentemente convertidos a la Fe Católica se consideraba grande. Era, sin embargo, un organismo distinto de la Inquisición Romana. Tenía por objeto primordial perseguir la herejía, a la cual la ley consideraba como un delito, y pretendía, asimismo, castigar otros tipos de delitos menores.

Las penas de la Inquisición eran variadas. Iban desde la simple reconciliación (especie de arrepentimiento público), hasta el encarcelamiento, la confiscación de bienes, el destierro, etc. Si el individuo había cometido delitos graves, era “relajado al brazo secular” (entregado al gobierno), lo que implicaba pena de muerte en la hoguera; pero si mostraba arrepentimiento, moría en “garrote” (ejecución por ahorcamiento en una silla especial).

En Nueva España solo fueron ejecutadas 43 personas en los casi tres siglos en que funcionó la Inquisición, la cual no tenía derecho a juzgar a los indios, sino a los demás habitantes. Contra lo que se sabe, la inquisición no inventó el tormento que la ha hecho célebre, ya que todos los tribunales de entonces y aún de fechas recientes, han considerado que éste, es indispensable en los procesos penales, sin embargo está escrito que la Inquisición fue el primer tribunal del mundo que mejoró su aplicación al reglamentarlo evitando así que quedara al antojo de los jueces argumentando que no era un castigo sino un medio de prueba para hacer que el individuo confesara y era usado sólo en casos de duda. Sin embargo, el Santo Oficio degeneró en sus últimos años, al dejarse llevar en sus actividades más por razones políticas que por religiosas.

Existe una “leyenda negra” surgida de opiniones interesadas en reprobar la obra de España y de la Iglesia en América. Los principales promotores de la Independencia de México fueron juzgados por este Tribunal.

Fuente: M.C. Gilberto J. López Alanís. Diccionario de la Independencia en las Provincias de Sonora y Sinaloa. Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa. (Diario del Secretario de Ignacio López Rayón, dic. 1812; gaceta de México., 5 de marzo 1812; Hernández y Dávalos: D.H.G.I., t.I, p. 29; Villaseñor y Villaseñor, A.: Biografía de los Héroes y Caudillos de la Independencia, t.I. pp. 202-207; Bustamante: C.H. t.I. pp. 176, 178-179). Retrato de Rina Cuellar.

 
Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Agregar a Favoritos      Ligas de Interes     Mapa del Sitio      Miembro Honorable     Fuentes/Creditos      Contacto/Buzon de Sugerencia